Make your own free website on Tripod.com

Principal
Arriba
 

                

 

 

webmaster:
ofelia_trillo@hotmail.com



SIGNIFICADO DE LOS SUEÑOS

 

                 B                C

 

A:
Si en el sueño aparece de forma clara esta letra muchos autores lo interpretan como símbolo de comienzo. Así que será un momento propicio para poner en marcha proyectos o construir algo nuevo.

Abandono:
Sea que nos abandonen, o que seamos nosotros los que dejamos a alguien, lo cierto es que este fenomeno es bastante frecuente en los sueños, y se presta a muchos matices en la interpretación. Ser abandonado suele ser el tema de algunas pesadillas pero en un análisis más detenido puede significar sentirse liberado, sobre todo si quien nos deja significa autoridad o poder sobre nosotros. Estos sueños suelen indicar en cualquier caso temor, y habrá que tener en cuenta este dato en lo referente a nuestra salud, pues quizás estamos recibiendo un aviso de nuestro inconsciente. Cuando somos nosotros los que abandonamos puede significar que nos sentimos prisioneros de alguna idea, circunstancia, persona, o grupo y deseamos salir de esa situación, aunque solo en sueños nos atrevamos a dar ese paso.

Abejas:
Simbólicamente nos anuncian bonanza y riqueza, pero quizás en forma de empleo y trabajo, así que conviene estar atentos a estos temas. No obstante, vernos atacados por abejas puede significar también complicaciones con nuestros compañeros de trabajo o asociados y algunas interpretaciones coinciden al traducir la picadura de una abeja dentro de un sueño, como un peligro para nuestra reputación a causa de la maledicencia.

Abeto:
Algunos autores lo interpretan como el aviso de que un amigo sincero necesita nuestras atenciones. Pero también se considera que el sueño nos indica de la necesidad de poner más energía en nuestros asuntos cotidianos, si queremos que crezcan adecuadamente.

Abismo:
Es muy habitual entre los niños, este tipo de sueños, y entre los adultos suele ir acompañado casi siempre de angustia, que denota el miedo a caer en una situación catastrófica. Una vez despiertos, puede ser un buen camino de análisis, indagar las bases sobre las que están asentadas nuestras acciones, ya sea desde el punto de vista moral, económico, sentimental, ect… Puede ser que el sueño nos esté hablando del miedo a ceder a lo que estamos considerando como bajos instintos. Si soñamos que caemos en un abismo pero logramos salir del mismo, o que nos vemos obligados a cruzarlo sobre una débil pasarela, es que existe una posibilidad de recomponer la situación y recobrar la felicidad, pero todo ello después de grandes esfuerzos. Si vemos el abismo pero no llegamos a caernos en él, es que todavía sentimos que estamos a tiempo de evitar los males que nos amenazan.

Abrazo:
Suele hablarnos de necesidad de afecto pero también de temor a una perdida afectiva. En ocasiones, los abrazos que damos en sueños son los que no nos atrevemos, por miedo al rechazo o por no saber expresar nuestros sentimientos, a dar cuando estamos despiertos.

Abrigo:
Significa que estamos escondiendo nuestra personalidad y dependerá del tipo de abrigo, la interpretación que se le dé al sueño. También habremos de tener en cuenta si en el sueño nos vemos protegidos por dicho abrigo del frío, la lluvia, etc.; y también si el abrigo nos da una sensación de peso o de comodidad. En cualquier caso, este sueño nos estará hablando de algún aspecto de nuestra personalidad que tiene que ver con la forma de mostrarnos a los demás.

Abrochar:
Estás intentando cerrarte en ti misma o tratando de esconder una situación o idea que te puede abochornar de hacerse pública. En el sueño se refleja temor y necesidad de protección frente al exterior.

Acera:
Caminar por una acera tanto en sueños como en la vida real significa en principio estar dentro de los limites apropiados para el paseante pero habrá que ver lo que estamos haciendo en esa andadura. Si en el sueño nos vemos subiendo a la acera puede indicar la posibilidad de subir en algún escalafón, ya sea profesional o de jerarquía de algún tipo, y si soñamos que estamos bajando de la acera, supondrá todo lo contrario. Puede ser un buen punto de partida para analizar las acciones cotidianas en las que estamos inmersos y nuestra manera de afrontarlas.

Acera:
Soñar con pequeñas molestias de salud o achaques, puede indicar que realmente se avecinan por lo que es indicado estar atentos a nuestra salud o visitar al médico. Pero algunos autores indican que si en el sueño, el achaque no resulta desagradable es augurio de riquezas que nos traerán responsabilidades mayores.

Acrobacias:
Suelen indicar, sobre todo cuando en el sueño somos nosotros mismos los que las hacemos, posible inestabilidad en algún sector de nuestra vida. Sea que mantengamos el equilibrio o que nos caigamos, este sueño siempre nos puede recordar la necesidad de cautela y tiento en nuestros proyectos.

Actor:
Si en el sueño nos vemos actuando significa que hemos encontrar nuestro papel y los asuntos saldrán adelante sin dificultad. Pero si en el sueño somos los espectadores y estamos observando la actuación podemos interpretar que es un aviso sobre la frivolidad de nuestras relaciones y amistades.

Adopción:
Si eres tu quien adopta a otra persona en el sueño, puede que tu inconsciente te esté hablando de alguna falta de sentido en tu vida, y si eres tu el adoptado, puede traducirse el sueño por un aviso de falta de afecto, o necesidad de protección y apoyo. También puede significar responsabilidades que están afectando a quien no corresponden.

