Make your own free website on Tripod.com

Principal
Arriba
 

                

 

 

webmaster:
ofelia_trillo@hotmail.com



SIGNIFICADO DE LOS SUEÑOS

 

 

D      E      F

D:
Si en el sueño aparece de forma clara esta letra nos encontramos con un mensaje de expansión y búsqueda, como el arco tensado a punto de lanzar la flecha.

Dado:
Es un símbolo del azar, y en el sueño podemos interpretarlo como la advertencia de que estamos dejándonos llevar por los acontecimientos.

Daga:
Es una arma blanca y por ello se le considera símbolo de ruptura y escisiones, pero además hay que añadirle un matiz de ocultación o traición pues siempre se suele llevar resguardada y no a la vista. Por ello en sueños es presagio de separaciones violentas acompañadas de calumnias que nos pueden hacer daño en nuestra reputación.

Dardo:
Si lo lanzas, es que tus ambiciones empiezan a manifestarse y tratas de convencer a los demás, pero ver que alguien te lo lanza indica el temor a sentirte atrapado.

Decapitar:
La cabeza suele simbolizar el alma y la inteligencia. Si en el sueño nos vemos con la cabeza cortada, se augura la perdida de una posición, ya sea desde la perspectiva social o sentimental.

Dedos:
Simbólicamente se asocian con los parientes, por eso algunos autores indican que si en el sueño aparece algún dedo herido o llagado puede interpretarse como presagio de enfermedad en algún familiar cercano. Si el dedo lo vemos con arañazos o golpes significará presagio de discusiones familiares. Un dedo quemado anuncia problemas de celos o desengaños sentimentales con nuestra pareja.

Deformidad:
Si en los sueños nos vemos deformes será muy interesante que recordemos que parte de nosotros es la que aparece desfigurada porque aplicando el simbolismo que corresponda a esa parte del cuerpo podremos saber que es lo que no funciona bien tanto en el plano físico como psicológico.

Delantal:
Simboliza el trabajo y si está limpio se refiere a la forma de presentarnos ante las tareas a realizar. Si está sucio nos puede estar anunciando discusiones o desordenes en el trabajo.

Delfín:
Es símbolo de salvación y rapidez. Y verlo en nuestro sueño indica que nos hallamos, tanto en lo material como en lo espiritual, en el buen camino.

Depilación:
Si eres un hombre, refleja el temor a una perdida de virilidad o confusión de identidad. Pero seas hombre o mujer, si en el sueño ves depilarse a otra persona, simboliza que deseas quitarte de encima pequeños problemas que te agobian.

Derribar:
La mayoría de los autores acuerdan que cuando en un sueño vemos que algo se derriba o derrumba presagia una desaparición o una pérdida en nuestra vida, ya sea en los aspectos económicos o también en relación a nuestra salud. Los detalles sobre lo derribado en sueños nos podrá orientar sobre el tipo de pérdida.

Derrota:
El sueño puede ser un aviso para que fortalezcas tu voluntad y mejores la seguridad en ti mismo. Quizás aceptas la derrota antes de luchar suficiente.

Desaparecer:
Tienes deseos de cortar con todo lo que te rodea, en el caso de que en el sueño seas tú quien desaparezca. Si lo hace otra persona, refleja el temor a perderla o a verte abandonado.

Descalzo:
Estás reflejando en el sueño tu propio estado de debilidad o pobreza, no necesariamente material. Te sientes algo desnudo ante las circunstancias que te rodean.

Desconocido:
Simboliza tu tendencia a descargar en otros tus asuntos. No quieres reconocerte a ti mismo como el protagonista de tu existencia.

Desembarcar:
Vernos desembarcando en un puerto puede indicar que se acerca y ya lo estamos intuyendo inconscientemente, el final de una etapa, o de algún proyecto que estemos desarrollando. Dependerá de los sentimientos que afloren en el sueño ante este hecho, el que ese final lo vayamos a experimentar como feliz o como desgraciado.

