Make your own free website on Tripod.com

[Principal]
[Arriba]
 

                

 

 

webmaster:
ofelia_trillo@hotmail.com



VIRGEN DE FATIMA

IR A VIRGEN DE FATIMAvirgen de fatima

 

El humo en fas Torres Gemelas revela un | rostro demoníaco. El tercer secreto de la | Virgen alude a la presencia del diablo a | través de crímenes y atentados. |

rosario

 
  los pastorcitos La imagen ilustra el encuentro  
  CON EL INICIO DE LA NUEVA GUERRA EL DESTINO DE LA HUMANIDAD ESTA EN JUEGO. MARIA/ LA MADRE DE DIOS/ LO ANUNCIO EN FATIMAEN 1917. DAMOS A CONOCER SUS PROFECIAS, OCULTADAS POR LA IGLESIA DURANTE DECADAS PARA NO SEMBRAR DESESPERANZA ENTRE LOS HOMBRES. HOY SUS REVELACIONES SE HACEN REALIDAD Y A LA VEZ SEÑALAN EL CAMINO PARA LA PAZ MUNDIAL.

en 1917 la Virgen hizo su aparición en el pueblo de Fátima an- te tres niños. En esa.ocasión reveló una serie de acontecimientos que sucederían en el futuro. — El mensaje anunciaba guerras y calamidades por las que atravesaría la humanidad antes de arribar a una nueva era de hermandad y fe. Vaticinaba el fin de este mundo seguido por el advenimiento de uno nuevo y mejor. Cuando el Papa Pío XII tuvo acceso a las revelaciones de la Virgen, decidió no darlas a conocer para no sembrar pánico ni desesperación. También el Papa Juan XXIII dispuso que no fueran divulgadas durante su pontificado. El contenido de las revelaciones era demasiado terrible para pensar que lo anunciado pudiera suceder en un futuro cercano. Sin embargo, el tiempo hizo su trabajo y el mensaje de Fátima se | hizo público pero no de manera completa; primero sólo se publicaron sus I dos primeras partes; restaba conocer la | tercera llamada el Tercer secreto de | Fátima. En esta última revelación la \ Santa Madre advierte que el mundo se- | reducido a un mar de llamas si la hu- | manidad persiste en alejarse de las en- | señanzas de Jesús. Si hasta ahora el Vaticano había mostrado reticencia por temor al sensacionalismo, es importante hoy su divulgación para que, al unirse la humanidad en oración, se pueda evitar el desastre anunciado. La Virgen anuncia una época de sufrimiento, pero también anticipa un renacimiento siempre que estemos dispuestos a seguir los principios cristianos. En esta nota, damos a conocer el Tercer secreto y las advertencias de María acerca de lo que deberán hacer los hombres para alcanzar la salvación

LOS PRIMEROS | ANUNCIOS |

Cuando la Virgen hizo su aparición ante  Lucía, Jacinta y \ Francisco, los tres ' niños de Fátima, les J reveló tres secretos ft que fueron escritos r -^ por Lucía en 1941. ;  En ellos se predi cen hechos que  luego acontecie cieron y se pide que  no se persiga a la  Iglesia ni se ofenda a Dios, pues  esto provocará * su furia.El Primer Secreto era una vi sión del Inficrno como un
 

mar de fuego, las almas que allí se encuentran gimen de desesperación. Los gritos de los pecadores llegaban hasta los oídos de los pequeños. En la visión también aparece Jesús mirando el atroz espectáculo. Lo que más impresionó a los tres niños fue el dolor y sufrimiento que mostraba el rostro del Hijo de Dios. También revelaba el fin de la Primera Guerra y el surgimiento de Rusia como potencia mundial. El Segundo Secreto se refiere a la Segunda Gue- rra Mundial y advertía acerca del poder ruso, su expansión mundial, guerras y persecucio nes en contra de la Iglesia por esta cau sa. En esta segunda revelación la Virgen pedia que se  consagrase el In- maculado Corazón de Jesus dentro de Rusia, hecho que se cumplió, recién en 1984 con el Papa Juan Pa- blo II. En este Segundo Se creto María advertía que los hombres no estaban ponien- do en práctica los Diez Mandamientos, que el demonio se apoderaría mundo rápidamen- | ' sembrando odio y  cizaña por todas para humanidad se perdería irremedia- , blemente. Aconsejaba el rezo del rosario y, después de cada miste rio, que incluyeran esta oración: Jesús perdona nues- tros pecados, lÍbra- nos del fuego del infierno: lleva al ' , cielo a todas las almas, especial- mente a las más necesitadas por tu misericordia. Recomendaba que | los hombres se consagren a la comunión, que estén en paz con Dios y | que no ofendan su nombre. María | alertaba que el castigo de Dios se haría sentir de la manera más estruendosa.