Aduana:
Parece que se traduce por prueba, o inspección. Y si tú eres quien pone la aduana y la controla, indica que quieres imponer tus opiniones a los demás. Este sueño es típico que aparezca en época de cambios importantes como matrimonio, cambio de empleo, mudanza, ect… Depende de las sensaciones que acompañen el sueño podremos deducir las esperanzas o miedos que albergamos al respecto.

Adulterio:
En el caso de que despiertos, no estemos cometiendo adulterio, soñar con ello muestra algún tipo de insatisfacción con respecto a nuestra pareja. Habremos de tener muy en cuenta las características de la pareja soñada para estudiar después si coinciden con puntos conflictivos en nuestra relación.

Agua:
Simboliza la abundancia de vida y el mundo de los sentimientos. También creatividad, sensibilidad e intuición. Si en nuestro sueño, el agua clara y limpia tiene un papel preponderante puede ser interpretado como anuncio de un periodo de vida apacible lleno de pureza espiritual, si por el contrario el agua está sucia o estancada puede ser un pronóstico de dificultades morales. También, ver una gran extensión de agua agitada por fuerte oleaje anuncia sufrimientos. Algunos autores señalan la interpretación de sueños en que nos vemos tomando agua, indicando que es signo de mejoría de salud tras una convalecencia, y si nos vemos recibiendo agua bendita, es siempre signo de salud espiritual.

Agonía:
Si soñamos que agonizamos, el sueño puede interpretarse como que algo importante en nuestra vida va a cambiar, y estamos temiendo el sufrimiento que esa transformación puede acarrearnos. Si en el sueño vemos a otra persona agonizar, podemos interpretarlo como que nuestra relación con esa persona va a sufrir una crisis.

Agujero:
Puede que se esté abriendo un nuevo espacio en tu vida, o que intentas llegar al fondo de una cuestión que no ves aún muy clara, sobre todo si en el sueño te ves haciendo tu ese agujero. Pero si tropiezas de pronto con un agujero o te caes en él, deberás pensar que eres tu quien está poniendo trabas a algún tipo de avance en tu vida.

Aguila:
Si en tu sueño, ves el vuelo de un águila, o te encuentras observándola posada en lo alto de alguna cima, suele interpretarse como el augurio de tiempos en los que te verás protegido por personas poderosas e influyentes que velarán por ti. Pero habrá que tener muy presente la sensación que experimentemos en el sueño al ver a este animal, pues siempre se ha considerado como símbolo de poder, y si sentimos angustia ante ella, nuestro sueño nos está hablando de un temor inconsciente.

Aire:
El aire en los sueños aparece en forma de brisa o viento, haciéndose visible y tomando alguna coloración. Por eso si es sucio, casi rojizo, como de anuncio de tormenta, indicará posibles desavenencia. Y también si es un viento fuerte puede querer indicarnos que ha llegado el momento de tomar decisiones sobre asuntos que tenemos postergados. Sin embargo, cuando se trata de una brisa suave y apacible se interpreta como augurio de un periodo de tiempo próspero, un viaje feliz o la recuperación de algo perdido. Algunos especialistas tienen en cuenta la temperatura en el sueño, y si se tiene sensación de un viento frío, se interpreta como posible perdida de afecto o de amistades.

Ajedrez:
Miedo a perder, cambio de carácter. Aunque los sueños en los que aparecen juegos de estrategia presagian tradicionalmente alegría y amistad, si soñamos que jugamos al ajedrez puede indicarnos que estamos muy involucrados en algún problema y tenemos miedo a tomar alguna resolución que sopesamos reiteradamente.

Ajo:
En el sueño sale a relucir tu miedo al rechazo y a que te den como respuesta sentimental, una negativa. Puede ser el presentimiento de una época llena de incertidumbres sentimentales.

Alcachofa:
Es una metáfora de la necesidad de paciencia y laboriosidad, pues para llegar al corazón de la alcachofa, hay que ir separando minuciosamente hoja por hoja.

Alfombra:
Soñar que caminamos sobre una alfombra indica, según muchas interpretaciones, que conseguiremos vivir con holgura gracias a nuestro trabajo. Pero si la alfombra no está dentro del hogar, o está fuera de lugar, puede indicarnos que los medios para conseguir ese bienestar no son los convencionales o quizás representan los riesgos de caer en actividades ilícitas.

Almendras:
Si son amargas, puede ser el presagio de discusiones familiares, o desavenencias con personas de edad. Si en el sueño, las almendras aparecen con su cáscara y te cuesta mucho pelarlas, puede estar indicándote tu inconsciente, que para conseguir los objetivos que anhelas, vas a tener que superar muchos esfuerzos.

Alondra:
Muchos autores consideran que soñar con una alondra en vuelo, significa la llegada de buenos tiempos para nuestras relaciones sentimentales. Igualmente se considera muy negativo para nuestras esperanzas afectivas verla descender bruscamente. Y si la vemos posada en tierra, tomaremos nota de la necesidad de la prudencia en nuestros actos.

Alquiler:
Podemos estar ante una situación de inseguridad o ante el temor de que nos valoren inadecuadamente.

Amanecer:
Soñar que se aproxima el día, es ver acercarse la claridad, luego este sueño será todo un presagio optimista pues indicará que nuestro subconsciente ya está presintiendo una época de mayor luz y el final de algunos conflictos que dejan espacio a nuestras esperanzas.

Amapolas:
Algunos autores lo interpretan con estar intentando huir de los remordimientos o la culpabilidad, y aconsejan reflexionar sobre el asunto argumental que el sueño muestre. Otros especialistas entienden que soñar con amapolas es presagio de un pronto consuelo del dolor, ya sea físico o emocional.