Desfiladero:
Simboliza la parte más interna de nuestro subconsciente, en el sentido de que corresponde a aquellos impulsos que nos resultan aplastantes y agobiantes que nos embargan y envuelven de forma imprevista. Si el desfiladero de nuestro sueño muestra algún cauce de agua en su interior, significa que reconocer estas fuerzas e impulsos nos ayudará a regenerarnos y purificarnos.

Desgarrar:
Si lo que nos vemos desgarrando en el sueño, son documentos o papeles, simboliza nuestro deseo de perdón y de olvido, de alguna falta por la que tengamos un sentimiento de culpabilidad. En el caso que nos vemos desgarrando ropas nuestras es un aviso del peligro que corre nuestra reputación, o de la persona dueña de esos tejidos.

Desierto:
Suele interpretarse como soledad y desamparo, pero también suele interpretarse como la falta de emoción e intercambio de sentimientos en nuestra vida. También puede ser el presagio de una etapa en nuestro desarrollo, sea mirado desde el punto de vista espiritual o psicológico.

Desmayo:
Es una amenaza que llega al sueño generalmente a causa de haber olvidado los deberes morales.

Desnudez:
Si en el sueño existen implicaciones sexuales, su significado es evidente, pero en caso contrario puede estarse mostrando el deseo de vernos libres de hipocresía. Si nos sentimos felices mientras estamos desnudos, puede que sea una forma de huir de los condicionamientos sociales. Pero si nos sentimos incómodos, puede reflejar un desamparo latente.

Desván:
Soñar con el desván significa que en nuestro interior se están moviendo sensaciones y recuerdos del pasado. Cuando surgen los viejos fantasmas es que algo no marcha bien.

Deuda:
Mala conciencia, o temor a no poder cumplir con los compromisos. También deseo de llegar a algún acuerdo.

Diablos:
Soñar con seres infernales generalmente se interpreta como estar frente a terrores irracionales o sentimientos de culpabilidad que nos roen internamente. Es como si el sueño fuera el reflejo distorsionado de nuestra conciencia, con sus temores reales o imaginarios. También puede reflejar el miedo que tenemos hacia nuestras propias debilidades.

Diamante:
Es la más preciada de las piedras preciosas y soñar con ella se considera buen augurio en referencia a la salud, porque el diamante es incorruptible, y también en relación con proyectos de negocios, pues es esta piedra se alza con su valor ante la adversidad de las circunstancias. Por su dureza, también puede reflejar en el sueño que contamos con energía suficiente para afrontar nuevos retos en la transformación de nuestro carácter.

Diccionario:
Si nos vemos consultando un diccionario posiblemente es una advertencia para que investiguemos más a fondo sobre algún proyecto o trabajo que tenemos pensado emprender. El sueño nos está diciendo que necesitamos ampliar nuestros conocimientos al respecto.

Dientes:
Soñar que se pierden los dientes es signo de frustración o de miedo a perder las energías, la fuerza vital para afrontar los desafíos. Si en el sueño perdemos un diente incisivo simboliza el temor a envejecer, a perder una buena apariencia externa, o también puede referirse al renombre o la celebridad. Si en el sueño perdemos los molares presagia una falta de voluntad para conseguir los objetivos propuestos y el aviso para que combatamos nuestra inconstancia.

Disfraz:
Dificultades para aceptar la realidad. Las cosas no te gustan como son y quieres cambiarlas. Pero te acobarda dar la cara.

Disparo:
Si lo oyes, uno de tus miedos o debilidades quiere salir a la luz. Si eres tú quien hace el disparo, simboliza que tienes claros tus objetivos.

Dolor:
Puede ser una señal de alarma que te envía tu cuerpo y también una manifestación de la presión que alguna situación de la vida cotidiana te está imponiendo, aunque no te atreves a enfrentarte a ella.

