Make your own free website on Tripod.com

Principal
Arriba
 

                

 

 

webmaster:
ofelia_trillo@hotmail.com



EL VERDADERO DRACULA

una ficcion

inspirada en la realidad

vlad tepes 

o vlad el empalador

el conde dracula

VAMPIROS

vampirismo

origenes

primeros vampiros

vampiros modernos


un caso real


Arnold Paole

la condesa sangrienta

Fritz haarman

historia del vampirismo

el vampirismo y el cine

los comienzos

el dracula de Browning

Christopher Lee

los ultimos filmes

ir a vampiros y hombres lobos


conde dracula  

castillo de dracula       

vlad el empalador(grabado siglo xv

 

 

 

 

 

 

 

LA CONDESA SANGRIENTA

 

 

VAMPIRISMO Y CINE

 

LA CONDESA SANGRIENTA

 

 

 

chistofer lee en el papel de dracula

 

 

 

 

vampirismo en el cine

dracula o nosferatu ( de la pelicula de este nombre)

HAARMAN

 

Desde fines del siglo xIx con la aparición de la novela Drácula, de Bram Stoker el mito del vampiro se arraigó en la imaginación popular. La figura y el nombre de un antiguo y cruel jefe guerrero de los Balcanes vuelven a rondar las mentes: el príncipe VIad Dracul.   un papel primordial en la imaginación de los hombres, luego no hay que sorprenderse del éxito que encuentra el tema del vampiro, muerto vivo que vive eternamente chupando la sangre de sus victimas.

  Una ficción...

  Drácula relata el drámatico enfrentamiento entre un grupo de personas, lideradas por el profesor Van Helsing, médico versado en las ciencias ocultas, y el despiadado vampiro de Transilvania, el conde Drácula. La tradición vampírica ya se encuentra sólidamente establecida cuando se publica la novela en 1897: en la época romántica, Byron, Giovanni, Polidori evocaron a estos rnuertos que abandonan sus tumbas para atormentar a los vivos. Sin embargo, el origen de los vampiros se remonta aún más lejos: a las harpías de la Antigüedad conocidas por raptar hombres que jamás volvían a aparecer, a los monstruos sedientos de sangre de las leyendas medievales rusas, alemanas o rumanas. Lo novedoso de la novela de Stoker reside en su aspecto sexual, tanto en sus apetitos sádicos como mórbidos. También se encuentra en un cierto número de procedimientos que el autor, apasionado por la magia, imagina para espantar a los vampiros: la utilización del ajo o de la cruz y el hecho de que los vampiros puedan entrar en una casa sin haber sido invitados, invenciones varias veces retomadas de ahí en adelante en la literatura y el cine. Drácula, tal como lo describe Bram Stoker, es ante todo un personaje de ficción. No obstante, el escritor se inspiró, para crearlo, en un hombre que existió realmente, el siniestro VIad IV, apodado Tepes, el Empalador.

inspirada en la realidad

En el siglo XV, uno de los príncipes de Valaquia, provincia bajo dominación turca, ubicada entre los Alpes de Transilvania y el Danubio, es conocido con el nombre de VIad Dracul, este último término significa dragón, el emblema del rey. Cuando su hijo VIad IV, nacido en 1430, lo sucede a la edad de veinticinco años, recibe el título de Drácula, es decir, hijo del dragón. Desde su infancia, VIad Tepes es confrontado con la violencia. Ve a su padre asesinado y su hermano mayor enterrado vivo, El mismo es retenido varios años en una fortaleza como rehén por los turcos. En efecto, el Imperio Otomano se encuentra entonces en el apogeo de su poderio y se extiende hasta las fronteras de Hungría.

  Vlad Tepes

  VIad Tepes, a pesar de su sombría personalidad, es aún considerado por muchos rumanos como un héroe nacional por haber intentado liberar las provincias rumanas de Valaquia, Moldavia y Transilvania del dominio del invasor turco. El es uno de los jefes guerreros más temido por las tropas de ocupación del sultán Mehmed el Conquistador. Sin embargo, en 1462 es vencido y debe refugiarse en Hungría, donde es nuevamente tomado prisionero por razones políticas hasta 1473.

  0 Vlad el Empalador

  El empalamiento, en una estaca de madera o hierro, es su método favorito para deshacerse de los prisioneros turcos o de sus opositores ‑de ahí su sobrenombre. En el siglo XV, su crueldad es conocida y un grabado alemán de 1499 lo muestra festejando en medio de los cadáveres empalados. Se estima entre 50.000 y 100.000 el número de sus víctimas empaladas, quemadas o incluso desolladas vivas durante su corto reinado de una decena de años. Como sutil refinamiento, el príncipe a menudo manda engrasar o arromar la punta de las estacas para prolongar la agonía del ejecutado. Su sadismo no conoce límites: crónicas locales cuentan que para castigar a unos emisarios turcos que no se descubrieron en su presencia, ordena que se les clave el fez en el cráneo. En otra ocasión, manda reunir a una gran cantidad de pobres y minusválidos en una amplia sala cerrada bajo el pretexto de invitarlos a un banquete y ordena prenderle fuego. De vuelta en 1476 en el trono de Valaquia, VIad Drácula es asesinado dos meses después sin que se sepa exactamente quién organizó su caída: rivales locales o turcos. Es decapitado y su cabeza ensartada en la punta de una estaca. A principios ¿le nuestro siglo, su presunta tumba es abierta y, para sorpresa general, se encuentra vacía. Así, la leyenda se reúne con el personaje mítico creado por Bram Stoker. El vampirismo se manifestó muy temprano en la historia, lo que no es sorprendente si se piensa en las poderosas virtudes atribuidas habitualmente a la sangre y el temor a la cólera de los difuntos, que se trata de apaciguar mediante ofrendas. Por otra parte, la perfecta conservación de algunos cadáveres contribuyó al desarrollo del mito.
La Antigüedad. El panteón asirio posee varios demonios chupadores de sangre, entre ellos la maléfica Lilith. Los griegos hablan de las sombras de la casa de Hades, dios de los Infiernos, y los romanos tienen a Lamia, la vampiro maligna que vampiriza a sus víctimas y devora los fetos.
La Edad Media y el Renacimiento. En el siglo XI se encuentra la primera mención oficial del vampirismo en Occidente, después de lo cual el tema tiene un desarrollo prodigioso. Así, en el siglo XII, en Inglaterra, se reconoce que estas criaturas son tan numerosas que hay que quemarlas para apaciguar el clamor popular. En Hungría, la «condesa sangrienta" Elisabeth Bathory (1560-1614), habría mandado asesinar cen tenares de mujeres jovenes para beber su sangre y bañarse en ella a fin de preservar su célebre belleza de los estragos del tiempo.

El siglo XVIII. A partir de 1730, un extraño fenómeno, iniciado en Grecia, se extiende por toda Europa central: se profanan tumbas en serie. Los cadáveres, sospechosos de ser vampiros, son desenterrados, sus corazones atravesados por una estaca y sus cuerpos quemados. El ejército debe intervenir. Varias obras tratan este tema, entre ellas, una muy crítica, M religioso benedictino francés Dom Augustin Calmet. La mezcla de pasión y miedo es tal que Voltaire escribe en su Diccionario filosófico (1764): «No se escuchó hablar más. que de vampiros de 1730 a 1735.»
El siglo XX. Aún hoy, alimentado por un cine prolífico en películas de horror, el mito fascina y marca, de tiempo en tiempo, la personalidad de asesinos sanguinarios como Peter Kürten (apodado «el Vampiro de Düsseldorf»), Viado Makaric, Kuno Hoffman, o la de los miembros de extrañas sectas llamadas «vampíricas »

El conde Drácula

 

«Su nariz aguileña le daba verdaderamente un perfil de águila; tenía lafrente alta, abombada, los cabellos escasos en las si . enes pero abundantes en el resto de la cabeza; las cejas enmarañadas casi se Juntaban sobre la nariz, y eran tan largas y tupidas que daban la impresión de rizarse. La boca, o al menos lo que yo veía bajo el enorme bigote, tenía una expresión cruel, y los dientes, resplandecientes de blancura, eran especialmente puntiagudos; sobresalían de los labios de un rojo intenso que revelaba una vitalidad extraordinaria para un bombre de esa edad, Sin embargo, las orejas eran pálidas y terminadas en punta; el mentón, ancbo, también revelaba fuerza, y las mejillas, aunque buecas, eran firmes. Una palidez sorprendente era la impresión que daba esa cara,

  Bram Stoker, Drácula.