Amarillo:
Tradicionalmente soñar con el color amarillo se interpreta como presagio de inteligencia, suerte y energía para la vida cotidiana. Símbolo de la luz del sol que todo lo ilumina y da calor. No obstante, si además del amarillo predomina en el sueño el color rojo, puede temerse una fuerza excesiva que se traduzca en irritabilidad o cólera. Es básicamente el color del intelecto.

Amatista:
Simbólicamente está relacionada con la sencillez, la tolerancia, y la humildad. Su aparición en nuestros sueños, se interpreta como presagio de buena fortuna y éxito, debido a la buena utilización de nuestro sentido común y perseverancia.

Amonestar:
Si el amonestado eres tú, temes que los demás descubran tus errores. Si amonestas a los demás, hay alguien en tu entorno que puede querer burlarse, si no de tu persona, si de tu autoridad.

Amor:
Si la persona que sueña está enamorada, el sueño puede ser el reflejo de sus propios anhelos. Pero veremos reflejados no sólo los deseos sino también las carencias. Algunos autores indican que si sueñas con un viejo amor, te llegarán malas noticias, pero soñar con un amor venidero indica mejoría en todos los aspectos de tu vida.

Amputación:
Puede interpretarse como etapa de perdidas en general, pero existe una gran variedad de criterios a la hora de interpretar los sueños con amputaciones. Con frecuencia reflejan un miedo a la perdida de potencia sexual, o de forma más general a la imposibilidad de amar o ser amado por la perdida de cualidades personales.

Ángeles:
La mayoría de los autores acuerdan que soñar con ángeles puede interpretarse como las posibilidades que tenemos por delante, ya sea refiriéndose a proyectos, negocios, etc… o a nuestro desarrollo espiritual. Es importante distinguir si los seres celestiales que aparecen en el sueño están tristes o alegres pues ese matiz indicará el carácter positivo o negativo del proceso puesto en marcha.

Anillo:
Se dice que todas las figuras redondas como anillos, brazaletes, ect… indican continuidad y totalidad, pero también puede darse un componente de aislamiento o protección si el sueño va acompañado de la sensación de estar dentro de tales círculos. Perder un anillo en sueños augura discusiones y ponérselo a otra persona puede revelar nuestro deseo de ejercer sobre la misma algún tipo de dominio, ya sea afectivo, espiritual o simplemente material.

Antesala:
Soñar que estamos esperando en una antesala podemos interpretarlo como un aviso para que nos armemos de paciencia. Vamos a necesitar calma y perseverancia para conseguir nuestros objetivos, y necesitaremos de la virtud de la paciencia para evitar los disgustos que puede acarrearnos la precipitación.

Apartamento:
Si el apartamento que aparece en nuestro sueño no es nuestro, sino que nos vemos visitándolo, simboliza un cambio en algún aspecto de nuestra situación actual, y podemos considerar lo positivo o negativo de este cambio atendiendo al buen o mal estado en que se encuentre el apartamento. En caso de que el apartamento sea nuestro y lo veamos en el sueño, totalmente vacío, muchos autores consideran que simboliza una carencia intelectual, una falta de estudios, y es un aviso para que encontremos la forma de llenar ese espacio.

Apuesta:
Quizás interiormente sabes que estás dejando demasiadas cosas al azar y el sueño te remite al temor a perder por falta de previsión.

Árbol:
Por lo general los árboles que aparecen en nuestros sueños simbolizan la protección material cuya fuerza dependerá del aspecto y fortaleza con que los veamos, si nos abrazamos a ellos o si tienen o no frutos. -Si vemos uno o varios árboles frondosos y robustos, mayor será la protección. -Si son árboles enclenques, es indicio de que estamos desvalidos. -Llenos de flores o frutos fuera de temporada, indica pena. -Si esto ocurre en la estación correcta para ello, presagia amistad y amor. -Secos, indica infortunio. -Con ramas rotas, enfermedad. -Colmado de hojas verdes, ganancias. -Subirnos a uno, honores y fortuna. -Caerse, pérdida del favor de nuestros superiores. -Si la caída es desde poca altura, ridículo. También puede hablarnos el sueño de la necesidad de ahondar en nuestras raíces, ya sean genealógicas o espirituales.

Arco:
Buen momento para asumir nuevos retos ante los que nos hallamos indecisos. Hay que superar las últimas dudas con decisión.

Arco Iris:
Quizás esté revelándose con este signo un puente inconsciente entre diferentes estados de consciencia y nuestro deseo de trascendencia. En cualquier caso se interpreta como esperanza tras las calamidades y buenas perspectivas de futuro.

Ardilla:
Vienen tiempos de mucho movimiento y quizás una lluvia de pequeñas complicaciones o sobresaltos en los asuntos cotidianos. Pero en cualquier caso, nada cobrará demasiada importancia. La ardilla siempre ha sido símbolo de ligereza y superficialidad, por eso algunos autores indican que soñar con ardillas en libertad también indica nuestro deseo de relaciones esporádicas o amoríos sin continuidad.

Arena:
Muchos autores consideran que simboliza inestabilidad y falta de base sólida en nuestros proyectos. Si además nos vemos en el sueño andando sobre la arena con dificultades para avanzar o muy cansados, puede interpretarse como nuestro intimo temor a no alcanzar las metas.

Armario:
El sueño nos está hablando de nuestras pasiones más intimas, de nuestra intimidad, por ello es importante recordar si en el sueño el contenido del armario aparece ordenado o no, si está vacío o lleno, y la calidad del contenido si se viera. También puede simbolizar nuestro bagaje cultural o nuestra creatividad. No hay que olvidar nuestra posición frente a ese armario, es decir si lo abrimos o cerramos, pues indicará algún aspecto de nuestra actitud a tener en cuenta con respecto a algún problema o cuestión que tengamos planteado en la época en la que surge el sueño.

