Make your own free website on Tripod.com

Principal
Arriba
 

                

 

 

webmaster:
ofelia_trillo@hotmail.com



LA PARARSICOLOGIA

ir a parapsicologia1

 

LA PARAPSICOLOGÍA

La parapsicología es una disciplina que se encuadra dentro de las pseudociencias. Tiene el dudoso honor de ser la única pseudociencia experimental, aunque -en rigor- es difícil llamar experimento a una prueba de parapsicología. Los fenómenos parapsicológicos o fenómenos “psi” fueron arbitrariamente divididos en:

 

  • Telepatía, o captación del contenido mental de otra persona.
  • Clarividencia, o captación extrasensorial de un objeto o suceso objetivo.
  • Precognición, o captación extrasensorial de acontecimientos futuros.
  • Psicokinesis, o influencia de la mente sobre la materia.

 

Los tres primeros pertenecen a la mal llamada percepción extrasensorial, y el último engloba al grupo de fenómenos “físicos”. La parapsicología concibe a la mente como una entidad separada del cuerpo y, en algunos casos los parapsicólogos afirman que los fenómenos no pertenecen al ámbito de lo mental, poniendo a “psi” en un nivel que estaría “más allá de lo psíquico o mental”. Los fenómenos psi serían: a) independientes del espacio y del tiempo; b) erráticos, es decir, no se puede saber cuándo van a presentarse; c) involuntarios; y d) inconscientes. Veamos.

a) Al ser independientes del espacio y del tiempo, violan varias leyes físicas, pero los parapsicólogos -en lugar de dudar sobre la existencia de un fenómeno tan peculiar- sostienen que hay que reformar toda la física para que psi pueda ser explicado (cuando ni siquiera está demostrado que exista).b) Con la excusa de la erraticidad, los parapsicólogos pueden explicar sus fracasos diciendo que “como es errático, el fenómeno esta vez no se presentó”. Cuando obtienen un resultado positivo dicen “esta vez se presentó”. Esto es equivalente a afirmar que un remedio para el dolor de cabeza dió resultado después de que el dolor pasó. Si el dolor no pasa, entonces se recurre a la explicación siguiente: algo inhibió el efecto del remedio, la concentración de los componentes no era la correcta, el paciente no estaba predispuesto, etc, etc.c) Estos pretendidos fenómenos no se pueden manejar a voluntad, de manera que uno no puede proponerse producir un fenómeno cuando lo desee, en cualquier momento o lugar. Esta vulgar excusa es también frecuentemente usada por los supuestos “mentalistas”, “videntes”, etc., cuando la cucharita no se dobla o la cartas no se aciertan.d) Otra característica -dicen los parapsicólogos- es que los fenómenos psi son inconscientes. Uno no sabe cuándo ni cómo se experimenta la telepatía o la clarividencia. Uno a veces puede percibir algo extrasensorialmente y “transformarlo” en una sensación de tristeza, alegría, dolor, sin darse cuenta de que se trata de un fenómeno psi genuino. Con el mismo rigor podemos decir que tenemos un dragón verde dentro de nuestra cabeza, sólo que el dragón se las arregla para desmaterializarse cada vez que nos toman una radiografía, o se “transforma” en una sensación de calor, ansiedad, etc, etc.Como vemos, la parapsicología ignora la física, la biología, la psicología científica y todo otro conocimiento que provenga de la ciencia. No posee una teoría que explique satisfactoriamente cómo un ente inmaterial (psi) puede interactuar con un sistema material (el cerebro). Se ha intentado correlacionar a los fenómenos psi con diversos aspectos: la personalidad, la actitud crédula o incrédula, los estados alterados de consciencia, la edad, el sexo, y se ha utilizado una gran gama de instrumentos para llevar a cabo investigaciones diseñadas para poner a prueba la hipótesis de la existencia de psi.Resulta ridículo comenzar a correlacionar a psi con cualquier característica o habilidad si todavía no se probó siquiera su propia existencia. Por ello decimos que la parapsicología no hace experimentos propiamente dichos. Primero debería probar que la variable crucial psi existe. De igual forma uno podría plantear la existencia de los duendes plutonianos, los cuales son invisibles, erráticos e independientes del espacio y del tiempo y empezar a correlacionar su presencia con el estado de ánimo de la gente, la personalidad, etc., sin corroborar primero que realmente existan.Por lo que se ve, la parapsicología esta lejos de transformarse en una ciencia, a pesar de que los parapsicólogos hablan de “parapsicología científica”, o “nueva ciencia”. Más de 100 años de investigaciones no han logrado probar un solo fenómeno psi. Se han hecho pruebas con animales, con plantas, con material subatómico, con cartas, dibujos, estados alterados de consciencia, drogas, etc. Se han publicado experimentos asombrosos, pero cuando se ha intentado repetirlos, el resultado ha sido el fracaso, con las consecuentes excusas pseudoexplicativas. Las más prestigiosas revistas dedicadas a la parapsicología deberían publicar las miles y miles de pruebas que han arrojado resultados negativos para la hipótesis psi.Teniendo en cuenta las objeciones precedentes, debemos agregar el fraude, ya sea por parte de los investigadores o por los sujetos “dotados” o “sensitivos” que hacen trampa durante las experimentaciones. Varios ilusionistas profesionales han recomendado que un mago experto se encuentre presente cuando se hace una investigación con sujetos como el famoso Uri Geller, tan proclives al fraude. Y el panorama desalentador se completa mencionando los diseños experimentales defectuosos, las evaluaciones estadísticas erróneas y otras fallas por el estilo.