IA TERCERA REVELACION |

En su tercera revelación María dio a | conocer lo que nos aguarda. Sus pala- | bras fueron muy precisas: "Ve hija | mía, di lo que pasará entre los años : 1950 y 2001. El demonio está dirígien- | do al mundo, sembrando odio y cizaña | por todas partes. Dios castigará a los | hombres por sus crímenes, la guerra y | el hambre. La guerra empezará contra | Roma. Habrá conflictos entre órdenes | religiosas. Un hombre en un puesto :; muy alto será asesinado y esto provocara una guerra." | Muchos creen que lo que se anuncia | en este Tercer Secreto es un nuevo | atentado contra el actual Papa. La guerra se llevará a cabo con armas mortales, hechas por el hombre, que destruírán extensas partes del globo en tan sólo unos minutos. Sin duda no se puede dejar de asociar el peligro de la actual guerra con estos vaticinios. El anuncio continúa: "La mitad de la humanidad será destruida de la manera más cruenta. Los faltos de caridad hacia el prójimo y los que no se amen los unos a los otros... no pueden sobrevivir. Quienes han sido fíeles a las Sagradas Escrituras, sobrevivirán y nada deben temer." También afirma que la guerra iniciada por el hombre será acompañada con terremotos, inundaciones, fuego y un frío glacial. "Habrá una noche muy fría que hundirá al mundo en la oscuridad durante setenta y dos horas; luego sobrevendrá un terremoto que durará ocho horas. El movimiento será tan poderoso que desplazará a la Tierra veintitrés grados de su órbita y luego la volverá a su lugar". "Para quienes no crean en la palabra de Dios el castigo será atroz. Desearán haber muerto. Millones de hombres perderán la vida en segundos. La clase de castigos que están frente a nosotros. El mensaje de la Virgen invita a acercarse a Dios y a recuperar la fe. son inimaginables y vendrán, no hay | duda."  "Hasta en el último momento hay posibihdad de convertirse a la fe cristiana ¡ y salvarse. Llamo a todos a que vengan | hacia mi hijo Jesucristo. Dios ayuda al | mundo, pero todo aquel que no dé testi-| monio de fidelidad será destruido de la | peor forma." "Una vez que pase el terremoto, gases i mortíferos recorrerán la Tierra, pero los | buenos, quienes propaguen el mensaje | de Dios no deben tener miedo a nada de : esto, pues nada Ies ocurrirá." ^ : "Luego la tierra y el cielo se aquieta- I rán, surgirán las estrellas en una noche I espléndida. Aparecerá en el cielo la gran « Cruz Mística, que nos recordará el pre- ' ció que pagó el Hijo de Dios por la redención del Hombre. Todo habrá terminado y a la vez habrá comenzado para aquellos que por su Fe hayan sobrevivido. Serán hombres buenos, con templanza y fe en Dios, los que construirán un mundo nuevo a partir de los desechos de aquel otro mundo que se destruyó por su impiedad. Se comenzará a vivir una nueva edad de la humanidad."

EL TESTIMONIO DE LUCIA

Hace unos años, antes de darse a conocer el Tercer Secreto de Fátima, un enviado del Papa visitó a la hermana Lucia, uno de los tres testigos del Mensaje de María. Ella es la única que aún vive. Es monja de clausura y no tiene ninguna comunicación con el mundo exterior. Aparte de las de Fátima, ha tenido doce apariciones y locuciones más y también una visión de Cristo en la Cruz, con su sangre cayendo sobre un cáliz. Vive en Coimbra, Portugal, consagrada a la oración. En esa oportunidad el embajador papal la encontró muy afligida, ella le explicó: "Nuestra Señora está muy triste, porque nadie ha tomado interés en su profecía de 1917. Así los justos deben sortear todo tipo de dificultades y apremios, mientras que  los malos caminan seguros llevando al ¡ mundo hacia su destrucción y, créame ; Padre, el castigo vendrá muy pronto. Quienes seguimos los evangelios sabemos que la ira de Dios no se hará esperar." Un llamado de atención que nadie más advirtió, y que hoy es momento de \ escuchar. |

¿SE AVECINA UNA CATASTROFE?

