Make your own free website on Tripod.com

Principal
Arriba
biografías
inventos

                

 

 


webmaster:
ofelia_trillo@hotmail.com

TRABAJO DE RELAJACION

 

 

Una vez conocida la situación,  misión  y funcionamiento de cada chakra y de como fluye la energía kundalini a través de los tres canales principales: el Ida, el Pingala y el Sushumna,  que habrás podido leer en la página ¿qué son los chakras?, te recomendaría que aprendieses a trabajar con cada uno ellos, haciendo diariamente una relajación conjuntamente con una visualización  y un trabajo recorriendo los siete chakras.Te aseguro que si eres constante vas a ver que forma más sencilla y fácil para  mejorar tu salud, tus estados físico y anímico y muy especialmente te verás favorecido en la evolución de tu espíritu, encontrando una paz, bienestar y tranquilidad completas.Seguidamente verás el texto que escribí hace algunos años  para ayudar a los enfermos terminales  a los que cuidé como voluntario en sus últimos meses de vida y que sería conveniente que escuchases diariamente. Muchas personas de las que he conocido en los últimos años, incluyendo algunos grupos de enfermos y personas de la tercera edad que han practicado estos ejercicios dirigidos por fisioterapeutas han logrado grandes cambios en sus vidas.En primer lugar os aconsejaría que tomaseis nota de toda la relajación y con ella os grabaseis una cinta de casete con vuestra propia voz o con la de algún familiar, amigo o  conocido cuyo timbre de voz os resulte agradable y relajante.Lógicamente el texto deberá grabarse despacio y haciendo pausas en los lugares que creáis  conveniente para que os pueda dar tiempo a tomar conciencia de cada ejercicio y podáis realizarlo  tranquilamente. También sería muy adecuado que en el momento de grabar la cinta se escuche una música de fondo muy suave, por ejemplo algún tema New Age.También podríais durante el ejercicio encender una vela blanca y quemar incienso, preferentemente de sándalo.El ejercicio lo podéis hacer sentados, pero lo ideal sería escuchar la grabación acostados en la cama y con preferencia tumbado en el suelo sobre una manta (si es invierno) o una toalla o sábana (en verano); boca hacia arriba, con los brazos estirados a lo largo de cuerpo y las palmas de las manos extendidas y vueltas hacia el cielo.También se puede optar por hacer el trabajo por chakras, es decir uno cada día de la semana, aunque lo recomendable es trabajarlos todos cada día y  en ambos casos realizar  previamente el ejercicio de relajación.

 

EJERCICIO PREVIO DE RELAJACIÓN 

Cierra los ojos.

Vas a comenzar una sencilla relajación que será muy útil para que aprendas a pensar siempre en positivo, además de conseguir una buena salud corporal y grandes beneficios para tu espíritu.
Piensa que durante estos minutos de relajación vas a aliviar y aprender a enfrentar con serenidad  todas las situaciones que te puedan crear una tensión, aprendiendo con este ejercicio a sobrellevarlas.
Debes de saber que con el pensamiento positivo evitarás un gran número de problemas en tu vida que a su vez te provocarían alteraciones físicas y psicológicas.
Desde este momento vas a relajar al máximo todos los músculos  de tu cuerpo sin dejar que te preocupen las sensaciones que puedas sentir.
Con esta relajación conseguirás perder la noción del cuerpo o de parte de él, logrando controlar a toda tu persona, incluido tu propio pensamiento. Piensa que ya estás libre de todo pensamiento y esto te conduce a sentirte totalmente relajado.
Piensa en tu pierna derecha, la dejas suelta, floja, relajada. La dejas cada vez más y más floja; agradablemente relajada.
Tu pierna izquierda, la dejas igualmente suelta, floja, totalmente relajada.
Presta atención en tu brazo derecho, déjalo flojo, muy flojo; más y más flojo, completamente relajado.
Relaja ahora los músculos de tu cuello y de tu nuca.
Relaja tu frente y tu entrecejo.
Verás que es muy agradable sentir la relajación de tu frente, esto te da una gran sensación de paz interior.
Ahora vas relajando los músculos de tu cara y de tu mandíbula. Separa ligeramente tus dientes; tu cara queda totalmente relaja.
Relaja tus hombros y todos los músculos de tu espalda.
Relaja tu pecho.
Relaja tu vientre.
Todo tu cuerpo está agradablemente relajado.
Tu respiración es muy tranquila. Se oxigena tu sangre y tu corazón late con un ritmo perfecto.
Observa como en este momento una inmensa paz y tranquilidad inundan tu mente y tu espíritu.
De la misma forma que tu cerebro da las órdenes oportunas a todos los órganos de tu cuerpo para el largo y complicado proceso de una digestión, sin que tu te percates de ello, él se va a preocupar a partir de ahora porque es tu voluntad, de mantener sanos y equilibrados todos los órganos de tu cuerpo que dependen de cada uno de los siete centros nerviosos o chakras a los que vas a dedicar toda tu atención.