Arroz:
Gastos inesperados, desgaste físico o beneficio obtenido a base de mucho sudor y sacrificio. Otros autores lo interpretan como pronóstico del consuelo que llegará de nuestro entorno, para mitigar nuestros pesares.

Ascensor:
Temor o inquietud de subidas y bajadas en las posiciones sociales, por circunstancias externas a nuestros actos. Si el ascensor lo vemos vacío indica que podemos perder una posibilidad de ascenso, pero también puede ser que nos hemos librado de un bajón en nuestra situación personal. Dependerá del estado de ánimo con el que contemplemos en nuestro sueño ese ascensor.

Asedio:
En las interpretaciones de tipo predicativo, se asegura que si el que asedia es el protagonista del sueño se está a punto de conseguir un trabajo, un amor, o algún deseo largamente anhelado. Pero si eres tu el asediado puede que esté ante un mal negocio.

Astros:
En el mundo de los sueños, verlos significa mirar nuestro destino o los actuales proyectos. Si vemos que brillan es buen presagio y saldremos adelante con éxito, pero si están tapados con nubes, o muestran una débil luz podemos esperar dificultades para alcanzar nuestros objetivos. Algunos autores indican que en caso de parpadeo muestran problemas de enfermedades o duelos.

Atajo:
Soñar que tomamos un atajo suele ser una manifestación de nuestro deseo de triunfar y de nuestro ánimo predispuesto a salir de los convencionalismos para conseguirlo. Habrá que tener en cuenta las dificultades que en el atajo del sueño se presentan, por si pueden estar indicando inconvenientes que intuimos internamente.

Autobús:
Los sueños en los que interviene un autobús, un metro, o cualquier otro medio de transporte colectivo, implican un próximo cambio en nuestra vida, cambio que haremos rodeados por el mundo propio que nos rodea, en medio de costumbres, y manías, y con los condicionantes familiares, sociales, ect…Por eso será importante ver quienes forman parte del sueño y nuestras reacciones frente a esos sucesos soñados.

Automóvil:
Suele reflejar los deseos y la ambición de poder del soñador. Así que para interpretarlo habrás de atender a su forma, precio, categoría y tamaño en el sueño.

Avenida:
Este concepto siempre simboliza un tramo de nuestra vida por el que hemos de transitar. El paisaje que rodea la avenida nos indicará en el sueño, las dificultades o bondades que nos acompañarán en ese recorrido. Si hay árboles y jardines hermosos y cuidados bordeando la avenida, nos indicarán que aquello que deseamos los conseguiremos con facilidad, pero si el paisaje aparece esquilmado, el sueño nos presagia aridez y dificultades hasta lograr el triunfo.

Avestruz:
La tradición atribuye a cada símbolo animal una cualidad o defecto, una característica, que en el sueño es la que nuestros inconsciente quiere mostrarnos. En el caso de soñar con avestruces tenemos que analizar nuestra tendencia a negar la realidad cuando nos es desfavorable. Es necesario hacer acopio de valor y afrontar los acontecimientos.

Avión:
Freud y sus seguidores atribuyen al avión una marcada simbología sexual masculina que implica excitación sexual y deseos de relación amorosa. Pero otras interpretaciones indican que soñar con una avión revela nuestros deseos de rápida elevación, de alcanzar un superior nivel social, profesional o espiritual. Pero acompañando a esta ambición también viene unido el temor a que nuestros anhelos sean utópicos, pues si el avión se cae nos conducirá a una catástrofe.

Azabache:
Muchos autores afirman que cuando en nuestros sueños, aparece el azabache, simboliza que va a ocurrir una muerte en nuestro entorno. Sin embargo la tradición afirma que será un fallecimiento que nos acarreará sorpresa pero no verdadero dolor.

Azul:
El sueño te puede estar hablando de tus deseos de armonía y espiritualidad. También de una etapa de buena salud, como cuando miras al cielo limpio y respiras profundamente, sintiendo que te llenas de energía. Sin embargo algunos autores, si el soñador es una persona materialista consideran que un sueño en el que predominen los tonos azules puede ser aviso de un peligro o una amenaza a sus esperanzas de estabilidad económica. Se le considera el color de la devoción.

B:
Si en el sueño aparece de forma clara esta letra puede estar hablándote de la fuerza femenina en toda su extensión. Se puede interpretar como vaticinio de cambios y transformaciones.

Baile:
En el sueño, vernos bailando tiene connotaciones sentimentales así que es importante recordar nuestra sensación. Si era agradable será un buen presagio para nuestros éxitos amorosos, y mucho más si lo compartimos con la persona que amamos. Pero si durante el sueño nos caemos, o tenemos un traspiés, deberemos tomarlo como una advertencia hacia actitudes equivocadas en nuestra relación. Si el sueño en su conjunto resulta desagradable, podemos pensar en un conflicto entre lo que deseamos y lo que tememos.

Balcón:
Cuando en los sueños nos vemos asomándonos a un balcón, significa que nuestros meritos serán reconocidos y premiados. Si nos asomamos junto a otra persona, y dependiendo de si nos sentimos bien o mal con tal compañía, se puede interpretar como el temor o la alegría de que salga a la luz una parte de nosotros mismos que hasta entonces no se conocía. Otros autores creen que simboliza el temor a los rumores o la maledicencia sobre nuestro comportamiento en la vida privada, en el caso de que la persona que nos acompañe en el balcón, sea de sexo contrario.

