Make your own free website on Tripod.com

Principal
Arriba
 

                

 

 

webmaster:
ofelia_trillo@hotmail.com



OVNIS

IR A OVNIS

 

LOS OVNIS, HOY Y AQÜI.

Comerciante y piloto civil, con Ken-neth Arnoid se incian las visitas extra-terrestres con el rótulo de: «Los platillos volantes».

Extratenrestre que contactó con Adamsky según descripción de la señora AliceWeIls.

Escritura extraterrestre según el ufólogo brasileño doctor Walter Buhier. Este texto le fue entregado por viajeros del Cosmos en 1959 en Sao Paulo, Brasil.

CRONICA DEL FENOMENO

Desde que el día 24 de junio de 1947 fuera visitado por una nave extraterrestre (objeto volador no identificado), el comerciante del estado de Washington Kenneth Arnoid y que él definiera por primera vez en la historia de esta investigación asombrosa «como un platillo volante» (expresión que quedaría fijada para exprear popularmente la aparición del fenómeno Ovni hasta nuestros días), han pasado y quedado muchos testimonios y un gran testigo irrefutable: el radar.

Kenneth Amoid, próspero comerciante de Boise, U.S.A, piloto civil por vocación y miembro de un importante equipo de salvataje de Idaho, recibió una interesante oferta que le produciría la suma de 5.000 dólares. Se trataba de localizar un avión averiado y extraviado que se suponía perdido en las cumbres del macizo de Las Cascadas, situado en el Estado de Washington.

Kenneth Amoid aceptó la oferta de buscar y rescatar el avión siniestrado, y sale para cumplir su trabajo el día 24 de junio de 1947... Algo más que un avión había salido a buscar sin saberlo el comerciante y piloto civil Amoid: había salido en busca del principio de la investigación Ufo.

Cuando sobrevolaba las cumbres de Las Cascadas, vio aparecer de pronto, muy próximo a su altura de vuelo, nueve discos brillantes que en formación militar surcaban el aire a una velocidad aproximada, según apreciación de Amoid, de 2.700 kilómetros por hora. ¡Parecían platillos luminosos que volaban a gran velocidad por el cielo! ¡Platillos volantes luminosos en el cielo! Toda una nota para dar pie a innumerables reportajes sensacionalistas. La prensa se hizo eco de la curiosa aparición presenciada por Arnold y el término «plato o platillo volante» quedó, desde entonces, fijado como definición del posteriormente llamado fenómeno Ufo u Ovni. Según Amoid, que si bien no encontró el avión averiado que buscaba, originó la investigación Ovni, los platillos volantes luminosos que vio ese 24 de junio de 1947 sobre el macizo de Las Cascadas, se movían exactamente igual a un plato sopero dentro de la pila de agua jabonosa de una cocina familiar, flotando e inclinándose de un lado a otro... Mucho antes que Arnoid, un granjero tejano había avistado un plato gigante que volaba cubierto de luz solar y a gran velocidad..., era otro día 24, pero no de junio de 1947, sino de enero de 1878. Un mes después del avistamiento de Amoid, un guardacostas llamado Frank Ryman, fotografió también en el Estado de Washington un disco volante, pero, si bien se publicó en los medios informativos la instantánea del platillo volante tomada por el guardacostas Ryman, los medios oficiales desmintieron el hecho diciendo que la imaginación del testigo había confundido la presencia aérea de un globo aerostático con un objeto volador no identificado». Aquí nació otra expresión: O.V.N.L, objeto volador no identificado... A pesar de la indiferencia oficial y del poco o mucho interés sensacionalista de la prensa en general, tanto Amoid como Ryman, cada cual por su lado, siguieron interesándose en el tema, ya que la impresión recibida por los dos fue la de que estaban ante la visita de extraterrestres...

