Make your own free website on Tripod.com

Principal
Arriba
 

                

 

 

webmaster:
ofelia_trillo@hotmail.com



SIGNIFICADO DE LOS SUEÑOS

 

 

q        r          s

Q:
Además de recordarnos la fuerza en nuestro interior, nos marca un sentido para la búsqueda, como si tuviéramos que ponernos en marcha.

Quebrar:
Estás en una etapa en la que deseas tocar fondo para liberarte de tus cargas pero has de poner atención a tu salud y tu ánimo para que no se vengan abajo.

Quemaduras:
No estará de más que tengas precaución con todo lo relacionado con el fuego y las superficies muy calientes. Pero también el sueño puede estar hablándote de una herida en tu vida sentimental que conviene cicatrizar y curar.

Querubín:
Simboliza la protección espiritual y te avisa de una etapa de buena suerte especialmente en el terreno sentimental.

Quitamanchas:
Intuyes que vas a cargar con un error ajeno y tienes sentimientos de agobio, como de quedar marcado por ello.

R:
Señala la idea de retorno, aunque también puede hablarnos este sueño de realización pero siempre retomando unos orígenes o unos principios.

Ramillete:
Es una llamada al sentimiento, sea porque lo presentimos o porque lo deseamos, y para saber si el sueño es favorable o no deberemos fijarnos si las flores están lozanas o mustias.

Ranas:
Sobre todo si les oímos croar en el sueño, son presagio de murmuraciones y habladurías, o de compañías que nos resultarán muy molestas y difíciles de evitar.

Ratas:
Representan todo aquello que nos intranquiliza y nos roe por dentro, a modo de voz de la conciencia que nos recuerda nuestros actos.

Rayo:
Puede ser un presagio (bueno o malo según el contexto del sueño) de un cambio brusco que se nos avecina, una intuición de transformación en algún plano de la existencia.

Rebaño:
Si vivimos en la ciudad y no tenemos ninguna relación profesional con el ganado, puede simbolizar nuestra necesidad de pertenencia a un grupo y valdrá la pena que analicemos en nosotros cualquier síntoma de indefensión o temor a la soledad.

Reja:
Simboliza impedimentos y obstáculos y dependiendo de la robustez o el material de la reja tendremos las claves para determinar la naturaleza de estas dificultades.

Rendición:
El sueño nos revela que estamos a merced de los demás para conseguir nuestros objetivos, o del temor a caer en esta situación.

Resbalar:
Denotan inseguridad o angustia y pueden advertirnos que estamos entrando en terrenos resbaladizos que nos pueden traer problemas si no ponemos mucho cuidado.

Retrete:
Muchos autores están de acuerdo en que suele ser un buen presagio referente a que seremos capaces de librarnos de un lastre, de algo íntimamente perjudicial, como un sentimiento de culpabilidad, un miedo, o algún tipo de inhibición. Por ello se interpreta que mejoraremos nuestra vida psíquica logrando una purificación de nuestro estado mental.

Rio:
Simboliza nuestras vivencias y nuestro destino. Por ello muchos autores interpretan que si lo vemos bajar manso por su cauce indica tranquilidad y pocas posibilidades de imprevistos en los proyectos que tenemos por delante, pero si lo vemos desbordarse puede ser un presagio de desgracia, y un aviso que nos indica que no seremos capaces de contener la fuerza de algunos acontecimientos en nuestra vida, y con su llegada podemos vernos perjudicados. Algunos autores traducen este sueño en referencia a pesares sentimentales.

Roble:
Simboliza protección o el poder de nuestra propia fortaleza que nos facilitará en cualquier caso el éxito. -Si lo vemos de un tamaño grande y con mucho follaje indica que los beneficios y la calidad de la protección serán grandes y abundantes. -Si lo soñamos endeble, sin follaje o muerto indica la pérdida de un protector o la debilidad de nuestro carácter.

Roca:
Tendrás que tener muy en cuenta, cual es la sensación que en el sueño te produce su visión. En general significa permanencia, solidez y resistencia pero si se presenta como un obstáculo, puede estar refiriéndose a grandes dificultades en tus proyectos, que sólo vencerás con perseverancia.

Rocío:
Simbólicamente tiene un carácter sagrado porque se le considera precursor de un nuevo día, de manera que en sueños se le considera como uno de los mejores presagios de suerte y fecundidad.

Rojo:
Si el color rojo domina nuestro sueño debemos interpretarlo como sinónimo de acción, pero deberemos tener en cuenta que esa acción puede derivar tanto en amor como en odio, tanto en conquista como en entrega. Este color para algunos estudiosos del tema significa violencia pero para otros se trata de dinamismo o aventura. También se considera el color de la pasión, y según el contexto del sueño, puede tener un trasfondo sexual.