Vampiro

Vampiro, según la leyenda popular, individuo aparentemente muerto que sale de la tumba durante la noche, a menudo en forma de murciélago, y succiona la sangre de las personas dormidas para alimentarse.

 Se supone que determinados talismanes y hierbas alejan a los vampiros que, según la tradición, sólo pueden ser destruidos por cremación o clavándoles una estaca en el corazón. La creencia en los vampiros se remonta a la antigüedad y estuvo muy extendida entre los eslavos. La novela Drácula (1897) del escritor irlandés Bram Stoker cuenta la historia del conde Drácula, un vampiro de Transilvania, que se convirtió en uno de los personajes más famosos de las películas de terror.

 

Nosferatu, el vampiro

La película de terror Nosferatu, el vampiro del director alemán F. W. Murnau está inspirada en la novela Drácula de Bram Stoker. En su estreno en 1922 causó gran impresión en la audiencia y, aún hoy, sigue siendo considerada como una obra maestra del género de terror. El papel del vampiro está interpretado por Max Schreck.

Archive Photos

 

Vampiro II

Vampiro II representa a una vampira chupando la vida de un hombre apoyado contra ella. Esta litografía, coloreada a mano, del noruego Edvard Munch, muestra su estilo, sencillo y vigoroso. El tema sugiere, no sólo la preocupación del pintor por la muerte, sino también sus inquietudes sexuales sobre las mujeres. Fechada en 1895, la litografía se conserva en el Museo Munch de Oslo, en Noruega.

© 2000 The Munch Museum / Munch-Ellingsen Group / Artists Rights Society (ARS), New York. Photo: Erich Lessing/Art Resource, NY

 

nosferatu

vampiro

 

.  VAMPIRISMO

:

El vampiro, un ser que murió, pero no esta muerto, que es más que humano. Él puede regalar un muerte innoble, reducir al hombre a simple aliento, puede hacernos vampiros, darnos la vida eterna, la juventud. Todo por tomarnos el alma y nuestra calidad humana. Esta es la leyenda que a lo largo de la historia nos ha llegado; pero cual es la verdad detrás de todo esta mezcla de mito y realidad.Según una encuesta internacional, la imagen del vampiro es una de las más conocidas e inconscientemente deseadas. Todos los países, todas las regiones en su lengua una palabra para este ser, y una formula para alejarlos y cuidarse de ellos. En otro nivel, el de las imágenes que ya pertenece al mundo todo, esta el vampiro alto pálido, un aristócrata de capa negra y mirada hipnótica. , el Nosferatu, ya esta en nuestras mentes. Toda la tradición indica que el vampiro fue un ser humano que murió en condiciones particularmente horribles y fue transformado por un poder que nada en este mundo puede detener. El vampiro gana una vida eterna en el otro lado. Su mundo es frío, oscuro, solitario. esto es porque el vampiro debe matar para continuar su extraña vida. Por eso las tradiciones más antiguas los tratan como a las plagas medievales, de las que se conoce su crueldad y su comienzo pero no su fin.

ORIGENES:

Toda historia tiene, por lo general, algo de veracidad, aunque sea una pequeña porción. El vampirismo no iba a ser la excepción. Para muchos investigadores, el verdadero Drácula fue Vlad Tepes, quien nació en Sighsoara, Rumania, algún día de 1431 (Otros autores aseguran que el lugar de nacimiento de Vlad Tepes fue Transilvania). Su padre era un caballero de la orden del Dragón, y se ganó el apodo de "Dracul", que en buen rumano quiere decir "diablo". Nuestro amigo Vlad heredó el "honor" de su padre, y se pasó a llamar Vlad Draculea, es decir, hijo de Dracul. De todas maneras, la historia lo recuerda como Vlad Tepes, que significa "Vlad, el empalador". No en vano recibió ese nombre, pues una de sus aficiones más adoradas era empalar a sus víctimas.
Pero no es el único personaje tildado de "vampiro". Existen otras historias que aparentan tratar de estos seres. Por ejemplo, en el siglo XVII comenzaron a publicarse relatos sobre este tema, supuestamente verídicos. Uno de ellos relata la exhumación del cadáver de un vampiro ocurrida en Belgrado, en 1732: "Estaba inclinado hacia un lado. Tenía la piel fresca y rubicunda; las uñas largas y perversamente torcidas; la boca cubierta con la sangre absorvida la noche anterior. Por lo tanto se atravesó el pecho del vampiro con una estaca. Éste profirió un alarido terrible mientras la sangre brotaba abundantemente de la herida. Luego fue incinerado hasta que quedó convertido en cenizas".
Quien crea esto debe estar muy enajenado. Bueno, más tarde, el cristianismo le agregó al mito del vampiro un origen: estos eran cadáveres animados por un demonio. Como vemos, el tiempo fue dando forma a una leyenda que hasta nuestros días llega bastante remozada.

PRIMEROS VAMPIROS

En occidente el mito del vampiro no era una creencia muy enraizada. De hecho, según podemos leer en la obra de Daniel Cohen, "Enciclopedia de los monstruos", la palabra para definir vampiro en inglés apareció recién en 1734. El primer vampiro de la literatura inglesa sería lord Ruthven, quien aparece en una novela escrita en 1819. El autor de este libro, llamado simplemente "Vampiro" fue John Polodori, doctor personal del poeta lord Byron.
Más tarde, en 1847, apareció Varney, the Vampyre, que adquirió cierta popularidad al ser publicado como novela de folletín. Pero quien marcaría pauta y dictaría cátedra en esto de los vampiros sería Bram Stoker y su libro Drácula. (1897)
Y acá volvemos con nuestro adicto al empalamiento, Vlad Tepes. Muchos autores afirman que es posible que Bram Stoker se haya basado en el empalador para crear su obra cumbre, que dicho sea de paso se convirtió en todo un éxito apenas fue publicada.
No está demás decir que el castillo de Drácula en Bran, Brasov, Rumania, se ha convertido en un lugar de peregrinaje para todos aquellos que gustan del vampirismo. Es un centro turístico de importancia dentro de Rumania.
Es preciso mencionar que ciertas ideas que se tienen acerca de los vampiros son creaciones insertadas en trabajos literarios o películas de cine relativamente recientes. Entre estas ideas podemos tratar aquella que supone que los vampiros se pueden convertir en murciélagos. Que sepamos, Vlad Tepes jamás pudo hacer semejante gracia. De todas formas, no han faltado quienes creen en estas historias, y se han dedicado a la caza de vampiros. Es el caso del doctor Johannes von Lobel, quien participó en una cacería de "hombres-murciélago" en Serbia y dijo que era capaz de percibir un ligero pulso en los cadáveres que, en su opinión, eran de vampiros