Bandera:
La bandera simboliza nuestras convicciones, las ideas por las que somos capaces de luchar. Si la ondeamos en el sueño frente a otras gentes dicen que es un presagio de que la riqueza, el honor y el éxito están a nuestro alcance, pero puede indicar desde un punto de vista psicológico la necesidad de mostrar nuestros ideales cuando en la realidad somos demasiado introvertidos para manifestarlos sin miedo.

Bandidos:
En el simbolismo de los sueños, la presencia de bandidos se relaciona con la presencia de fuerzas que se mueven en el subconsciente y cuya afloración y control por nuestra voluntad significará una nueva riqueza para nuestra conciencia y una mayor capacidad para triunfar de los instintos y de los problemas de la vida diaria.

Banquete:
Si formas parte de los invitados, el sueño puede quererte revelar tu necesidad intima de acceder a un ambiente que no es el tuyo, en el que dominan las apariencias y las conveniencias. Si comes mucho en ese banquete quizás se deba a los muchos anhelos que intentas enfrentar y satisfacer.

Bañera:
Si en el sueño estamos dándonos un baño habremos de tener en cuenta las sensaciones que dicho baño produce en el soñador. Si el baño resulta agradable y vemos el agua clara y limpia, es un buen presagio de salud y prosperidad tanto material como espiritual. Pero si no llegamos a bañarnos porque la bañera está vacía, o el agua sucia, o demasiado fría o caliente, casi todos los autores lo consideran un aviso de oportunidad perdida, debido a la imprevisión o a la dificultad de enfrentar adecuadamente los acontecimientos.

Barba:
Cuando en sueños nos afeitamos la barba puede querer decir que ha llegado el momento de emprender una acción directa y voluntariosa sobre algún asunto que nos preocupa. Y cuando en sueños nos dejamos crecer la barba, es un toque de atención para que moderemos nuestra excesiva ansía de poder y honores. Si en el sueño interviene un barbero podemos contar con colaboración y ayuda de personas importantes en nuestros proyectos.

Barquero:
Este sueño está relacionado dentro de los arquetipos míticos con la muerte, y por ello algunos autores lo señalan como sueño de mal agüero. No obstante puede interpretarse según nuestro protagonismo en el sueño, en relación a la barca. Verla partir, nos habla de lejanías, despedidas y verla llegar puede estar reflejando ese asunto que esperamos con tanta ilusión. Y si somos el barquero remando con mucho ímpetu el sueño estará hablando de todo lo que tendremos que poner de nuestra parte hasta llegar a buen puerto.

Barro:
Si el barro que aparece en nuestros sueños es del que sirve para modelar y nos vemos realizando algún tipo de trabajo con él, simboliza nuestra capacidad de creación y es buen augurio sobre nuestra capacidad de sacar adelante algún proyecto que tenemos en mente. Pero si el barro de nuestros sueños es el que se forma por las calles tras las lluvias torrenciales es un aviso sobre el peligro de resbalar a causa de nuestras tendencias inmorales.

Bastón:
Es símbolo de autoridad así que si vemos que en el sueño se rompe podemos pensar en problemas de mando. Si es otra persona quien lo usa, se tratará de presiones a las que nos estamos viendo sometidos.

Batalla:
Si la ves con una cierta distancia, es que estás soñando por cambiar tu situación y organizarla de una nueva forma. Si te ves participando en el combate o preparándolo podemos pensar que aún te quedan golpes que recibir antes de madurar.

Bebé:
A no ser que en tu mente bulla el deseo de tener descendencia y te preocupe tanto la idea que se plasme el deseo realizado en tu sueño, por lo demás soñar con bebes es tanto como poner en marcha la creatividad. Puede ser que pronto pongas en marcha un nuevo negocio, o que tus habilidades serán reconocidas.

Beber:
Soñar que bebemos en un lugar que reina la alegría, especialmente si bebemos vino, presagia que se aproximan tiempos felices. También el vaso en que se bebe tiene su importancia, pues si es de oro o plata es que además la fortuna nos será propicia. Pero si lo que bebemos nos resulta amargo, nos previene de una posible enfermedad.

Bellotas:
En el plano espiritual se dice que las bellotas, representan la virtud nutricia de la verdad que proviene de la naturaleza. Otros autores, amplían este buen presagio a todos los aspectos de la vida cotidiana, interpretando que vienen tiempos de éxito tras el duro trabajo realizado.

Berenjenas:
Suele interpretarse como símbolo de algún malestar físico o espiritual que nos va a golpear, o se va a manifestar desde dentro, como una infección. Si cuando se sueña con ellas, no es la época en la que están en sazón, también puede interpretarse como una pasión secreta que no podemos confesar.

Besar:
Besar en el sueño a una persona del sexo opuesto y que no es nuestra pareja, significa presagio de infidelidad, pero besar a nuestra pareja por el contrario, indica que se avecinan buenos momentos. Besar la tierra, es signo de sentirnos humillados o con miedo a que lleguen penalidades. Algunos autores añaden que vernos en un sueño besando a un muerto, es presagio de herencia. También en este sueño hay que tener en cuenta que pueden estarse mostrando tendencias sexuales reprimidas.

Biblioteca:
Las bibliotecas que aparecen en sueños simbolizan nuestros conocimientos, tanto los adquiridos por el estudio como los que provienen de nuestra propia experiencia. Así que hemos de tener en cuenta si la que aparece en nuestros sueños está llena o vacía. Si trabajamos en una investigación este dato nos indicará la suficiencia de nuestra capacidad en esta etapa.

Bicicleta:
Si la ves pasar, tu sueño te habla de la juventud que sientes escapándose. Si montas en la bicicleta se tratara de deseos de liberación.