A partir de esa fecha nació cierta inquietud en los medios oficiales de los Estados Unidos y de todo el mundo

EL CELEBRE OVNI DE KENTUCKY

Una hora clave en la historia de la Ufología... las 13.15 del 7 de enero de 1948. El teléfono comenzó a llamar insistentemente una y otra vez en la sede central de la policía de Kentucky (USA). Los pobladores de una localidad situada a unos cien kms. aproximadamente, llamaban alarmados para informar que habían detectado la presencia de un extraño avión entre metálico y luminoso que evolucionaba avanzando y retrocediendo vertiginosamente. Algunos lo asociaron a la descripción hecha unos meses atrás por Kenneth Amoid y publicada en los periódicos del país, que describía el fenómeno como un «platillo volante». Otros se limitaron a informar de que algo desconocido sobrevolaba la región.La policía de Kentucky se puso en contacto de inmediato con la Base aérea del lugar, conocida como BASE AEREA GODMAN, y preguntó si había en vuelo alguna nave de esas características. La Base aérea no tenía información de vuelo alguno en esa región. Las llamadas se intensificaban en la policía de Kentucky y los lugareños informaban de que, luego de diversas evoluciones sobre el poblado, el objeto volador no identificado se alejaba de la zona.No tardó el mismo objeto en aparecer en los radares de la Base aérea de Godman.El objeto volador fue avistado en la Base desde la torre de control.Tres cazas MUSTANG F-51 sobrevolaban las proximidades en vuelo de prácticas, la Base aérea se puso en contacto con ellos y les solicitó que investigaran el suceso.Thomas Mantell, comandante jefe del grupo y oficial de la Base, recibió la orden que transfirió a sus segundos. Los tres cazas Mustang comenzaron a buscar al extraño visitante.Los pilotos de los tres aviones avistaron el fenómeno a 4.500 metros de altura. Eran las 14.45 cuando el comandante informó a la Base de que, pese al peligro que representaba subir a esa altura con un caza Mustang F-51 sin máscara de oxígeno, lo haan y reportarían la información del objeto volador no identificado de inmediato.El comandante Thomas Mantell iba a la cabeza del grupo; remontó altura y comenzó la persecución mientras informaba a la Base: «VEO ALGo POR ENCIMA Y DELANTE DE MI». Y aclaró después, describiendo el objeto volador: «PARECE METALICO Y ENORME». Pasaron unos segundos y el piloto informó, sería su última información a la base, «VUELA ENCIMA DE MI. ME APROXIMO A EL, ESTA VOLANDO A UNOS 6.000 METROS...». Mantell desapareció de la vista de sus compañeros y el objeto volador también. Se silenció la transmisión. A las 15 en punto, según informe de la Base aérea de Godman, el Ovni desaparecía y el avión que pilotaba el comandante Thomas Mantell caía en picado desintegrándose... Las Fuerzas Aéreas de la Nación calificaron la muerte del piloto Mantell de accidental y dijeron que el plato volador visto por el desgraciado piloto del caza Mustang F-51 era el planeta Venus.Hasta aquí el informe oficial sobre los hechos, pero la mayoría de los investigadores del tema y los interesados en la Astronáutica, por entonces en pañales, pues poco después los rusos comenzarían su odisea del espacio, no terminaron de convencerse con las versiones oficiales y siguieron investigando este caso y otros acaecidos a lo largo de 1948. Es importante señalar que el año 48, junto con el 58, 68 y 78, fueron épocas importantes para las vistas extraterrestres, los contactos en la tercera fase y los testimonios oficiales.El caso de Kenneth Amoid, el del guardacostas Ryman y el trágico suceso del comandante Mantell no revistieron importancia oficial aparentemente, pero a partir de esa fecha nació cierta inquietud en los medios oficiales de los Estados Unidos y de todo el mundo. Las dos grandes potencias del Mundo comenzaron a preocuparse por estas visitas, tratando de descartar o no la posibilidad de que se tratase de un arma de espionaje de otras potencias de origen «absolutamente terreno». El segundo paso se dio en 1948, el mismo año de los avistamientos de Ovnis y fue a incrementar las investigaciones del proyecto Signo, al que seguirían dos proyectos de mayor envergadura en el estudio del fenómeno Ufo: el proyecto Rencor y el Libro Azul.
EL PENTAGONO Y LA CIA SE INTERESAN POR EL TEMA
Las" apariciones de Ovnis siguieron sucediéndose en los Estados Unidos entre el 48 y el 52, lo que indujo al Pentágono a potencializar estas investigaciones, a realizar estadísticas y casuísticas y también a registrar para su póstenos estudio todos los hechos producidos en el campo de la Ufolo-gía.No sólo el Pentágono se interesó en avivar las investigaciones del tema Ovni en el año 1952, sino también la CIA. El profesor Robertson fue el encargado de realizar el estudio del tema para la CIA. El profesor Robertson contó con la colaboración de un grupo altamente calificado de científicos. Este estudio se completó en el año 1953 y pasó a ser material de información secreto de la CIA. Sólo en el año 1966 ese célebre dossier, llamado Informe Robertson, .pasó al conocimiento público. En este dossier figura una advertencia formulada por el profesor Robertson: «En tiempos tan críticos como los que vivimos, la continua información sobre este tipo de fenómenos puede resultar lesiva para el ordenado funcionamiento de los organismos de defensa del Estado». El informe quedó en reserva 13 años... Hoy, este informe junto con el nutrido material reunido en el llamado LIBRO AZUL, investigación dirigida por el comandante Héctor Quintane-lla, y con el trabajo de Edward Condón realizado a petición de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, son la mejor fuente de información para el estudio de la Ufología, debido al rigor cienfico de dichos informes.