Domador:
Cuando este sueño se produce se refiere a la necesidad de controlar nuestras pasiones o instintos más primarios, que pueden aparecen en forma de contradicciones internas que nos atemorizan. Si en el sueño aparecen accidentes con las fieras que se están domando, puede interpretarse como un aviso del riesgo que estamos corriendo y la necesidad de ser cautos y prudentes.

Donativos:
Un sueño en el que nos vemos recibiendo una dádiva presagia cambios favorables en nuestra situación. Tiene importancia analizar a la persona que en el sueño nos entrega el donativo. Algunos autores consideran que si es un hombre lo que recibiremos serán buenos consejos que nos ayudarán a prosperar, y si es una mujer, el beneficio lo recibiremos a través de la ayuda de las amistades.

Dragón:
El dragón es símbolo de sabiduría y de larga vida, pero también representa la lucha interna para vencer al mal y a la ignorancia que todos llevamos dentro. Representa el animal de la iniciación, al que habremos de vencer para tener una nueva comprensión, ya sea referida a asuntos de la vida cotidiana como a nuestra vida espiritual o intelectual.

Dromedario:
Verlo o montarlo indica que a fuerza de voluntad se alcanzarán los objetivos previstos.

E:
Esta letra se interpreta como un tiempo de espera pero como señalan muchos autores, no de pasividad, sino de esfuerzo esperanzado.

Eclipse:
En la antigüedad este sueño se interpretó como un mal augurio, pero actualmente se considera que refleja el final de un ciclo y el comienzo de otro.

Edredón:
Sobre todo si se ve en el sueño, un edredón muy grueso, abrigado y cómodo, puede indicar tendencia a buscar protección y una cierta dificultad para afrontar las dificultades de forma independiente.

Eco:
Puede indicarnos problemas para expresar nuestra verdadera personalidad, al tratar de comunicarnos por medio de la palabra hablada.

Ejecución:
Si se es la víctima simboliza sentimientos de culpabilidad que valdría la pena analizar de donde surgen.

Ejercito:
Seguramente estamos preocupados por algún problema que se avecina y el sueño es reflejo de las fuerzas con las que contamos para afrontar el evento. Será bueno observar que aspecto tiene ese ejercito y si quien lo compone merece nuestra confianza.

Emperador:
Este sueño representa necesidad de jerarquía, mando, orden, autoridad o protección paternal.

Enanos:
Algunos autores consideran que los enanos, con el aspecto de los cuentos infantiles, representan en los sueños sentimientos ocultos y será muy importante estar atentos a sus mensajes, pues pueden resultar muy reveladores. También puede que aparezcan enanos con aspecto repugnante y en ese caso pueden representar nuestros pequeños defectos de carácter que nos impiden lograr nuestros objetivos y a los que será necesario oponer la disciplina y voluntad firmes.

Encaje:
Si en el sueño, ves el encaje hecho en una prenda indica miedo a que los demás abusen de tu confianza, y si te ves haciendo el encaje tú, entonces puede indicar que te aprovechas de la paciencia ajena.

Encerrar:
Si te ves en el sueño encerrando a una persona, indica que intentas esconder tu lado humano, y si es un niño, tu aspecto inocente. Si se trata de animales, o personas del sexo opuesto, estás evitando que se conozcan tus deseos más escondidos.

Enfermedad:
Algunos autores apoyan la teoría de que el inconsciente nos está avisando a través del sueño, de una posible incubación de enfermedad, o de alguna debilidad orgánica. Pero otros apuntan que el sueño nos muestra una necesidad de afecto y cuidados. Además hay una curiosa y antigua teoría referida a soñar que algún pariente se enferma. Si en el sueño el pariente es el padre puede, ser predicción de un mal en nuestra cabeza; si es la madre, la afección será en el vientre; en caso de ser un hijo, será el corazón el que enferme; y si son hermanos o hermanas, peligran nuestros brazos y piernas.

Enfermero:
Esta profesión significa además de la llegada de protección en cuanto a consejos útiles, también la presencia de afecto en forma de cuidados. Habremos de analizar si en nuestra vida cotidiana, por ejemplo en el terreno sentimental, algún área está sintiendo esta necesidad de atención.