Ropa:
Soñar con ropa indica deseos de elegancia, notoriedad y éxito, en fin, deseos de destacarnos por nuestra apariencia. También hay que considerar su simbolismo como elemento de autoprotección frente a los demás y la existencia de una timidez frente a otras personas. Dependerá mucho de las sensaciones que nos produzca la ropa en el sueño, para poder interpretar su mensaje como símbolo onírico.

Rosa:
Simboliza los afectos y la sensualidad, por su mezcla de blanco (nacimiento) y rojo (pasión). También es considerado como tonalidad favorable a los enamoramientos y las creaciones artísticas. Presagia una época en las que nos sentiremos abiertos a los demás.

Rosas:
Soñar con rosas se interpreta como el logro de un anhelo sentimental, pero si en el sueño nos pinchamos con sus espinas, es augurio de traición o engaño amoroso. Si en el sueño nos vemos frente a las rosas pero sin atrevernos a cogerlas, puede estar reflejándose un cierto temor a las relaciones sexuales.

Rosario:
Estás intentando buscar una protección sobrenatural, pero como cualquier otra forma de rezo quizás en el sueño refleja tu deseo de que otros carguen con tus problemas.

Rubí:
Como piedra preciosa se considera símbolo de felicidad en el terreno sentimental, por lo que su aparición en nuestro sueño se considera presagio de intenso amor que nos colmará de satisfacción.

Rueda:
Estás en una etapa de cambios pero sigues aferrado a la seguridad y los lugares comunes que te ofrece tu círculo habitual.

Ruleta:
En el sueño se revela un deseo de una vida mejor pero también la debilidad de carácter que nos lleva a buscarlo en un golpe de suerte y no en el esfuerzo personal.

S:
Nos habla de la forma de sortear peligros sin necesidad de los enfrentamientos. También es símbolo de sutileza y sensualidad de movimientos.

Sabio:
Si eres tú mismo quizás deseas que te admiren, pero también puede simbolizar tu yo más profundo, portador de mensajes que pueden ayudarte.

Sable:
Si en el sueño sólo lo ves simboliza tu temor a que alguien te ponga en un compromiso, pero si lo utilizas, el sueño revela tu deseo de atemorizar a alguien para obtener un beneficio.

Sacerdote:
Esta figura suele estar relacionada con el tipo de fe religiosa que profesemos, pero aún para los casos en que no se profese ninguna religión, el sacerdote simboliza en los sueños un intimo deseo de paz espiritual o en algunos casos de aspiración mística. Será muy importante tener en cuenta los sentimientos que en el sueño nos despierta esta figura.

Saeta:
Verte lanzándola indica tus deseos de superación personal y de ampliar tu campo de acción.

Sal:
En algunas tradiciones ancestrales ofrecer sal era símbolo de amistad indestructible por el simbolismo de incorruptibilidad que implica el elemento salino, por eso en sueños ofrecer o recibir sal se interpreta como un buen augurio, pues predice que podemos contar con eficaces apoyos para nuestros proyectos y negocios, o con sólidas amistades que nos confortarán en todo momento.

Salpicaduras:
Puede ser una advertencia para que pongamos mucha atención ante la posibilidad de vernos mezclados injustamente en un escándalo.

Saltar:
Si en el sueño nos vemos saltando hacia arriba será un buen presagio de que podemos mejorar nuestra situación, ya sea con nuestras propias fuerzas o con algunas ayudas que vendrán representadas en el sueño por los apoyos que nos sirvan de impulso para el salto. Pero si el salto es hacia abajo o sorteando un foso, ect… y sentimos temor, puede interpretarse como nuestro temor a afrontar una dificultad que no tardará en presentarse, por lo que será importante observar como acaba dicho salto en el sueño.

Salvavidas:
Estás intuyendo que te encuentras ante una última oportunidad y necesitas aferrarte a ella.

Sandía:
Como todos los frutos repletos de semillas, simboliza la fecundidad y puede estar referida a las ideas o proyectos que tengamos que desarrollar.

Sangre:
Si en el sueño, la aparición de sangre viene unida a una sensación desagradable, indica el temor a desgracias físicas, o el padecimiento por algún abuso que crees se está cometiendo contra ti. Pero si la sangre en el sueño, no se ve con desagrado, algunos autores lo interpretan con predicción de prosperidad, aunque pasando antes por etapas de alguna violencia.

Sauce:
Hay muchas clases de sauce pero siempre sus ramas son finas como las emociones. Si el sauce de nuestros sueños es de "tirabuzón" simboliza los conflictos emocionales que nos impiden hallar la serenidad. Será muy importante analizar los otros elementos del sueño para encontrar los motivos del conflicto que nos aflige. Si el sauce es "llorón" por asociación con el nombre simboliza la tristeza.

Sed:
A veces el sueño responde a una necesidad real que puede estar producida por fiebre, etc… pero si no es el caso el sueño simboliza una necesidad ardiente de evolución personal, casi siempre de tipo espiritual o místico. Algunos autores tienen muy en cuenta con que tipo de agua llegamos a calmar esa sed en nuestro sueño, pues si se trata de un líquido turbio o sucio lo consideran presagio de engaños o decepciones en el camino que escogemos para conseguir ese desarrollo.