. VAMPIROS MODERNOS

Una muestra de aquello nos la da en investigador español Manuel Carballal, quien en un artículo escrito en la revista Karma 7 nos señala una historia que da para pensar.
Víctimas de la creencia en los vampiros
En enero de 1973 John Pye, un joven oficial de la Brigada de Homicidios de la policía británica, acudió al número 3 de la urbanización "The Villes", en Stokeon-Trent, en lo que parecía un caso rutinario. El cadáver de un hombre había aparecido en extrañas circunstancias.
Al llegar a la casa del fallecido, descubrió que el hombre sentía tal terror por la luz eléctrica que no utilizaba ampolletas en su casa. La habitación estaba sumida en la más absoluta oscuridad, así que tuvo que realizar la inspección ocular utilizando una linterna. A medida que el policía escrutaba cada rincón de la habitación, su asombro iba en aumento. Pye descubrió extraños elementos entorno al cadáver: sobre las mantas, junto a la cara y entre las piernas, encontró bolsas de sal; el hombre había mezclado el mineral con su orina en diversos recipientes, y fuera, en el alféizar de la ventana, se veía un cuenco invertido que cubría una mezcla de excrementos humanos y ajo...
El cadáver encontrado pertenecía a Demetrious Myiciura, un inmigrante polaco, que 25 años antes había dejado su país para instalarse como ceramista en Inglaterra.
Según el informe forense, Myiciura se había asfixiado con una cebolla en vinagre; el Juez de Instrucción consideró el caso como "inusual", a pesar de que existían precedentes de "personas que tragando la comida sin masticar se asfixiasen". Sin embargo el joven policía John Pye, había continuado investigando. El aspecto de la habitación, que parecía una "fortaleza contra vampiros" le llevó a consultar bibliografía sobre el tema, y en un excelente tratado de Anthony Masters titulado "Natural History of the Vampire" -editado en Inglaterra un año antes-, Pye encontró la confirmación a sus sospechas: sal y ajo son los repelentes tradicionales de los vampiros, y la mezcla en el alféizar de la ventana de Myiciura debía atraerlos, para que luego se envenenaran con el ajo. Cuando el policía puso al juez al corriente de sus descubrimientos bibliográficos, el magistrado ordenó un nuevo examen a la supuesta cebolla en vinagre, descubriendo así que en realidad se trataba de un diente de ajo. Como medida final para ahuyentar a los vampiros, el pobre y supersticiosos ceramista se había acostado con un diente de ajo en la boca, y el ajo le había causado la muerte por asfixia.
Fin de la cita. Para finalizar este pequeño recorrido por la historiografía vampírica, me parece oportuno señalar que en la actualidad aún quedan algunas personas que creen ser vampiros, o al menos actúan como si lo fueran. De hecho, se han reportado casos de jóvenes que han malentendido juegos de rol, por ejemplo, y terminan asesinando a sus compañeros, madres o parientes, para tomar su sangre. O también se puede mencionar a los asesinos en serie, quienes se caracterizan, entre otras cosas, por beber la sangre y comer partes de sus víctimas.
Los vampiros no existen. Pero sus émulos sí. A cuidarse, entonces.

 

PETER PLOGOJOWITZ (un caso real)

En 1725, en la aldea de Kisilova, en el distrito de Rahm (hoy Slavia), los oficiales prusianos tuvieron que controlar un disturbio. La pequeña villa estaba alborotada por una racha de muertes misteriosas. Diez vecinos habían fallecido en apenas dos semanas tras sufrir breves enfermedades de 24 hs. Nueve de los muertos juraron en su agonía que habían sido visitados por la primera víctima, Peter Plogojowitz, un campesino bien conocido en la región, su propia viuda relató que pocos días después de ser sepultado, Peter volvió a la casa una noche y exigió sus zapatos. Todos los testimonios coincidían en que el difunto "un cuerpo y una cara sin descomponer, con las uñas y barbas aún creciendo".

Los minuciosos oficiales prusianos, labraron un acta con lo que los descontrolados campesinos decían:

Al desenterrar al sujeto Peter Plogojowitz, no se percibió ni el mínimo olor que anuncia la muerte y el cuerpo, Excepto porque su nariz estaba algo caída, no mostraba decadencia alguna, la piel se había caído y por atrás crecía una nueva. No sin asombro vi sangre fresca en su boca, sin duda de sus víctimas".

El notario, acompañado de un pope ortodoxo, testificó el tratamiento que los campesinos dieron al cuerpo de Plogojowitz.

"Con gran celeridad afilaron una estaca y se la pusieron en el corazón del que surgió abundante sangre fresca, así como de sus oídos y de su boca, mientras el cuerpo se sacudía y movía. Luego lo quemaron hasta reducirlo a cenizas."

 

ARNOD PAOLE

Este es el caso de un hombre sencillo llamado Arnod Paole, un soldado Serbio que vivio a principios del siglo XVIII.
Paole sostenia que mientras estuvo destinado en Gosswa, fue atacoado por un vampiro. La gente de esa zona creia que la unica manera de librarse de la influencia vampirica era comer algo de tierra de su tumba y rociarse de
la sangre del vampiro. Paole sostenia haber practicado el rito.
Aparentemente el metodo debio funcionar y Paole pudo regresar a su hogar en 1727; pero al poco tiempo murió al caer de un alto carro cargado de heno. El acta de este caso nuevamente redactado por un oficial de justicia, se llama Visum et repertum (visto y descubierto) y es un clásico de la literatura especializada. Según los vecinos de la aldea Paole había sido molestado por un vampiro mucho antes de morir y se había tratado su cuerpo, cubriendo con tierra de la tumba de su acosador.
Parece que el remedio no dio resultado, porque un mes después de su muerte los vecinos comenzaron a denunciar que el muerto se les aparecía por la noches, y que ya había matado a cuatro campesinos. "En presencia de su Hadnak (policía) los vecinos cavaron la tumba de Paole cuarenta días después de su muerte y lo encontraron completo, y con una frescura que parecía estar dormido, en la camisa, como en su cara se encontró sangre, así como en el interior de su ataúd." Como Paole mostraba las señales típicas del vampiro, los aldeanos le clavaron la estaca en el pecho. Ante el cual dio un audible grito y sangró profusamente, por lo que quemaron su cuerpo." Los prevenidos aldeanos excavaron las tumbas de los cuatros campesinos supuestamente asesinados por Paole, y también realizaron el mismo acto. Pero el impresionante documento relata que la pequeña aldea no se salvó de la epidemia, ya que "el vampiro no solo ataca al humano, sino también bebe la sangre de los animales que, al ser comidos por los hombres, los enferma." El acta describe la horrible muerte de 17 personas de distintas edades. Los aldeanos tuvieron que desenterrar a cada nueva victima y realizar el ritual de la estaca y el fuego. En los viejos folios históricos que sobrevivieron a tantas guerras y revoluciones, se guardan en páginas amarillentas relatos similares en Grecia, Italia, España, Francia y todos los países del este europeo. Esas paginas cuentan la lucha de párrocos que hasta recurrieron a reliquias milagreras para detener a seres que una y otra vez, son llamados "hijos de la noche".