Enjabonar:
Puede que tengas problemas de imagen, o que se trate de un asunto completo que necesite un lavado de cara.

Enterrador:
Si en el sueño, es el mismo soñador quien aparece como enterrador, simboliza la necesidad de cerrar una etapa de nuestra vida que ya se ha acabado y a la que no debemos seguir dando atención. Si el enterrador es otra persona, el sueño según algunos autores simboliza la muerte de alguien de quien recibiremos una herencia.

Equipaje:
Representa con frecuencia el bagaje de nuestra propia vida, por eso, si es rico y elegante indica que estás satisfecho de tus logros, y si es pobre te sientes fracasado. Si pesa demasiado temes por tus bienes, y si lo pierdes, temes complicaciones económicas.

Escalera:
Simbólicamente es un paso de un nivel a otro, y habrá que tener en cuenta al momento de interpretar el sueño, el tipo de escalera, la forma de los peldaños, y si estamos subiendo o bajando. Aveces, cuando en el sueño aparece una escalera de caracol, viene acompañada de una cierta angustia que indica una perdida de tiempo y energía por la consecución de un objetivo que se muestra poco valioso. Muchos autores también atienden al significado espiritual del ascenso.

Escaparate:
Es una muestra de alternativas a escoger. Habremos de fijarnos en los detalles del sueño que puedan revelarnos características de esos objetos que se muestran, y que nuestro inconsciente es capaz de descubrir.

Escenario:
La intuición de poder expresar próximamente todos tus pensamientos.

Escuela:
Nos indica alguna tensión ante una circunstancia. O una cierta frustración en nuestro interior por no saber cómo afrontar algún asunto necesario.

Escultura:
Si te ves convertido en piedra, simboliza tu anclamiento en algún asunto del pasado. Si ves a los otros en forma de escultura, quizás estés echando en falta una mayor sensibilidad por su parte.

Esmeralda:
Se le considera la piedra del conocimiento oculto y esotérico. Deberemos de tener muy en cuenta qué sentimiento acompaña a su visión en el sueño, pues si es placentero, indicará nuestro impulso hacia un desarrollo espiritual, pero si es angustioso, indicará nuestro miedo a enfrentarnos a las informaciones ocultas del inconsciente. También algunos autores la interpretan con relación a la salud de los ojos.

Esquí:
Si lo estás viendo denota tus deseos de más riesgo y aventura en tu vida cotidiana. Si te caes esquiando supone todo lo contrario, es decir que estás yendo demasiado deprisa en algún asunto.

Estación:
Soñar que estamos en una estación suele simbolizar las dudas y los últimos preparativos ante un cambio, un nuevo destino que generalmente produce incertidumbre. Algunos autores consideran que todo lo que sucede en la estación será una premonición de lo que podemos esperar. Por ejemplo, el retraso del tren significará dificultades o impedimentos al querer tomar un nuevo rumbo. También es importante observar a las personas que aparecen junto a nosotros en la estación y los sentimientos que nos inspiran en el sueño.

Eucalipto:
Muchos autores consideran un sueño muy positivo sobre todo si el soñador está padeciendo alguna enfermedad, pues el eucalipto es símbolo de recuperación y energía curativa. En caso de no estar enfermo indica un aumento de la agilidad y la flexibilidad que nos permitirá afrontar proyectos sin miedo a la torpeza de nuestras acciones espontáneas.

Expedición:
Puede estar relacionado con algún viaje, o vacaciones que tengas en mente y aún no hayas decidido con exactitud su itinerario pero también, puede que el sueño te esté mostrando un reto que tienes que afrontar y para el que necesitas irte preparando.

Extranjeros:
Simboliza o augura cambios. También puede indicar una propensión a pensar de forma inestable y la necesidad de controlar nuestra mente. Algunos autores indican que si los extranjeros son otros, nuestros enemigos o rivales van a claudicar pronto.

F:
Esta letra se interpreta como las carencias que deberán llenarse con fuerza de voluntad, para conseguir nuestras metas.