El inicio de la actual guerra mundial plantea una visión apocalíptica de los tiempos en que vivimos. Nueva York la ciudad que parecía más defendida y ; segura del mundo ha mostrado ser vul- | nerable. Las emblemáticas Torres Ge- | melas, símbolo de la magnificencia | norteamericana, así también como el | Pentágono fueron destruidos de la for- | ma más inesperada. El mundo en su | conjunto está amenazado. Todo indica | un desborde y una generalización del \ conflicto que podría incluir a todo el | planeta, cuyas consecuencias serán | atroces por el poder de las armas que | se disponen a usar y la cantidad de | muertos que se preven. Estos hechos  no son nuevos, son el resultado de una serie de acciones devastadoras para el mundo, que han llevado adelante algunos hombres. No solamente producto de la violencia entre países o facciones, sino de las reiteradas y cotidianas faltas a los principios cristianos en que se han sumergido los hombres. Ninguna acción, por más privada que parezca, está aislada del resto, todo el mundo participa de la moral de su tiempo. Alejarse de los principios religiosos en la vida privada implica también aceptar ese abandono por parte de los líderes de las naciones. La corrupción moral y religiosa profetizada en Fátima ha llegado a su más alta expresión, y con ella la ola de crímenes y acciones violentas por parte de las naciones. En sus apariciones en Fátima la Virgen advertía que la humanidad se estaba alejando de los principios básicos religiosos: los Mandamientos. El mundo entero se ha transformado en una nueva Sodoma, en la que reinan la corrup-ción y la violencia. Estas son las razo- | nes por las cuales secreto. Ya no quedan ^ dudas, estamos cerca del último minuto del último día y la catástrofe se aproxima. El mensaje de María al mundo entero es comenzar a rezar y hacer penitencia.

72 HORAS EN QUE REINARA LA NOCHE

¿Qué hacer ante estos terribles vaticinios? La Madre de Dios aconseja al hombre reflexionar, rezar y dar testimonio de fidelidad y entrega a Dios. La Virgen exhortaba: "Hablen a todas las almas, queda muy poco tiempo, los que callen ahora se harán responsables por el gran número de almas que se pie den debido a la ignorancia".  En sus apariciones, la Virgen ha pedido que los fieles comulguen el primer sábado de cada mes, durante cinco meses, para restablecer el lazo de unión con Dios que se engendra en la eucaristía. Sin embargo, si finalmente el enojo de Dios recae sobre el mundo, los fíeles no deberán temer. Quien sea bueno de espíritu podrá sobrevivir al desastre: "Todos los que recen humildemente mi rosario alcanzarán la gran protección del cielo". Se recomienda cerrar muy bien puertas y ventanas y limpiarlas con agua bendita. Los hogares deben iluminarse únicamente con velas consagradas durante las setenta y dos horas en que reine la noche. La familia debe reunirse y rezar juntos el rosario, con humildad, acercándose a Dios e implorando su misericordia. "No se deberá mirar hacia fuera. El castigo de Dios es Santo, una vez comenzado no deberán mirar, ya que Rl no quiere que ninguno de sus hijos vea cuando castiga a los pecadores. Luego lle- gara el terremo- to, los justos no deben temer, y a que sobrevivirán a esta calamidad y ellos formarán una nueva humanidad libre de males y egoísmos."

LA MISION DE JUAN PABLO II

Unir a la grey cristiana, fortalecer su fe, y así lograr su redención, es la misión que le asignan a Juan Pablo II las revelaciones de la Santa Madre María. El Papa Juan Pablo II leyó y estudió profundamente las profecías de Fátima, y es su incondicional devoto. Incluso visitó esta ciudad portuguesa en varias oportunidades. Toda su labor está encauzada de acuerdo con los designios de la Madre de | Dios. En 1982, en ocasión de una de | sus visitas a Fátima sostuvo: "El ; mensaje de Fátima le impone una | obligación a la Iglesia". Deber que | se ha puesto de manifiesto en los ac- | tos de Juan Pablo II. Sus continuos i viajes por el mundo para acercarse a | los fieles y revivir en ellos el fervor | cristiano^ sus encuentros con los | principales representantes de otras | religiones, han marcado su conduc- : ta en los años que lleva su papado. |Se le ha llamado el "Caminante". | En especial durante los últimos cin- : co años propugnó la evangelización i mundial e impulsó el Jubileo del | ano 2000, la Tertio Milenio Advien- | te en el que se invitaba a los fieles a I hermanarse en la Fe y en el amor a : Dios por sobre todas las cosas. |La preocupación mayor del Papa | ha sido la de dedicar todo su esfuer- | zo a unir a los hombres en la fe cris- I tiana para que puedan salvarse de la ¡ catástrofe anunciada en Fátima. En | 1980, hablando a un grupo católico I en Alemania comentó con pesadez: : "Debemos estar preparados para su frir dusimas pruebas en un futuro¡ no tan lejano." :