ERZSEBET BATHORY, La Condesa Sangrienta

La sed de sangre de un vampiro (o creído de ser vampiro) es fácilmente entendida por la historia de Erzsebet Bathory, la húngara que paso a la historia como la condesa sangrienta. Nacida en el Siglo XV, la condesa era reputada como una noble rica, hermosa y de ilimitada crueldad, que creía que la sangre era la fuente de una eterna juventud. A su castillo llegaban decenas de jóvenes doncellas atraídas por la oferta de empleo en su corte. Nadie las volvía ver, la condesa las ejecutaba lentamente en sus sótanos, donde drenaba su sangre para beberla y bañarse. Según los registro de la época, se calcula que alrededor de 650 adolescentes perdieron la vida en manos de esta esquizofrénica condesa.Mas conocida como "La condesa sangrienta", debido a los macabros y depravados crimenes que cometio, Elizabeth Bathory fue una aristocrata hungara perteneciente a una de las mas ilustes familias de Europa. De hecho de esta misma familia tambien fueron Esteban y Sigmund Bathory que ocuparon los tronos de Polonia y Transilvania, respectivamente, además de varios dignatarios de la Iglesia y ministros de Hungría.
Popularmente se cree que mataba a sus jovenes doncellas para bañarse en su sangre porque creia que asi se mantendria joven y bella. Se dice que llego a asesinar a 650 personas para este proposito. Actualmente y despues de las investigaciones llevadas a cabo no se sabe a ciencia cierta si esto es verdad o no, aunque si se puede asegurar que cometio una gran cantidad de crimenes de extrema crueldad.
La historia de Elizabeth comienza en 1560, fecha en la que vino al mundo en el seno de una de las mas importantes familias de Hungria. Su castillo se encontraba en Cachtice, ciudad situada en Slovakia.Tambien paso parte de su vida en Viena donde tenia una mansion cerca del palacio real en el centro de la ciudad. Alli se hizo construir una jaula de hierro dentro de la cual torturaba a las jovenes doncellas.
Gran parte de los investigadores achacan los malvados instintos de esta condesa a la degeneracion genetica a la que habian llegado los miembros de esta familia debido a los cruces de sangre pues la unica manera de mantener las posesiones era el matrimonio entre familias nobles Hungaras.
De hecho Elizabeth era muy propensa a ataques de epilepsia, y entre los de su estirpe había numerosos antecedentes de prácticas de magia negra y satanismo; además, su hermano Stephen y su tía, ambos de marcada tendencia homosexual, fueron conocidos libertinos en su época, y, por si fuera poco, cabe citar el caso de su antepasada Clara Báthory, que, al decir de los cronistas,aparte de practicar todo tipo de enfermizas aberraciones sexuales envenenó a su marido.
A los once años Elizabeth se prometio con Ferenc Nadasdy, el hijo de otra familia hungara de la aristocracia. Se fue a vivir con la familia de Ferenc, al sombrio castillo de Csejthe. Alli le gustaba jugar con los niños de el estado de los Nadasdy, pero pronto quedo embarazada de uno de ellos. Debido a este incidente a los 13 años se la tuvieron que llevar en secreto hasta un castillo donde tuvo al hijo que fue sacado del pais. Dos años despues se caso con Ferenc Nadasdy.
Ferenc, que poco despues seria conocido como "El caballero negro", por sus destacadas proezas como general en el campo de batalla, era tan cruel como su mujer. Estuvo la mayor parte de su matrimonio luchando contra los
turcos y cuando volvia a casa disfrutaba torturando a los prisioneros. De hecho enseño varias tecnicas de tortura a Elizabeth. Una de las tecnicas preferidas de tortura de Elizabeth era introducir finas agujas debajo de las uñas de sus sirvientas, o simplemente clavarlas en su piel. Tambien se decia que daba llaves o monedas al rojo vivo para quemar las manos de las doncellas, o que las tiraba a la nieve para despues echarles agua fria hasta verlas morir congeladas.
Se cuenta que Ferenc enseño a Elizabeth como mantener la discipina de sus doncellas. Sacaban a las chicas desnudas al exterior y recubrian sus cuerpos con miel. La dejaban 1 dia entero fuera, de manera que era picada por los mosquitos, la abejas y todo tipo de insectos.
El hecho de que Ferenc estuviera ausente gran parte del tiempo fue la causa de que Elizabeth buscara refugio en numerosos amantes de ambos sexos de los que pronto se aburrió, de forma que, intetando buscar nuevos divertimentos, llamo a gran cantidad de brujos y alquimistas que la iniciaron en ciertas prácticas de brujería en las que se centró su vida a partir de entonces, especialmente cuando, a la muerte de su esposo en 1604, vio las puertas abiertas para entregarse a esta nueva pasión. Esto tambien dio a Elizabeth via libre para desarrollar sus propias perversiones sexuales. Segun un registro del juicio celebrado en 1611 una vez prendio fuego al vello pubico de una de sus criadas. Tambien le gustaba mucho que sus doncellas se desnudaran para ella.
El origen de la historia que dice que utilizaba sangre para fines cosmeticos es que se dice que un día, propinó una violenta bofetada a la criada que la estaba peinando, con tan mala fortuna que ésta comenzó a sangrar y su sangre salpicó la mano de la condesa. Convencida de que el trozo de piel donde había caído la sangre se veía más lozano, proyectó tomar baños de sangre humana parar mantener su juventud y belleza eternamente. A partir de este momento comenzó una orgía desenfrenada de asesinatos -se citan más de seiscientos cincuenta- que se prolongó por
espacio de diez años, durante los cuales sus criados recorrieron la región a la caza de jóvenes vírgenes, cuando no era ella misma la que las atraía al castillo con el señuelo de ser empleadas como sirvientas. Allí, las aldeanas eran encerradas en las mazmorras del castillo, a la espera de ser degolladas para que su sangre llenara la bañera de la cruel condesa.
Una temporada que la condesa estuvo enferma en cama mando que le llevaran a una joven doncella para hecerle compañia. Cuando llego se avalanzo sobre ella, la mordio en la mejilla, le arranco un trozo de hombro con los dientes y le clavo los dientes en un pecho.
Llego un momento que el guardar tal numero de cuerpos en el castillo se convirtio en un gran problema. Incluso al principio se guardaron algunos cuerpos debajo de las camas.Llego un momento que el hedor era tan insoportable que algunos sirvientes llevaron los cuerpos a un campo cercano a la ciudad, con lo que empezaron a circular leyendas entre la gente de la existencia de vampiros, los cuales eran la causa de los cuerpos llenos de sangre que se encontraban alrededor de la aldea. Bathory poseia muchas mas riquezas que el propio rey Matthias II. Debido a esto en cuanto al rey le llegaron noticias de lo que en el castillo de la condesa estaba ocurriendo decidio actuar de inmediato, motivado por causas economicas. poco despues el rey ordeno en Bratislava al conde Thurzo que investigara los hechos. Si pudieran encontrar a Bathory culpable de brujeria todas sus posesiones pasarian directamente al rey y ademas se anularia toda su deuda hacia ella.
Sin embargo el conde Thurzo era un gran amigo de la familia Bathory y pudieron hacer un trato con el. habria un juicio conducido por Thurzo antes de que el rey pudiera actuar. Bathory no compareceria pero sus complices serian llevados a juicio. De esta manera las propiedades se quedarian en manos de la familia Bathory.
El plan se llevo a cabo y los complices de la condesa fueron ejecutados de forma cruel. Se les arranco los dedos con tenazas al rojo vivo y despues se les tiro vivos a la hoguera. En cuanto a Elizabeth su condición nobiliaria le permitió escapar del verdugo, no salió indemne del proceso, pues como expiación de sus crímenes fue condenada a prisión perpetua y a ser emparedada en el castillo de Esei, con tan sólo una diminuta rendija por la que le daban comida y agua. Murió a los cincuenta y cuatro años, dentro de la cámara que llevaba siendo su tumba desde hacía casi un lustro.
Los documentos existentes demuestran la union entre la familia Bathory y la de Vlad Tepes, "Dracula". de hecho un miembro de la familia Bathory, Stephen Bathory, estuvo a cargo fue quien dirigio la mision que devolvio a "Dracula" el trono en 1476. Ademas los antepasados hungaros de Dracula estaban relacionados con el clan Bathory.