EL POTENCIAL PARAPSICOLOGICO:
UN FACTOR HUMANO.

Por el Dr. Antonio LAS HERAS.

 La Parapsicología se constituye, definitivamente, como Ciencia en 1932 cuando la Universidad de Duke, (E.E. U.U.) habilita la primera cátedra dedicada a su enseñanza y se abre el primer laboratorio académico para investigaciones extrasensoriales, dirigidos por el doctor en Biología Joseph Banks Rhine. A partir de aquellos días mucho hemos descubierto los parapsicólogos. Sabemos, ahora, que el potencial parapsicológico es exclusivo del ser humano. Vegetales y animales carecen de ella, pero pueden recibir influencias humanas a través de esta fuerza. Todos contamos con esta fuerza tan especial. Pero la gran mayoría ignora no sólo como desarrollarla, sino - y es lo más delicado - desconoce la manera de utilizarla e interpretarla cuando surge de manera espontánea. ¿Qué otra cosa que un hecho de telepatía es cuando una madre siente que su hijo, que está viviendo a cientos de kilómetros de distancia, ha sufrido un accidente?. ¿Qué otra cosa que una precognición es cuando alguien despierta con la certeza - sin fundamento - de que se accidentará el medio de transporte que usará ese día y así ocurre? Nuestra vida cotidiana está llena de hechos parapsicológicos: pero la comunidad no ha sido educada para tenerlos en cuenta. Podrían así evitarse muchas desgracias y, además, activar una fuerza que si está viva en nuestra alma es para que la utilicemos beneficiosamente.
¿Qué es la Parapsicología?. Una buena definición, concreta y simple, está en el Documento de Buenos Aires, firmado durante el Primer Congreso Argentino de Parapsicología (1), (Buenos Aires, setiembre de 1981) que tuve el honor de presidir. Dice que "Parapsicología es la ciencia humanística que tiene como objeto de estudio al factor por medio del cual nos comunicamos sin intervención de los cinco sentidos (fenómenos extrasensoriales) y actuamos en el mundo exterior sin intervención de la fuerza muscular (fenómenos psikinéticos). A dicho factor se lo denomina, indistintamente, ´potencial parapsicológico´o ´estructura psi´".
Hay dos tipos de fenómenos parapsicológicos. Extrasensoriales: telepatía, clarividencia y precognición. Psikinéticos (o "telekinéticos" o "psicokinéticos"): movimiento de objetos, levitación, bilocación, ectoplasmía y fantasmogénesis. Los más frecuentes son los extrasensoriales. Se trata de formas extraordinarias de percepción. Telepatía es la transmisión de un contenido mental - de una persona a otra - a la distancia, sin que medie lenguaje verbal o gestual alguno. El contenido transmitido por telepatía puede ser un pensamiento o una emoción. Clarividencia es el conocimiento cierto de un hecho contemporáneo que sucede a una distancia tal que ninguno de los cinco sentidos comunes puede captarlo. La clarividencia explica lo que los orientales llamaron ´viaje astral´. Precognición es el conocimiento cierto de un acontecimiento que recién será real en un futuro, y es inaccesible por razonamiento, deducción o inferencia lógica. La precognición no es un presentimiento o una intuición. Estas son un producto mental. En cambio el conocimiento de un hecho futuro no deducible sólo puede originarse en el potencial parapsicológico mediante una especial asimilación de variaciones en las dimensiones del espacio y el tiempo, que no están a nuestro alcance sensorial, ni consciente.
Los fenómenos parapsicológicos pueden fomentarse y desarrollarse en condiciones adecuadas practicando métodos y técnicas de reprogramación psíquica y Control Mental.

______________________________

(1).: Entre otros, firmaron el Documento de Buenos Aires, los parapsicólogos Dr. Oscar González Quevedo, S.J., Lic. Enrique Novillo Paulí, S.J. y el Dr. Juan-Jacobo Bajarlía; el psicoanalista Dr. Arnaldo Rascovsky: el especialista en medicinas comparadas, Prof. Dr. Samuel Tarnopolsk y; el analista junguiano Prof. Dr. Vicente Rubino.