Biombo:
Inseguridad y sentimientos de vergüenza. Quizás tu mente vive tus deseos de seducción hacía alguien de quién esperas una rotunda negativa.

Bizcochos:
Este sueño tradicionalmente es augurio de buena salud y de pequeños beneficios. Si lo comemos, anuncia noticias o visitas agradables, y si los preparamos, se trasluce nuestro deseo de conseguir nuevas amistades.

Blanco:
Representando la total ausencia de color, se identifica también con todo lo fantasmal e incluso con la muerte. Por eso cuando en sueños vemos objetos o personas totalmente descoloridos podemos interpretar que intuimos para ellos algún peligro de destrucción o alguna debilidad.

Boca:
En los sueños simboliza nuestra capacidad de expresión y comunicación con los demás. Por eso todos los sueños en los que nos veamos con la boca cerrada, tapada, ect… muestran el miedo a dar a conocer nuestros pensamientos, y habremos de tener muy en cuenta la identidad de las otras personas que aparecen en el sueño para poder analizar cuál es la situación que nos reprime.

Bodega:
Representa los deseos inconscientes de alegrías y placeres pasajeros, como los que suelen proporcionar los licores que es costumbre acumular en estos sitios. Algunos autores consideran que si el soñador siente alguna aprehensión hacia el lugar, puede interpretarse como el temor a las consecuencias de dejarse llevar por esas inclinaciones.

Bolso:
Un bolso cerrado simboliza los pequeños secretos que quien lo lleva quiere guardar celosamente. Perder el bolso en nuestro sueño, si lo recordamos con inquietud además, significará miedo a que entren en nuestra intimidad.

Bosque:
Representa a nuestro inconsciente, y los peligros que dentro nos amenazan serán las ansiedades, instintos y pasiones ocultas. Por eso, una vez más, para interpretar el sueño habremos de tener en cuenta las sensaciones que el bosque ha despertado en nosotros.

Brazos:
En sueños, los brazos simbolizan l la fuerza que ponemos en nuestras acciones. Así que vernos con los brazos abiertos y robustos indica que estamos preparados para afrontar eficazmente los nuevos acontecimientos que se avecinan, y todo lo contrario en caso de que los brazos aparezcan débiles o muy delgados. Algunos autores consideran que vernos en los sueños con la falta de un brazo será funesto presagio de la muerte de un ser querido.

Brujo-a:
Representa una manifestación de nuestros deseos más ocultos, y nos muestra que estaríamos dispuestos a utilizar medios no honestos o desleales para conseguir que tales deseos se vieran cumplidos. Pero también otros autores lo consideran un sueño que simplemente presagia buena o mala suerte, dependiendo de si el personaje en el sueño te transmite serenidad o temor respectivamente.

Buey:
Es símbolo de paciencia y tranquilidad. Si lo soñamos bien lustroso puede ser un presagio de disfrute de bienes materiales, pero si en el sueño el buey aparece delgado o enfermo puede tratarse de una advertencia de tiempos duros para los que habremos de acopiar paciencia y serenidad.

Búho:
El búho es un símbolo tradicional de sabiduría, pero también es un símbolo de muerte y de rapiña. Por tanto, el valor del sueño dependerá de la impresión que cause el búho en el soñador: si asusta, mal augurio y enfermedad; si es agradable, aprendizaje adelantado en el nivel mental.

Buitre:
En muchos tratados se interpreta a este animal como símbolo del enemigo. Si en el sueño nos identificamos con él, representará que nos consideramos bien preparados para enfrentarnos a quienes nos acechan. Si el buitre se mantiene ajeno a nosotros, el sueño nos habla también de tiempos de lucha y adversidad, pero solo como advertencia para estar preparados ante enemigos implacables.

Búsqueda:
Si en el sueño estás buscando un objeto perdido es fácil que al despertar lo encuentres pronto. Y si buscas a una persona, posiblemente recibirás por algún medio, noticias suyas. Si lo que estás buscando es una dirección, el sueño está reflejando tus deseos de cambiar de domicilio, trabajo o situación personal.

C:
Si en el sueño aparece de forma clara esta letra es símbolo lunar. Por ello hace referencia a todos los asuntos de creatividad, y de fantasía.

Cabellos:
Tradicionalmente en la simbología de los sueños, el cabello es una manifestación de la energía controlada por la voluntad y el conocimiento. Y si se trata del vello que cubre el cuerpo, simboliza la fuerza interior instintiva.

Caballo:
Aunque con la vida moderna y el uso de los transportes el caballo no tiene mucho protagonismo en nuestras sociedades, sin embargo la tradición le concede un simbolismo muy claro de nobleza y buena suerte. Es muy curiosa la interpretación según los colores que le conceden muchos autores. Así si es blanco augura buenas noticias, y alegría; negro, problemas e inquietudes; bayo, elevación y dignidad; alazán, dificultades y gris, obstáculos.

Cabeza:
Tradicionalmente la cabeza en los sueños simboliza la inteligencia. Y aunque parezca lo contrario, muchos autores coinciden en que si en el sueño nos vemos con la cabeza cortada o separada del cuerpo debemos interpretarlo como presagio de consuelo en la aflicción o esclarecimiento en la confusión, pues el sueño nos está indicando que sabremos encontrar una nueva perspectiva para enfocar la situación conflictiva.

Cachorro:
Denota tu preocupación por algún niño, o tu dedicación a los hijos. Si en el sueño el cachorro se pierde, implica que temes un alejamiento o no encontrar una buena solución a conflictos generacionales. Algunos autores indican que comprar un cachorro en sueños simboliza quedarse embarazada.