 

FRITZ HAARMAN

Nacido en Alemania en 1879, Fritz Haarman fue el sexto hijo de una familia pobre que ya desde pequeño mostro un gran odio a su padre. Haarman fue un niño muy problematico y sus problemas se fueron acentuando a medida que se  hacia mayor. A los 17 años se le detuvo por acosar a otros niños y fue ingresado en una institucion mental. Poco tiempo despues escapo y volvio a casa en donde se prometio con una joven a la cual dejo embarazada al poco tiempo. Al nacer el niño Haarman cancelo los planes de boda y se enrolo en el ejercito. Para alguien tan perturbado como Haarman, es sorprendente que se le diera tan bien el ejercito. Probablemente hubiera seguido alli de no ser por sus problemas fisicos. Se le diagnostico una nurastemia que hizo que tuviera que dejarlo en 1903. A partir de ese momento su vida cambio radicalemente. Se sabe que paso gran parte de la siguiente decada en la carcel debido a delitos de abuso a niños. En 1918 Haarman conocio a un chapero llamado Hans Grans, que seria su compañero en sus orgias de sangre y violencia. Hans y Frizt atraian a chicos jovenes hasta su casa en donde les daban una copiosa cena regada de grandes cantidades de alcohol, cuando la victma perdia el conocimiento Haarman se acercaba y le mordia el cuello para chuparle la sangre hasta que la victima moria.
Se estima que mato a unos 50 jovenes, aunque solo se encontraron 27 cuerpos. Con el resto de los cadaveres los descuartizaron, los cortaron en filetes y los vendieron en los mercados como ternera. Todo esto ocurrio entre 1918 y 1924. Lo que les delato fue que tiraban los huesos y calaveras a los canales y luego flotaban en la superficie, lo que hizo sospechar a la policia de Haarman que ya tenia un amplio historial delictivo.
A Haarman se le condeno a morir decapitado en publico en 1924 debido a los propios deseos del reo. Grans solo fue condenado a 12 años de prision.

 

HISTORIA DEL VAMPIRISMO

A partir del siglo XVII, la prensa europea se empezo a hacer eco de extraños sucesos que estaban ocurriendo en paises de la Europa Oriental. El Mercure Galant, periodico editado en Paris , ofrece en Mayo de 1663 la siguiente noticia: "Ustedes habran podido oir hablar ya de una cosa realmente extraordinaria que se encuentra en Polonia y sobre todo en Rusia. Se trata de cuerpos muertos que se llaman en latin Striges y en la lengua del pais Upierz y que tienen un cierto humor que las gentes y ciertas personas sabias aseguran que es sangre. Se dice que el demonio saca esta sangre del cuerpo de una persona viva o de algun ganado y que la lleva a un cuerpo muerto, porque se pretende que el demonio salke del cadaver cierto tiempo, desde mediodia a medianoche, despues de lo cual vuelve a el y le pone la sangre que ha recogido. Esta sangre se encuentra con el tiempo en tal abundancia en el cadaver, que sale por la boca por la nariz y sobre todo por las orejas del muerto" El relato explica posteriormente como el demonio que sale del cadaver atormenta por la noche a las personas hasta que adelgazan y se van "muriendo una detras de otra". Añade asi mismo que el remedio para librarse de estos males consiste en cortar la cabeza y abrir ell corazon de estos cadaveres y comer pan hecho con su sangre (que "sale en gran cantidad"). Finalmente asegura el reportaje que tales "prodigios" son comunes en Rusia y que sacerdotes dignos de fe han presenciado esa suerte de "ejecuciones" y atestiguan la verdad de todo lo dicho"
Al año siguiente (enero de 1664) aparece nuevamente el tema en el Mercure Galant en una larga disertacion firmada por Marigner, Señor de Plessis y abogado en el parlamento de Paris... quien mantiene correspondencia con el Primer Secretario de la Reaina de Polonia:
Tras asegurar que los demonios y las almas de los condenados causan los terremotos y las temopestades, afirma que tambien las almas de los condenados al Purgatorio, "como los crueles Stryges de Rusia", pueden causar algun desorden. El autor aclara que esta suerte de espiritus vagabundios no son personas vivas, si bien conservan sus malas inclinaciones despues de la muerte. Compara el fenomeno con lo que ocurre con ciertas personas que pierden en vida el uso del sentido comun, como ocurrio con Nabuconodosor que, tras perder toda su potencia intelectiva, creia haberse convertido en buey y realizaba tadas las acciones de los animales. Seguidamente comenta sobre otras metamorfosis como la de brujos o magos que pasan a los espiritus malignos y hombres lobo y se transforman en bueyes que recibiendo ordenes del demonio causan maleficios a los hombres, al ganado y a los frutos. Por ultimo comenta el caso de un hombre mordido por un perro rabioso "cuya baba, por su veneno, habia herido la
imaginacion de aquel hombre", quien se comportaba de forma parecida al perro. Y tras presentar ejemplos y comparaciones de diversa indole concluye con cierta ambiguedad que "las causas de la metamorfosis y cambios, se deben atribuir a cosas naturales o contranaturales, pero corporales y no a milagrios y efectos sobrenaturales, ni a la ciencia y poder del demonio"
En febrero de 1694, Mercure Galant vuelve de nmuevo sobre el mismo tema:
Comienza el articulo por reproducir el relato aparecido en sus mismas paginas en mayo de 1663 y por reconocer que su contenido procedia de una carta del Sr Desnoyers (primer secretario de la reina de Polonia) y que
estaba avalado por rectos sacerdotes. Posteriormente asegura que no hay razon para dudar de tales hechos porque se trata de algo conocido en polonia y sobre todo en Rusia y tanto por la gente vulgar como por la gente inteligente. Comenta mas adelante los dificil que resulta creer ("si no obligase el respeto") algunas historias de las escrituras como el paso del mar rojo por Moises o la expulsion del Demonio del cuerpo de un poseido y su envio a una manada de cerdos, por obra de Jesucristo. Por ello piensan que puede entrar sin temor "en la busqueda de las principales
causas de los efectos extraordinarios que los Stryges hacen en Rusia y examinar si esta enmfermedad es particular del pais, es una posesion es una obsesion del Demonio o una vejacion de algun otro espiritu sea cual sea". En el reportaje se asegura que "los medicos quieren atribuir esta suerte de sufrimientos a la melancolia exclusivamente", hecho que critican dado el escaso exito que han tenido en el tratamiento de algunos casos de posesion, en los que solo cedieron con exorcismos y remedios espirituales de la iglesia.