Fábrica:
Si en nuestro sueño aparece una fábrica en pleno funcionamiento es augurio de buena rentabilidad en los negocios, pero si vemos la fábrica parada o vacía, el augurio es de próximas dificultades laborales o económicas.

Fango:
Simboliza los aspectos más impuros, desagradables de nuestra personalidad o de las circunstancias en las que vivimos. Si nos vemos andando por el fango y sentimos mucho temor a ensuciarnos, se estará mostrando en el sueño nuestro temor a que se manifiesten aquellas partes de nosotros mismos que no aceptamos por su mezquindad.

Fantasmas:
En este sueño tendrá importancia el color de la túnica o el ropaje con que aparezca el fantasma, y si su aspecto es el de algún familiar o antepasado. Si es así puede ser un sueño en el que se nos advierta de algún peligro. Si el espectro nos es desconocido pero lleva ropaje blanco, muchos autores coinciden en que se trata de un augurio de bienestar, pero si la túnica es negra, entonces el sueño nos estará avisando de alguna traición.

Fardo:
Soñar que cargamos un fardo significa que tenemos por delante una situación que nos pesa en el ánimo. Claro que si en el sueño vemos que los demás cargan con un fardo nuestro, se reflejará nuestro deseo de no encarar algún problema.

Faro:
Desde la interpretación de los sueños como presagios, soñar con un faro encendido indica que pronto encontraremos la solución o la ayuda esperada, pero soñar con un faro apagado indicará que aún no se ve la salida a nuestra preocupación.

Féretro:
Si está abierto significa que te sientes amenazada por algún capítulo sin cerrar de tu pasado. Si está cerrado puede interpretarse como tu deseo de ocultar una parte de ti mismo que no te gusta.

Ferrocarril:
Indica un deseo de cambio, de marcha a otro lugar de residencia, de trabajo. Quizás sea el momento de preguntarte por qué este deseo de cambio.

Fiebre:
Si sueñas que tienes fiebre puede que realmente la tengas, así que comprueba tu estado de salud. También podría indicar una cierta alteración en tus estados afectivos.

Firma:
Habla de una situación de cumplimiento de un trato, y tendrás que recordar cual era la sensación en el sueño, ante esa firma. Podrás analizar si se trata de un excesivo deseo de atar alguna situación que te preocupa.

Flecha:
Si te ves lanzándola tu, indica que quieres llegar más allá de lo convencional en los asuntos que tienes entre manos. Ver la flecha en el aire, te hablaría de idealismo, elevación.

Flores:
En general las flores en los sueños te hablan de emotividad y sentimientos. Cada clase de flor tiene su propio simbolismo, pero además el color añade un nuevo elemento para la interpretación. Las flores anaranjadas y amarillas reflejan el simbolismo solar y expresan vida y energía creadoras, o según otros autores, nostalgia. Rojas, pasión, sentimientos ardientes. Rosas, romanticismo y enamoramiento. Azules, curación o según otras interpretaciones irrealidad, ensoñación. Las flores moradas, sensibilidad, y sentimientos maternales.

Flotar:
Quizás estas pasando por una difícil situación y el sueño te indica que debes tratar de mantenerte a flote, y persistir en tu posición evitando hundirte.

Fogón:
Simboliza nuestro deseo de calor familiar e intimidad en el hogar. Dependiendo de si se está cocinando algo o no, y de qué clase es el alimento, podemos tener pistas sobre algún asunto que necesita de nuestra atención en el ámbito familiar.

Fondo:
Ya sea el fondo de una botella, una piscina, un pasillo, ect… el sueño te indica que es buen momento para investigar, estudiar en profundidad tu entorno, algún problema concreto, o a ti mismo. Es una invitación a conocer las verdaderas motivaciones.