Cadáver:
Generalmente es símbolo de perdida, tristeza y fin de algo. Si soñamos que el cadáver somos nosotros, nos indica que intentamos huir de una situación o problema. Si es un enemigo el que vemos muerto en el sueño, simbolizará una conciencia intranquila, y asistir al velatorio de un cadáver nos estará indicando que acabaremos por fin, con algunas viejas rencillas.

Cadena:
Indica casi siempre nuestra relación con el pasado que está trayendo consecuencias al presente. Cuando en el sueño vemos una cadena de barco, simbolizará nuestro anclamiento en una situación anterior, ataduras, compromisos. Romper en sueños una cadena, significa el próximo fin de las penalidades gracias a nuestra perseverancia.

Caída:
Suele implicar sentimientos de inseguridad, culpa o miedo que se reflejan en el vértigo sentido al momento de caer. Si interpretamos el sueño como un presagio, una caída desde poca altura supone desprotección, caer de una casa o un edificio, huída de la familia, y caer por un empujón, la posibilidad de accidentes.

Calabaza:
Si en el sueño, aparece una calabaza entera, puede estar anunciando la posibilidad de beneficios inesperados, en forma de herencias o premios en el juego. Pero si aparece seca o vacía, presagia un momento penoso de la vida, difícil de superar.

Calendario:
Si ves una fecha concreta puede estar indicándote la necesidad de tomar una decisión, y si sólo ves el calendario puedes empezar a pensar que pierdes el tiempo en asuntos de poco interés.

Caligrafía:
Lo que escribimos en sueños, también habla de nuestra personalidad, como en la vida despiertos. Una buena caligrafía significa buena etapa personal, pero si está torcida o llena de incorrecciones, nos indica desordenes personales.

Calor:
El sueño puede ser la respuesta a un estado real febril o por estar excesivamente abrigado. Si no es el caso, significa bienestar y buen momento para expandir nuestros proyectos y negocios. En el caso de vernos en el sueño dando calor a otros, se puede interpretar como nuestra necesidad de ofrecer afecto o como el presagio de que nuestra labor será reconocida de forma positiva.

Calle:
Si la vemos amplia, vacía, perdiéndose en el horizonte se trata de un magnifico sueño que pone de manifiesto deseos de mejora, y nuestro inconsciente nos confirma que nuestras esperanzas están bien fundadas. Pero si vemos un callejón el significado es el contrario y valdrá la pena que se analice con cuidado las situaciones en las que estamos metidos porque pueden venir dificultades.

Cama:
Muchos autores indican que el tamaño de la cama que vemos en sueños nos habla de la importancia que le damos a nuestra propia sexualidad. Si la cama es oscura y tétrica puede ser presagio de enfermedad, si está rota de problemas con nuestra pareja, si está muy limpia y adornada, muestra nuestro deseo de refinamiento en la relación, y si está sucia y desordenada, desacuerdo y disconformidad con la marcha de nuestras relaciones íntimas.

Camello:
Indica que podemos contar con nuestra perseverancia y nuestro espíritu de sacrificio para salir airoso de las dificultades que se nos avecinan. Si además en el sueño nos encontramos en el desierto, podemos interpretar que dichas dificultades ya las tenemos encima.

Camino:
Tendremos que entender este sueño como la forma en que nuestro inconsciente presiente o anticipa nuestro destino. Así que un camino estrecho o con obstáculos implicará dificultades y poco margen de acción para tomar decisiones, mientras que un camino amplio y llano, representará facilidades para llevar adelante nuestros proyectos.

Campanario:
Soñar con un campanario se considera presagio de éxito y elevación, pero referido al aspecto moral. Si oímos repicar las campanas algunos autores lo interpretan como anuncio de desgracia o muerte, pero otros lo entienden como una llamada de nuestro interior para que nos ocupemos de los aspectos más espirituales de nuestra vida.

Campo:
También es un símbolo que nos habla de lo que se presenta ante nosotros, pero en el sentido de lo que nos falta o nos sobra para que los proyectos vayan a buen termino. Si el campo está reseco o descuidado indicará la necesidad de analizar el desorden en nuestros sentimientos. Si el campo aparece en buen estado pero improductivo, habremos de pensar en la necesidad de desprendernos de la pereza y ser más trabajadores.

Canción:
Si la canción que escuchamos es armoniosa simboliza sosiego y paz, pero si la escuchamos desafinada, quizás haya en nuestro presente motivos de discordia que habría que tener en cuenta.

Cangrejo:
Las indecisiones te estan haciendo perder terreno, y en el sueño se muestra el miedo a la involución. Quizás los nuevos trabajos o responsabilidades de cualquier tipo te superan y no sabes aún como afrontarlas.

Captura:
Algunos autores señalan que lo que te ves atrapando en el sueño, en lo que tiene a tu mente prisionera. Así que si capturas a un enemigo, es que en el fondo te sientes subyugado por él y si capturas insectos, simbolizará que algún asunto o el control de algún problema se te está escapando de las manos.

Caracol:
Inconscientemente sabes que te encuentras en una situación resbalosa y que avanzas más lento que lo que quisieras. No puedes quitarte de encima esta problemática y te pesa llevarla siempre contigo.

Carbón:
Dependerá su interpretación de si en el sueño, el carbón aparece encendido o no. Si nos quemamos con él, muchos autores consideran que se trata de una predicción sobre un aspecto oculto de nosotros mismos que terminará resultándonos perjudicial. Si el carbón lo vemos apagado representa los celos, o las envidias latentes que no llegarán a resultarnos peligrosos.

Cárceles:
Soñar con una cárcel simboliza un tiempo de espera ante cambios que se avecinan, y será necesario recordar nuestras sensaciones en el sueño, para una mejor interpretación. Si estamos angustiados puede que no estemos aún preparados para afrontar los hechos, y si también aparece un carcelero hosco querrá decir que hemos de volver durante un tiempo a reflexionar sobre hechos pasados que originaron estos cambios que tememos.