Semáforo:
Algo se interpone en tu camino. Si es rojo puede ser peligroso, si es verde significará una ayuda y si es ámbar no te fíes de las apariencias.

Semillas:
Simbolizan el potencial de creatividad y dependerá de lo que les ocurra a las semillas de nuestro sueño, como dónde la sembremos y su desarrollo, el sentido del pronóstico. La creatividad puede referirse a hijos, negocios, nuevos sentimientos o creaciones personales, es decir todo aquello que nace y crece a partir del soñador.

Senos:
Si el sueño nos despierta un sentimiento dulce, es presagio de amor e intimidad. También podemos estar mostrando en el sueño nuestra necesidad de protección. Pero si el sueño está lleno de melancolía puede indicar nuestra nostalgia por la infancia. Por supuesto, si en el sueño aparecen connotaciones eróticas, estamos proyectando nuestras necesidades sexuales.

Sexo:
Soñar con relaciones sexuales es muy frecuente y la mayoría de las veces reflejan necesidades o deseos reales en este terreno. Pero pueden darse sueños en los que aparezcan escenas de perversión o relaciones sexuales con gente que nos es desconocida. En esos casos, suele tratarse de que el inconsciente, para hacer más perceptible algunas carencias, nos muestra escenas extremas. Podemos estar queriendo innovación o novedad, o quizás estar reprimiendo algunas apetencias que en el sueño afloran.

Silencio:
Aquellos sueños en los que destaca un silencio persistente alrededor de un tema o situación pueden simbolizar un sentimiento de culpabilidad hacia ese asunto. Pero si lo que observamos mientras soñamos, es el silencio de las personas que nos rodean, puede ser que el sueño nos esté mostrando nuestro temor a la indiferencia de los demás quizás respecto a nosotros mismos o nuestros proyectos.

Silla:
Simboliza la seguridad y la llegada de una etapa de estabilidad, sobre todo si en el sueño te ves en ella sentado.

Sol:
Soñar con el sol naciente presagia el comienzo de una época de bienestar. Si vemos mucha luminosidad indicará además prosperidad y buena salud. Si vemos salir el sol pero sin brillo, tapado por nubes y oscurecido presagia problemas y dificultades o quizás nuestro miedo ante un futuro desconocido.

Soldados:
Si somos nosotros los soldados, el sueño nos remite a nuestra precaución ante una situación difícil con la que intuimos habrá que luchar, por lo que nos estamos preparando. Si en el sueño vemos soldados a nuestro alrededor simbolizan las obligaciones y el deber a que nos constriñe la sociedad. Implica que nos estamos viendo sometidos a alguna coacción de la que queremos liberarnos, por lo que el tipo de uniforme de los soldados puede darnos algunas pistas respecto del origen de esa represión.

Sombrero:
Simboliza algo relacionado con las ideas o el comportamiento del soñador. Ver sombreros en el sueño pero no llevarlos puestos, te anuncia que debes tomar algunas precauciones. Verte con el sombrero puesto, sin querer quitártelo, significa que intentas guardar algún secreto que no quieres compartir. Verte tocado con un sombrero ridículo, puede ser una advertencia de alguna actitud personal que los demás observan como ridícula pero nosotros no nos percatamos de tenerla.

Soplar:
Debemos tener en cuenta si en el sueño soplamos para avivar un fuego, o para apagar algo, pues en el primer caso simboliza nuestro esfuerzo por mantener viva una situación por lo general sentimental que nos parece positiva, pero si soplamos para apagar hemos de tener en cuenta el objeto sobre el que soplamos pues nos estará dando pistas sobre la situación que consideramos debe terminar.

Sordera:
Habremos de cerciorarnos de que no padecemos realmente ninguna enfermedad de oído. Y en sueños siempre indica el deseo de no oír, quizás referido a algún tipo de consejo que nos dan.

Subir:
Indica arrojo, valentía y capacidad de lucha que te llevará a conseguir logros personales importantes.

Submarino:
Verte viajando dentro de un submarino indica que te sientes en una situación inestable y delicada, posiblemente refleja tu deseo de mantenerte en secreto o también la necesidad de protegerte frente a las influencias externas.

Subrayar:
Tu inconsciente te avisa que algo importante estás pasándolo por alto. Así que tendrás que analizar con detalle todo el contexto del sueño.

Subterráneo:
Situación de pesimismo y desconfianza en el porvenir. Augura un periodo de pruebas antes de conseguir ver la luz en nuestros proyectos.

Susurro:
Oírlos en sueños simboliza el temor a las habladurías sobre ti; pero si eres tú el que susurra puede indicar inclinaciones sexuales o relaciones sentimentales que quieres mantener en secreto. Si sueñas que alguien te susurra algo al oído aunque no entiendas el mensaje se considera presagio de una ayuda imprevista pero importante para el éxito de tus proyectos.

CONTINUA