UN CONTACTO POPULAR: GEORGE ADAMSKY

George Adamsky es lo que puede llamarse el primer contactado o el hombre que inauguró los encuentros en la tercera fase.Interesado por los sucesos ocurridos entre los años 1947 al 52, Adamsky, un polaco residente en Norteamérica de 61 años de edad y aficionado a la Astronomía, inició un profundo estudio sobre el tema y comenzó a buscar una forma de contacto con los extraterrestres.Adamsky, que vivía muy próximo al célebre observatorio de Hale, por entonces llamado Monte Palomar, reunió a un grupo de entusiastas amigos interesados en el tema Ovni y partió hacia Desert Center en Arizona, donde tenia la intuición, o el mensaje telepático, según él, de que se encontrana con nuestros visitantes del Cosmos. Y así sucedió. El 20 de noviembre de 1952, la expedición lanzada a la búsqueda del contacto en la tercera fase se había detenido a comer un bocadillo y tomar una gaseosa. Adamsky vio entonces una nave en forma de cigarro, de las calificadas luego como naves nodrizas. Como loco comenzó a pedir a gritos que alguien le llevara hasta allí en coche, pues no sabía conducir automóviles. Sus compañeros, que también habían avistado la nave, así lo hicieron, dejando a Adamsky con una cámara fotográfica próximo al aparente lugar de aterrizaje y con la promesa de controlar la operación encuentro a distancia y con prismáticos, ya que Adamsky estimaba que la nave esperaba que él estuviera solo, para descender. Ya solo, Adamsky vio con asombro cómo llegaba hacia él un hombre joven, de menos de treinta años según el ojo terrestre, muy rubio y de baja .estatura, con el pelo larguísimo y vistiendo un «mono» enterizo. Antes del encuentro con el extraterrestre, Adamsky había logrado tomar varias fotografías de la nave espacial. El ex-traterrestre —un venusino según información de Adamsky, y que hoy deja dudas— le llamó desde una cierta distancia y él se aproximó sin miedo. En el libro escrito por el testigo describe así la presencia extraterrestre: «Tenía la cara redonda y una frente amplia, sus ojos eran verdes con reflejos grises, muy grandes y oblicuos a la vez, y su mirar era tranquilo. Los pómulos algo más altos que los de un occidental, pero no tanto como los de un indio o un asiático. La nariz era recta y no demasiado grande. Su boca, proporcionada y armónica, descubría sus dientes que eran sumamente blancos y perfectos».Según Adamsky, se entendieron por telepatía. Establecieron volver a encontrarse y el viajero del espacio —según referencia de Adamsky— dijo ser un venusino, cosa que, como ya señalamos más arriba, despierta hoy vivas dudas. De todos modos, Adamsky así lo entendió, y supuso que el hombre en cuestión venía de Venus. Sus amigos controlaron el encuentro y una de las acompañantes de Adamsky en la incursión al desierto en busca de un encuentro sobrenatural, dibujó un boceto elemental de lo que era la figura y la ropa del supuesto venusino visto desde el lugar donde ella se encontraba y con el auxilio de prismáticos.Tiempo después, Adamsky dijo haberse encontrado con este extraterrestre y otros compañeros, y haber realizado con ellos un viaje en una nave espacial, hecho que merece nuestras reservas, si bien el suceso fue ampliamente difundido por libros de la especialidad, la prensa y estudiado por la mayoría de las organizaciones dedicadas al estudio Ovni.Del primer encuentro sí damos amplios detalles, ya que se realizó ante seis testigos, personas en su sano juicio y que ante notario dieron fe de lo declarado por Adamsky a la prensa y en su libro titulado «Vuelos extrate-rrestres», y también dan fe de las fotos difundidas por el Sr. Adamsky. Lo firmado por estos seis testigos dice lo siguiente: «Los abajo firmantes declaran solemnemente que habiendo leído los detalles facilitados por George Adamsky sobre su entrevista con un extra-terrestre llegado en un platillo explorador coincide con cuanto ellos presenciaron. Firmado: Bailey y Sra., Wi-lliamson y Sra., Alice Wells, y Sra. de Mackinnis.