-LA NOVENA CRUZADA

GEORGE BUSH CREE EN DIOS Y EN LA GUERRA

George W. Bush, el presidente de los Estados Unidos de América, le ha declarado la guerra al terrorismo internacional en nombre, no sólo de la civilización occidental, sino también de la Fe Cristiana. Según sus allegados, Bush siente que esta guerra es el verdadero sentido de su vida, que él está respondiendo a un pedido de Dios. Es que a los cuarenta años abrazó la fe en Dios y desde entonces se ha transformado en un fervoroso militante cristiano. Los principios de Cristo llevados a la política han sido lo que permanentemente ha predicado en sus discursos, en los que hay innumerables alusiones a la Biblia. Incluso, en su rédente discurso ante el Congreso de los E.E.U.U. mencionó la palabra "cruzada", recordando las guerras santas llevadas a cabo en los siglos XI, XII y XIII. Sin embargo, las peticiones impuestas por la Virgen en 1917 son otras. Al enemigo de La Fe Cristiana debe combatírselo con la oración, no con actos que determinen el exterminio de buena parte de la humanidad.

SUPLICA A LA VIRGEN DE FATIMA

Oulce Reina del. mundo, Madre dei Hijo de Dios y Madre nuestra, por medio de [os pastorcitos de Fátima nos has recordado el cumplimiento de los Mandamientos y nos has pedido el rezo del Santo Rosario y la consagración a tu Corazón Inmaculado. Deseando seguir tus consejos y complacerte, te pido por la paz del mundo y por la conversión de quienes, como yo, son pecadores. Te encomiendo a todos tus hijos que, como Pueblo de Dios, peregrinan en este mundo hacia la Casa del Padre. Reina de la paz, orienta a los gobernantes para que rijan las naciones con justicia y no desoigan el clamor de los más pobres. Consuelo de los afligidos, socorre a los que sufren por la guerra, la enfermedad, la persecución, el destierro, la falta del trabajo, la miseria, la vejez, la incomprensión o el abandono. Extiende tu blanco manto sobre todo el mundo y atrae a quienes están abatidos, agobiados y desesperados. Escucha mi humilde súplica y atiende mi oración. Amén.

LAS TRES PROFECIAS

EL MILAGRO DEL SOL

El carácter especial del Tercer Secreto de Fátima es que no sólo la Madre de Dios se presentó ante los niños en más de una ocasión, sino que para confirmar sus peticiones había vaticinado un nuevo milagro: su aparición en meses posteriores ante toda la comunidad. En julio de 1917, Luego de revelar sus tres secretos, la Virgen les había anunciado a los tres pequeños que reaparecería en el mes de octubre de ese mismo año y que quería que se le diera la máxima importancia a sus vaticinios y peticiones. Su promesa se cumplió el 13 de octubre, fecha en la que aconteció lo que se dio a conocer como El Müagro del SoL Estaba lloviendo a cántaros en Cova de Ia, Portugal, desde hacia dos días y de repente salió el sol, que parecía girar y desplazarse de un lado a otro dando la impresión que estaba acercándose a la Tierra. Los presentes gritaban pensando que era el fin del mundo, pero no fue así. Minutos más tarde el sol volvió a su lugar, dejando la Tierra seca como arena. Este milagro fue presenciado por 70.000 personas y otros cientos de miles lo observaron cuarenta millas a la redonda. No sólo los diarios de Portugal registraron el fenómeno, la noticia se publicó en todo el mundo, incluso en el New York Times. Las revelaciones de Fátima no deben menospreciarse ni ser consideradas una visión privada en la cual se puede creer o no. Son profecías que fueron confirmadas por un milagro y autenticadas por todos los Papas. "No menospreciéis las profecías. Examinadlo todo; retened lo bueno" (Primera Epístola a los Tesalonicenses 5:20-21), tal es la enseñanza. Las profecías de Fátima han probado su propia dignidad. Menospreciarlas, no considerar su importancia significaría poner en cuestión lo que la Santa Madre anunció a los hombres para corregir el destino de la humanidad y salvarla de su decadencia finaL