Otra calamidad achacada a los vampiros es la narrada por un hombre de leyes, Carlos Ferdinand de Schertz en 1706, en una pequeña obra titulada Magia Posthuma y publicada en Olmutz (Moravia):
"En una cierta aldea una mujer murio recientemente sin haber recibido los ultimos sacramentosy fue enterrada de la forma usual en el cementerio.
Cuatro dias despues de su muerte los habitantes de la aldea oyerion un extraordinario ruido y se levanto una terrible tormenta, cuando vieron un fantasma que se aparecia a algunas personas en forma de perro, a otras en forma de hombre flaco y espantosoy que fue visto no solo por un individuo sino por muchos y que causo a la gente la mayor alarma y tormento por asaltarla fieramente, agarrandola por la garganta hasta ser casi sofocada, dejandola completamente sin fuerzas, siendo reducida a una debilidad extrema y todo el mundo notaba lo palida, atenuada y enferma que aparentaba. El fantasma incluso ataco animales y las vacas eran encontradas medio muertas exactamente como si huebieran sido severamente golpeadas. Estas pobres bestias con su triste mujido mostraban los dolores que aquejaban. Los caballos se sobreponian con dificultad, sudando y temblando, acalorandose, sin aliento, cubiertos de espuma , como si hubieran sido conducidos a galope a lo largo de un largo y tortuoso camino. Estos transtornos persistieron durante muchos meses...
Admitiendo que estos trastornos, estos ruidos, estas molestias realmente emanaban de la persona que era sospechosa de ser su causa el pregunto si su cuerpo debia ser quemado, como es costumbre en el caso de los cuerpos de otras apariciones que vuelven de la tumba y causan daños a los vivos.
El cita varios ejemplos de acontecimientos similares... (encontrando en alguno los cadaveres)... labios rojos con largos dientes blancos mientras chorros de sangre roja templada brotaban en todas direcciones... en todo los casos cuando exhumaban el cuerpo del vampiro este aparecia como si estuviera vivo... estos espectros segun observa, infestan particularmente los distritos montañosos de Silesia y Moravia, particularmente la cordillera de los Carpatos. No solo aparecen durante la noche sino tambien durante el dia... Hay muchos casos recogidos en los que los espectros son particularmente malignos, habiendo atacado realmente a personas vivas y pretendiendo estrangularlas".
Alrededor de 1725 otro caso preocupante ocurrio en Hungria:
"La gente era atacada por la noche en circunstancias misteriosas... Esto ocurrio a lo largo de uno o dos años... Muchos ataques ocurrieron en las proximidades del cementerio donde Huebner habia sido enterrado. la persona que atacaba tanto a personas como animales poseia una extraordinaria fuerza, pues los animales habian sido brutalmente asesinados. Huebner en vida habia sido un hombre de talla gigante,poseedor de una gran fuerza fisica,y esto inquieto mucho a todo el distrito, concluyendo el comisinoado tras una investigacion que el cuerpo de Huebner fuera desenterrado. Encontraron algo realmente terrorifico: el cuerpo de Huebner ostentaba todas las señales clasicas del no-muerto". Asi que le clavaron una estaca y quemaron los cadaveres que le rodeaban.
En el año 1725, se constato la aparicion de los vampiros en la villa serbia de Kisilevo, donde fallecieron 10 personas en 10 dias, habiendo declarado antes de morir que durante el sueño se les aparecia una persona ya muerta que trataba de sofocarlos; la exhumacion de los cadaveres permitio catalogralos de vampiros por sus caracteristicas. El acusado esta vez fue Plogojowitz, sobre el que no se mencionaban datos biograficos.
Este acontecimiento fue motivo de una investigacion oficial y a partir de la difusion de sus sensacionales constataciones, se comenzo a discutir de los vampiros en Europa.
Pero lo que definitivamente convirtio al vampiro en un nombre y en un concepto de conocimiento popular en toda europa fueron los hechos ocurridos en Medvedja en el invierno de 1731-1732. La magnitud de estos sucesos obligo a las autoridades a promover una investigacion oficial sobre lo acontecido, dando lugar al documento conocido como Visum et Repertum (Visto y Descubierto). El Glaneur Historique del 3 de Marzo de 1732, reproduce el relato oficial junto con comentarios sobre los hechos.
Comienza el relato por reconocer que aquellas gentes que habitan entre el rio Teysse y Transilvania "creen que ciertos muertos que elos laman "vampiros" succuinan toda la sangre de los vivos; de suerte que mientras estos se extenuan a ojos vista, los cadaveres, como sanguijuelas se llenan de sabgre en tal abundancia que se ve salir por todos los conductos e incluso por los poros". Seguidamente cuenta los sucesos alli acaecidos y que se iniciaron 5 años antes. Un aldeano, llamado Arnold-Paule, que habia contado haber sido atormentado años atras por un vampiro, fallecio
aplastado por un carro de heno. Un mes mas tarde "falllecieron cuatro personas bastante subitamente" por lo que, dados los antecedentes, desenterraron el cadaver del sospechoso ("porque ellos creen que los que han sido vampirospasivos durante su vida, se convierten en activos despues de su muerte; es decir qeu los que han sido chupados, chupan a su vez").
Encontraron que el cadaver de Arnold_paule, que llevaba 40 dias bajo tierra, tenia todas las caracteristicas de ser un "archivampiro".: "su cuerpo estaba rojo; las uñas, el cabello y la barba estaban renovados; el estaba lleno de sangre fluida que le corria por todas las partes del cuerpo". Se le atraveso "siguiendo la costumbre" el corzon con una estaca puntiaguda y "lo que hizo, se dice, lanzar un grito espantoso, como si estuviese vivo". Seguidamente se realizo la ejecucion de las otras cuatro personas "muertas de vampirismo", "ante el temor de que ellas hiciesen morir a otras a su vez". A pesar de ello no se logro impedir que "hacia finales del pasado año, es decir al cabo de cinco años, estos funestos prodigios hubiesen recomenzado". "En el espacio de 3 meses, 17 personas de difierente sexo y edad, murieron de vampirismo; algunas sin estar enfermas, otras despues de languidecer dos o tres dias". Una de las
victimas, llamada Stanoika, se habia despertado asustada una noche, poco antes de morir, relatando como un vecino (fallecido 9 semanas antes) habia intentado estrangularla mientras ella dormia; este hecho permitio reconocerla como un vampiro y asi se comprobo despues de la exhumacion de su cadaver (en el que, ademas de los signos habituales de vampirismo, se comprobo que habia "en el lado derechoi, debajo de la oreja, una señal rojo-azulada de la longitud de un dedo ".). "Los principales del lugar, los medicos y los cirujanos, examinaron como el vampirismo habia podido
renacer" y "descubrieron, despues de bastantes pesquisas, que el difunto Arnold-Paule no solamente habia succionado a las 4 personas de las que ya se hablo, sino tambien a varios animales, de los cuales habian comido los nuevos vampiros". Por ello se tomo la resolucion de desenterrar a todos los fallecidos desde hacia algun tiempo y "entre una cuarentena se encontro a diecisiete con los signos mas evidentes de vampirismo", tras lo cual se obro en consecuencia. Todas las "ejecuciones" fueron hechas "juridicamente, en buena forma y atestadas por varios oficiales de guarnicion en ese pais, por los cirujanos mayores de los regimientos y por los principales habitantes del lugar". "El proceso verbal fue enviado a Viena, al consejo de guerra imperial, quein establecio una comision militarpara examinar la verdad de todos los hechos". El documento esta firmado por el lugarteniente y el cirujano mayor de un regimiento y por otros tres cirujanos militares. El articulo periodistico acaba solicitando de los medicos que "arrojan un poco de sus luces sobre este nuevo prodigio de la naturaleza".
Ante la incredulidad de sus lectores, este periodico prometio ofrecer la version de "algunos medicos habiles" en un articulo posterior:
"Se llama vampiros a ciertos cadaveres, que segun dice, tienen la facultad de chupar a los vivos y de hacerlos morir poco a poco, de forma muy dolorosa, de tal forma que a medida que adelgazan y se agotan, los cuerpos muertos engordan en sus tumbas, y se llenan de sangre, su piel se renueva, las uñas los cabellos y la barba les crecen . Se añade tambien que no hay otra forma de liberar a las personas que se sienten asi cruelmente atormentadas que no sea la de ir a desenterrar a lso cadaveres y clavarles una estaca en el corazon, lo que les hace soltar un gran grito, cortarles la cabeza, quemarlos y tirrar sus cenizas al viento o al rio". El autor acepta los hechos como ciertos y los analiza , afirmando en primer lugar que los habitantes de Hungria estan mal alimentados y siempre han tenido ideas supersticiosas y extravagantes sobre aquellos que mueren de muerte natural o enfermedades epidemicas". "De ahi esa equivocacion casi innata en ellos de creer que los espectrso salen de sus sepulturas para morderles, pellizcarles, chuparles o maltratarles".
El autor del articulo, opina que "esa pretendida succion es un mal contagioso mas o menos de la misma naturaleza que la mordedura de un perro rabioso". "Nos inclinamos a creer que el veneno comunicado por un perro rabioso,por un vampiro, por una tarantula, ese mismo que produce el amor extremo o cualquier otra paion violenta, no es sino un "gusano" que se alimenta de la mas pura substancia del hombre, un gusano que roe constantemente el corazon , que pone todo en combustion en el cuerpo en el que se adentro y que nno abandona a su presa ni en la tumba". Explica por fenomenos naturales la fluidez sanguinea del cadaver y el grito que emite al clavarle la estaca y concluye afirmando que "existen pueblos atascados que mueren de un mal llamado vampirismo"... pero que sus ejecuciones de cadaveres no sirven mas que para curar su fantasia.