Instantánea tomada por George Adamsky el día 20 de noviembre de 1952 enArizona.

 

 

Descripciones diversas hechas por distintos testigos de visitas extraterrestres

Descripción por un testigo de un extrateirestre

DEL 47 AL 79, MUCHA AGUA BAJO EL PUENTE Y MUCHOS OVNIS EN EL CIELO

Diversas informaciones fueron suce-diéndose desde entonces, y los organismos del Estado iniciaron en muchas partes serias investigaciones del fenómeno Ufo. Aparecen entonces, figuras como Jacques Vallée, Aimée Michel, Jacques Berger, Erick Von Daniken, que se dedican de lleno al tema, se organizan simposios y congresos sobre Ufología.

En 1966, el Instituto Gallup, de USA, realizó una encuesta que dio como resultado el que más de cinco millones de norteamericanos habían visto alguna vez un platillo volante, un fenómeno Ufo o un Ovni, como se prefiera llamar. Por otra parte, en el 69, apareció un informe desmitificador del fenómeno: el informe del Comité Condón, auspiciado por la Fuerza Aérea estadounidense y del que se desprende que los Ovnis no existen.

CARL SAGAN OPINA AL RESPECTO EN 1979

Cari Sagan, director de Estudios Planetarios de la Universidad de Cor-nell, figura destacadísima en el estudio del fenómeno Ovni, considera que solamente en nuestra galaxia puede haber un millón de soles con planetas poblados por seres superiores a nosotros en muchos de los casos. Según Cari Sagan, llegan a nosotros sirviéndose quizá de los «Black Holes», puertas o huecos dimensionales.