Fotografías:
Mediante las fotos de nuestro sueño podemos aprender mucho sobre nosotros mismos y las personas y las situaciones que nos importan. Así, contemplar en el sueño viejas fotografías indicará querencia de recuperar tiempos idos. Si nos vemos haciendo fotos a otras personas, la identidad de las mismas nos hablará de nuestros afectos e intereses. Y si en el sueño vemos una foto nuestra, habremos de analizar cual es la sensación al mirarnos y que matices contemplamos.

Frenar:
Si te ves frenando puede que el sueño refleje alguna inseguridad por tu parte, algún miedo de llegar demasiado lejos, o demasiado deprisa.

Frente:
Tradicionalmente la frente simboliza el carácter y la personalidad, de manera que la forma que presente en nuestro sueño, sea nuestra frente o la de otra persona que el sueño remarque, simboliza las cualidades de la valentía o la tenacidad. Otros autores consideran que si aparece una frente muy elevada, simboliza que esa persona merece nuestra confianza, pero si es una frente estrecha o huidiza, debemos desconfiar.

Frío:
Soñar que se siente frío cuando en realidad la temperatura ambiente no lo es puede interpretarse de dos formas: Por una parte como presagio de longevidad aunque con poca energía, y por otro lado como la muestra de una necesidad de soledad o espiritualidad. Otros autores creen que soñar con frío fuera de la estación invernal es presagio de desgracias.

Frontera:
Muchos autores coinciden en interpretarla como el augurio de una nueva etapa en nuestra vida, como si remarcase un cambio importante de situaciones, ya sea en el ámbito sentimental, o profesional. También puede quedar referido a un cambio en nuestras expectativas y deseos, por la adquisición de nuevos conocimientos espirituales.

Fuego:
Es uno de los elementos arquetípicos del universo y simboliza la purificación del espíritu a través de la comprensión. Para analizar nuestros sueños con fuego, habremos de observar la forma de las llamas. Un fuego devorador, todo lo contrario que la llama iluminadora, simboliza la pasión exaltada. Un fuego pequeño pero bien encendido, sin humos, representa el deseo y ternura, nuestra necesidad de calor humano. Un fuego que quema mal puede hablarnos de traiciones o problemas, presagios que se refieren tanto al cuerpo como al espíritu. Sentirnos amenazados en el sueño, por las llamas, habla de un temor intuitivo a vernos superados por una empresa que encierra alguna deslealtad o falla. Algunos autores consideran que los sueños en que nos vemos atizando un fuego pueden tener una relación con los deseos sexuales o los deseos de venganza.

Fuente:
Los sueños en los que aparece una fuente ponen de relieve nuestras esperanzas de regeneración, de purificación o de iniciación en los misterios de la vida. Si la fuente aparece seca esas esperanzas serán vanas, pero si podemos beber de ella y el agua está fresca y limpia será un buen presagio de que nuestras necesidades emocionales serán satisfechas. Otros autores advierten sobre la insalubridad del agua de la fuente pues consideran que en ese caso el sueño será presagio de ruina moral.

Fuga:
Si en el sueño la presencias se trata de cosas que no te gustan pero mantienes secretas. También puede representar algún tipo de endeudamiento. Si eres tú quien se fuga puedes estar huyendo de problemas a los que no te sientes capaz de enfrentarte.

Función:
Sea de circo, de teatro o de cine, representa que vas a poder darte algún capricho o alegría que hace tiempo estás deseando.

Fundir:
Tradicionalmente si lo que se funde es oro simboliza tus dudas sobre inversiones de tu capital, si es plata se presagian negocios placenteros, y si es hielo simboliza la necesidad de llegar a los demás a través de los sentimientos.

Furor:
El sueño te está hablando de una etapa de nerviosismo y habrás de tener cuidado con el descontrol y el desfallecimiento que te puede acarrear el querer abarcar más de lo puedes.

Fusil:
Si te ves disparando al aire puedes interpretarlo como que no sabes el modo adecuado de actuar, no sabes por donde tirar. Si te ves disparando a una diana u otro tipo de blanco posiblemente los asuntos se presentarán fáciles como objetivo a conseguir

CONTINUA