 

EL VAMPIRISMO Y EL CINE

Protagonista de sueños y deseos, el vampiro es el resultado de nuestro amor a la sangre, muere y vive por ella. A cambio, consigue la mayor de las recompensas, la inmortalidad. La literatura primero y, ya en el siglo XX el cine, se han sentido fuertemente atraidos por este sensual y repulsivo ser... Los vampiros y mas en concreto, Dracula, han ofrecido una de las metaforas cinematograficas mas afortunadas: el mordisco vampirico. Esa delicia atroz que nutre al enamorado y coloca su amor en un trance espectral mas alla de la muerte. En pocas ocasiones se disuelve tan vertiginosamente la voluntad como ante la turbia promesa que brilla en un colmillo.

LOS COMIENZOS

La galeria de mordidos en la gran pantalla hace legion. La primera fue Sybiller Schwitz, mujer eserpiente que aparece en un filme hindu de 1913.
<<Pasado el puente, los fantasmas salieron a su encuentro>> Este subtitulo célebre introduce al espectador en los dominios del conde Drácula en el primer gran film de vampiros: Nosferatu (1922), de Friedrich W. Murnau. La novela de Bram Stoker había sido adaptada libremente al cine por el guionista Henrik Galcen, y ni siquiera aparecía citado en parte alguna el origen literario del tema, ni el protagonista vampirico responda al nombre de Drácula.
El film era una de las obras maestras del expresionismo germánico, y acaso la mejor película que Murnau realizó en Alemanía. Bañada en una luz surreal, la historia describia -como más tarde, en un tema realista, Amanecer (Sunrise, 1927)- la lucha de una pareja por conquistar la plenitud amorosa, su lenta ascensión a la luz desde la oscuridad, dialéctica que caracteriza a todo el cine de Murnau. No pocos criticos opinaron que se trataba de una obra maestra del terror, contribuyendo a ello y en gran parte, la utilizacion de planos con pelicula en negativo y el acelerado de la imagen. Nosferatu amenaza Europa y el resto del mundo...
A principios del cine sonoro se produjo La bruja vampiro (Vampyr, 1932), también conocida por el titulo de LYtrange aventure de David Grey, producción francesa dirigida por Carl Theodor Dreyer.
Cuando la emprendió, en 1930, Dreyer era uno de los realizadores europeos que parecían tener ante si un porvenir niás brillante. Dos años atrás, La Passion de Jeanne d'Arc había convertido a quien hasta entonces sólo era un prometedor cincasta danés que había realizado algún inclodrarna influido por Griffith en uno de los grandes nombres a la par de un Eisenstein de la última etapa del cine mudo. Vampyr -seguiremos designando al film por su titulo original para dejar bien sentado que nos referimos a la versión genuina de la cinta y no a la versión comercial manipulada que se bautizó con el nombre de La bruja vampiro- valió a Dreyer, no sólo un estrepitoso fracaso comercial y critico, sino una inactividad posterior de diez años, que le obligó a regresar a Copenhague para vivir del periodismo, renunciando momentáneamente al cine. El realizador en candelero de La Passion de Jeanne darc pasaba a ser -y ya no dejaría de serlo- un realizador maldito. Ciertamente, Vampyr era una empresa cuya audacia entrafiaba grandes riesgos. Adaptando un relato de Joseph Sheridan Le Fanu, Dreyer renunciaba a los efectos de montaje propios de La Passion de Jeanne d'Arc: el único morceau de bravoure -y, por lo demás, precisamente lo único que de la cinta apreció en su día buena parte de la crítica- era la secuencia, exigida por el argumento, que nos presentaba un entierro visto desde el interior del féretro por el presunto cadáver. En lo restante, Dreyer habia concedido primacia -anunciando la tendencia que en lo sucesivo iba a ser cada vez más dominante en su obra- a la poesía propia de la imagen sobre los hallazgos técnicos. La fotografía, intencionadamente difuminada y aun borrosa, y el aspecto sonambúlico y fantasmal de los actores -hieráticos como ¡conos o estilizados y frági- les como álamos movidos por el viento- convertían a la obra, nebulosa y solemne, en un obsesionante ritual de tinieblas. La sensualidad nórdica de Dreyer ante la naturaleza operaba una personificación de los bosques y praderas que rodeaban la siniestra mansión de¡ vampirismo: no sería dificil reconocer, en alguna escena de amor a la naturaleza de Dies Irae (1943), siguiente cinta del realizador -y aun en algo de su atmósfera, si sustituimos vampirismo por hechicería-, la huella del antecedente de Vampyr

EL DRACULA DE BROWNING
 
Dracula - 1931.
Mientras el film de Dreyer seguía una carrera oscura y marginal, al año siguiente el tema vampírico inauguraba su triunfal carrera en Hollywood.
Drácula (1931), de Tod Browning, fotografiada por Karl Freund -cuya aportación debe tenerse muy en cuenta: había sido en Alemania operador de algunos de los títulos capitales del expresionismo, elementos de cuya estética recogerla Browning y en general el cine americano de horror e interpretada por Bela Lugosi, fue el film que «lanzó» al personaje en el vasto mercado cubierto por el cine americano. La obra era, de hecho, poco notable en sí misma. Se basaba en una adaptación escénica de la novela de Bram Stoker y su origen teatral resultaba demasiado evidente. Pero la incorporación de Bela Lugosi al papel resultó un acierto genial, por más que este actor no siempre sea hoy tan apreciado como debiera. Extremadamente contenido, tenso y sobrio, Bela Lugosi componía un Drácula de suprema elegancia y refinamiento. El terror que inspiraba era más intelectual que físico; provenía principalmente de la intensidad de su mirada y de su rostro casi impasible, empolvado y cadavérico. De todos los vampiros del cine, Lugosi es sin duda el que ha dado muestras de mejor gusto y ha renunciado más completamente a toda clase de efectismos. El Drácula de Browning-Lugosi no exhibía sus colmillos, no mostraba la sangre vertida; ni siquiera recurría al espectacular maquillaje de Nosferatu. Su trabajo era ascético, puramente interior. Cuando, entre las brurnas de la calle londinense, envuelto en su capa, atacaba una florista o cuando, poco después, desde su palco, contemplaba la ópera, sentíamos aletear su amenaza latente. El actor se había identificado plenamente con su
personaje; los consumidores de las revistas cinematográficas de entonces, al leer que Lugosi dormía en un ataúd y viajaba en un coche fúnebre, podían pensar que se trataba de invenciones publicitarias de la productora; el desenlace del actor -que murió, desequilibrado y víctima de los estupefacientes, en 1956- confirmó trágicamente la reali- dad de tales hechos. El Dracula de Browning se divide en dos partes: En la primera, el conde Dracula aparece como amo y señor de su mundo, un universo extraño, ominoso, donde las criptas cubiertas de telas de araña se alternan con lobregas escalinatas que aparecen extraidas de un decorado expresionista, donde vive dentro de ataudes en humedos subterraneos , donde la luz del sol es una presencia hostil y donde la musica es el aullido de los lobos "la musica de los hijos de la noche" susurra Dracula a traves de la cuidada diccion de Bela Lugosi. En la segunda el conde Dracula instala si anormalidad en el seno de una sociedad convencionalizada hasta la nausea y la musica animal es sustituida por Wagner. Tod Browning en esta segunda parte no logra crear la atmosfera fantastica que destila la aparicion publica del vampiro; en sus manos, el conde Dracula londinense parece un aristocrata de rostro empolvado que vive en soiciedad, pasea por ella su misantropia y asiste a la opera. Su malignidad se da por supuesta pero no se hace patente en las imagenes. Lo que el Dracula de Browning sugiere es la oferta de vampirismo como alternativa sexual: el vampiro es el sexo hecho sangre y los maridos londinenses son las apaticas reuniones sociales. La derrota de dracula es la derrota de la seualidad, de la transgresion. El conde Dracula inspira un estado de terror mental, pero un terror con desapego, a distancia.
Browning retomaria el vampirismo cuatro años despues, reinciediendo con el actor Bela Lugosi, en "La marca del vampiro".
Tras un film de menor interés, La marca del vampiro (Mark of the Vampire, 1935), también dirigido por Tod Browning, Lugosi pasaría a incorporar a Frankenstein, sucediendo a Boris Karloff, y sus apariciones en el papel de Drácula serían más ocasionales.