LAS VISITAS

DE EXTRATERRESTRES EN EL PRESENTE AÑO

El 19 de marzo de 1979, la señora Iñurri iba en coche desde Sitges a Barcelona y vio, a las 22.30 h. aproximadamente, un objeto volador que se desplazaba vertiginosamente por el cielo en línea de zig-zag. Al llegar a su casa se enteró por su marido de que se había producido un apagón en la ciudad esa noche. La señora Iñurri llamó a una radioemisora local y dio información de haber avistado un Ovni por el poniente, en la ruta que va de Barcelona a Sitges. La señorita Fran-coise Rebulet viajaba con una niña de 5 años, de quien era institutriz, en un faxi con dirección a Perpignan. Tanto dicha señorita como la niñita y el chófer del taxi pudieron observar que un platillo volante, o algo similar, evolucionaba en el cielo entre las diez y diez y media de la noche, y se perdía o desaparecía repentinamente. El hombre de radio y conocedor del tema, David Rivera, de la ciudad de Barcelona, se refirió al hecho en su programa «Espacio Infinito». Muchas personas llamaron esa noche a las emisoras de radio, informando haber detectado presencia de Ovnis en la ciudad de Barcelona y sus alrededores.El día 13 de mayo del corriente año, la agencia Efe informó también de una aparición de Ovnis registrada por dos miembros del cuartel de Villar, de la guardia civil de Badajoz. Ambos servidores de la ley observaron un objeto luminoso de grandes proporciones, que irradiaba una tonalidad anaranjada y se desplazaba con rumbo sudoeste a gran velocidad. Eran las cuatro de la madrugada. En la frontera de Portugal con Es-paña, el camionero Gilberto Da Ca-moira aseguró haber visto hacia el lado español, como quien va de Valencia de Alcántara hacia Badajoz, un avión redondo muy brillante, con colores que iban del rojo al naranja y dorado, que dio unos giros, tuvo la sensación de que iba a descender hacia el lugar de la ruta fronteriza donde él transitaba, pero de pronto levantó un vuelo super veloz y se perdió en dirección sur...El 23 de enero en Colombia, un camionero vio descender una nave espacial y avistó a tres extraños personajes que bajaban de ella. Esto, según información del camionero colombiano, de nombre Hernando Pineda, sucedió en Toquilla. Ese mismo país volvió a ser visitado por viajeros del espacio el día 8 de agosto de este año. Varios bañistas de Barranquilla retardaban en la playa el regreso a sus casas. Eran las 19.30 cuando vieron varios «soles» que iban y venían en líneas oblicuas y luego desaparecían. Intentaron tomarles fotografías, pero el paso de las supuestas naves fue tan veloz que no les dio tiempo a buscar sus cámaras. Uno de los testigos, la señorita Berna Amu-chástegui, que estudia en Caracas, Venezuela, llamó a Ricardo Peña, de Ve-nevisión (canal oficial de televisión venezonala) y le comunicó el hecho. En Colombia también intentó dar difusión al suceso, pero al no tener fotos ni mayores testimonios, se les dijo que quizá se tratase de un globo sonda...En julio de este año, el conocido y prestigioso abogado Carlos Sirlin regresaba a su casa, sita en el distinguido Barrio Norte de Buenos Aires, después de cenar en una casa de campo de la localidad de Hurlinghan, cuando, junto con tres acompañantes, vio un objeto plateado brillante que se desplazaba en dirección sureste a gran velocidad, despidiendo luces fosforescentes de gran brillo. Detuvieron el automóvil para mirar con atención. Llamaron a varios especialistas en el tema y a una emisora, y todos informaron que ya tenían noticias del objeto volador no identificado que la noche del 11 de julio recorrió la periferia de la ciudad de Buenos Aires.

Ovni que fue visto en 1974 en Francia. UN GRAN TESTIGO: EL RADAR

En numerosas oportunidades, los radares de Bases aéreas, barcos, aviones y aeropuertos detectaron extrañas presencias, pero en este caso nos ocuparemos de un testimonio de radar dado por el aeropuerto de Orly, considerado técnicamente uno de los mejores del mundo y sin margen técnico de error. Este suceso lo ha narrado ampliamente el conocido investigador francés Aimée Michel.A las 23 h. del día 17 de febrero de 1956, en el aeropuerto de Orly, Francia, los operadores de radar advirtieron una mancha mucho mayor de la que producen los aviones en vuelo. El espectro que aparecía en el radar estaba por momentos completamente inmóvil y, por momentos, se movía a una velocidad asombrosa, que no correspondía a la de nave terrestre alguna. El radar detectó que la velocidad de la aparición en pantalla llegaba a unos tres mil seiscientos kilómetros por hora.En ese momento, una nave comercial que llegaba de Londres apareció en pantalla; el radar mostró entonces la presencia del avión y el desplazamiento vertiginoso del Ovni. El piloto del avión británico informó al aeropuerto de Orly de que estaba viendo una luz roja que avanzaba hacia él para embestirlo. El avión hizo una peligrosa maniobra y evitó la colisión. La nave desapareció de la vista del piloto y del radar, pero luego volvió y se mantuvo dentro del centro de información del radar unas tres horas. Varios aviones más pudieron comprobar esa extraña presencia, pero indudablemente el gran testigo era el electrónico, el que no tiene alternativas de error; el radar.En el comente año se detectaron diversas apariciones en radar de extrañas manchas que no corresponden a la presencia de aviones conocidos. El año pasado, 1978, tuvo al radar, al ojo electrónico, como fiel testigo de las visitas espaciales, ya que como es del dominio público, importantes agencias informativas, entre ellas Efe, United Press, Ansa y otras muchas, informaron a la comunidad mundial sobre registros de radar de apariciones Ovni durante el año pasado (1978) y el corriente año, 1979.Y es obligada la pregunta: ¿Por qué siguen a aviones, rondan aeropuertos y controlan los vuelos espaciales hechos por Rusia y los Estados Unidos? ¿Buscan contacto o sólo información de nuestros conocimientos técnicos? ¿Y con qué fin lo hacen: simple investigación o estudio del campo para una invasión próxima?