CHRISTOPHER LEE Y SU PROTAGONICO

Georges Melford, realizo tambien en 1931 la version en castellano de Dracula.
El mito parecía en decadencia cuando, en 1958, la firma británica Hammer Film, tras adquirir los derechos a la Universal, se decidía a resucitarlo en un film que abriria una nueva época del cine de horror: Drácula (Horror of Dracula), dirigido por Terence Fisher sobre un inteligente guión de Jimmy Sangster. El papel de Drácula fue confiado a un actor ya conocido, que hasta entonces sólo habla intervenido en papeles secundarios:
Christopher Lee.
En Drácula, Lee alcanzó un éxito personal tan destacado, que sus intervenciones como protagonista en films de horror desde aquella fecha fueron ininterrumpidas: puede afirmarse, sin lugar a dudas, que Christopher Lee ha sido -principalmente por sus papeles vampíricos- el más destacado intérprete de cine terrorífico posterior a la segunda Guerra Mundial. Actor de indudable escuela, Lee obtiene, ante todo, un formidable partido de su delgadez y elevada estatura, su prestancia majestuosa y altiva, su apostura, su mirada fría y dura, su aire de dominio. Su maquillaje, aunque no exento de truculencia, es eficaz, y su visión del personaje resulta en varios aspectos inteligente e innovadora. Al equipo Christopher Lee-Jimmy Sangster-Terence Fisher se deben, principalmente, las aplicaciones eróticas del personaje de Drácula, que no aparecían en las anteriores versiones fílmicas del personaje. Lee ha declarado al respecto en una carta a Midi Minuit Fantastique: «La interpretación comportaba un problema de orden sexual: la sangre, símbolo de la virilidad, y la atracción sexual que se le atribuye, han estado siempre estrechamente ligadas al tema universal del vampirismo. He tratado de sugerir esto sin destruir el papel recargándolo torpemente. Por encima de todo, no he olvidado que el conde Drácula era un gentleman... ». Este factor erótico -la posesión vampírica, en un ambiente de cerrado puritanismo decimonónico, es sustituto o imagen de la posesión sexual- aparece también en los escasos films terroríficos de la Hammer no protagonizados por Christopher Lee, el más destacado de los cuales posiblemente sea Las novias de Drácula (The Brides of Dracula, 1960), en el que un actor joven, rubio y apuesto (David Peel) interpretaba a un vampiro que tenia más de seductor y libertino que de ser de las tinieblas.

LOS ÚLTIMOS FILMES

Más interesante, era la cinta de Roman Polanski El baile de los vampiros (The Fearless Vampire Killers, (1967).
Protagonizada por el propio Polanski y por Sharon Tate, que había de convertirse en su esposa, la cinta era una visión paródica y burlesca de las clásicas historias de vampiros, centrada en la grotesca odisea de un,pintoresco profesor que acudía a Transilvania para efectuar sus investigaciones. Aunque original en su planteamiento, el film no poseía el sentido de la medida propio de otras obras del realizador: así, las escenas bufas del vampiro homosexual -que, aunque en tono de farsa, desarrollaban abierta- mente un terna latente en algunos fllms de la Hammer- resultaban en exceso burdas y fáciles. Lo más notable del film, a fin de cuentas, era el suntuosamente necrómano baile final, de innegable inventiva y sentido plástico.
Y ahora decada de adelantos y ciencia, el vampiro resurghe de su tumba, colmando librerias y cines de seres asexuados, que al menor descuido sacian su sed con orgasmos de sangre. da que pensar que Coppola trasladara a la gran pantalla la novela de Bram Stoker.

En 1994, el creador de hermosos monstruos Neil Jordan, llevaba a la pantalla la primera parte de la saga "Cronicas vampiricas", "Entrevista con el vampiro", de Anne Rice.  El vampiro es un autentico fenomeno sociologico, emana de lo primitivo, del instinto, y aunque nos juremos una y otra vez que hora somos civilizados, actuamos por el impulso. Por unas horas volvemos a ser animales. El resurgir de Dracula es nuestro grito a la imaginacion. En la era del ordenador, de las redes de comunicacion, hay un hueco para el mordedor de cuellos.  Las adolescentes sueñan con un bello vampiro que las deje secas, incluso la ambiguedad sexual de este ser, ha sido explotada por la comunidad gay. Todos podemos ser un poquito vampiros a traves de esa hora y media de cine (mejor o peor, nunca malo), que es lo que esta de moda. Las ciencias ocultas, lo negro y lo satanico, es una nueva tribu urbana. Lavuelta a la emocion pura, sentir el sabor de la sangre nos sigue atrayendo.
Porque la sangre es vida y nuestro deseo de no morir eterno...

LA LEYENDA CONTINUA

El extravagante anticuario y diputado alemán Ottomar RodolpheVIad Draculadice ser "descendiente" del conde Drácula e instauró un principado en el pueblo de Schenkendorf. Pese a pertenecer al siglo XVI, la leyenda del conde Drácula sigue viva. Aunque, claro, esta vez no se trata de una persona que les chupa la sangre a sus víctimas para poder vivir. Bah, más o menos. La noticia, en realidad, no es sobre el legendario conde de Transilvania, famoso por la novela que escribió Bram Stoker hada 1897 y que derivó en un sinfín de películas. Ahora, una persona que dice ser su "descendiente", el diputado Ottomar Rodolphe Vlad Drácula, príncipe Kretzulesco, instauró un principado en el pueblo alemán de Schenkendorfconelvoto mayoritario de sus 1.100 habitantes . ¿Cómo se flegó a esta situación? Los lugareños, disconformes con una medida del Estado de Bran-denburgo de fusionarlos con otro pueblo, decidieron tener su propio gobierno con un presidente, que será el actual alcalde. Además de bandera, himno y hasta matricula propias para sus autos. El impulsor déla iniciativa, Ottomar Berbig, tiene 62 años, vive en un castillo de la Edad Media y fue nombrado heredero del mítico conde por el ultimo descendiente de Drácula, en 1987. Berbig es, además, anticuario y diputado democristiano. Hombre extravagante, ya había sido noticia cuando trató de impedir que una marca de vinos llamada Dracuia comercializara sus productos por Internet. En ese caso, una corte alemana falló contra él. Pero en el asunto del Principado de Schenkendorf parece haber tenido más suerte: las autoridades de Branden-burgo dtieron que no van a tomar ninguna represalia, pese a contradecirla Constitución, ya que el caso les resulta "divertido". Mire usted

Bela Lugosi, el más famoso intérprete de Drácula en el cine.