Carta:
Aunque algunas veces puede tratarse de sueños premonitorios, en general traslucen nuestro deseo de recibir noticias, consejo o información sobre algún aspecto de nuestra vida.

Catástrofe:
Aunque por una parte simboliza destrucción y ruptura, también muestra los deseos de transformación o de aclarar conceptos. Otros autores lo interpretan como alarma del instinto.

Caverna:
Si te ves entrando simboliza tu necesidad de conocerte mejor, o de profundizar en un asunto. Si te pierdes dentro, es símbolo de confusión, y si te ves saliendo de la caverna, indica tu proposito de avanzar y tomar decisiones.

Cebollas:
Si en el sueño nos vemos pelando las cebollas y que su olor nos irrita, podemos pensar que conseguir los objetivos que tenemos por delante implicará algo de sufrimiento para lo que necesitaremos mantenernos firmes y con aguante.

Cedro:
Este árbol aparecido en sueños simboliza una larga vida, ya sea para el soñador o para algún proyecto que esté realizando o haya previsto comenzar en breve plazo. Otros autores indican también que simplemente verlo, significa que estás empezando a destacar sobre los demás y si te ves acercándote a él, que estás recuperando las ilusiones.

Cenizas:
Simboliza la transformación y la falta de permanencia, y cuando aparecen en nuestro sueño, se consideran un aviso para que seamos humildes y recordemos que cualquier pretensión personal acabará en cenizas en algún momento.

Cerdo:
Para algunas culturas soñar con cerdos significa enfrentarte a los deseos impuros, al desorden y la suciedad de tus pensamientos o acciones. Pero también, sobre todo si en el sueño, el cerdo es hembra, se considera un presagio de fortuna o fertilidad.

Cerradura:
Significa que nos hallamos ante un problema, casi un dilema. La facilidad con que podamos abrirla, o si hemos de forzarla, nos estará hablando de nuestra perspectiva inconsciente ante el problema.

Ciego:
Si somos nosotros quienes estamos ciegos en el sueño, debemos pensar en algún asunto que nos esté rondando por la mente, y en la posibilidad de que no lo estemos planteando adecuadamente. El sueño nos estaría hablando de la necesidad de mirar todos los pormenores del tema, cuidadosamente.

Cigüeña:
Es general la interpretación del vuelo de la cigüeña, en sueños, como anuncio de concepción. Pero si la vemos posarse cerca, algunos autores consideran que es aviso o advertencia de posible hurtos a nuestro alrededor.

Ciprés:
Dicen algunos autores que soñar con cipreses presagia muerte, infortunio, o aflicción y penalidades, ya sea referidos al soñador o a los proyectos y negocios que está desarrollando. Pero también se interpreta que en el sueño se está reflejando una falta de energía, y la sensación del soñador de que ha llegado a un punto final en su vida y no encuentra nuevas motivaciones.

Ciruelas:
Se interpreta como símbolo de deseo sexual. Si las ciruelas están maduras, obtendremos lo que deseamos, pero padeceremos penas de amor, si están verdes. Algunos autores indican que si las ciruelas son pasas, se impone dejar pasar algún tiempo antes de dar a conocer nuestros deseos.

Cita:
Si la persona tarda en llegar, o viene alguien distinto a quien esperábamos, o no acude nadie, el sueño simboliza deseos irrealizables, aspiraciones decepcionadas e indecisiones.

Claveles:
Soñar con claveles significa amor y pasión. Casi todos los autores interpretan que si los claveles son amarillos, el sueño te está anunciando la aparición de celos en la relación. Si en el sueño te ves entregando los claveles a otras personas y teniendo en cuenta su color, puedes entender que si son rojos, muestras deseos de una relación sexual y si son rosas, quieres declarar tu amor. Los blancos se entienden más cerca de los sentimientos familiares.

Cocina:
El sueño nos está presentando algo que se refiere a nuestro futuro, ya sea en el plano anímico, material o sentimental. Hay que fijarse si la cocina está bien provista o no, pues eso nos indicará como estamos preparados para afrontar los acontecimientos. Si nos vemos cocinando, depende de cómo nos salga el guiso, podremos interpretar si tenemos mucho o poco que aprender aún para conseguir nuestros objetivos.

Comer:
Puede que soñar con comida se deba a que estamos siguiendo una dieta que nos mantiene hambrientos pero si no es el caso, y la comida que aparece en el sueño nos resulta desagradable, puede interpretarse como que tendremos que asimilar en un futuro no muy lejano, una situación que no nos gusta. Pero si nos vemos en el sueño, junto a seres queridos, alrededor de una mesa llena de buenos manjares, indicará que reinará la armonía y la comunión de ideas en la familia.

Contable:
En tu sueño, estás aceptando que algunos asuntos de tu vida necesitan ordenarse. Si el contable eres tú mismo, el sueño puede estar mostrándote un temor a problemas financieros, o a tener que rendir cuentas ante alguien, sea persona o entidad fiscal.

Contagio:
Simboliza un temor. Posiblemente te sientes desprotegido frente a una situación preocupante, o en inferioridad de condiciones. También implica un exceso de escrúpulos que te llenan de inquietud.

Contrabando:
Si eres tú el contrabandista, es que tienes miedo a que te descubran en alguna trampa, y si es otro el que realiza el contrabando puede indicar que no estás de acuerdo con ciertos reglamentos o normas de vida, en los que te ves envuelto.

Convalecencia:
Es un sueño que presagia un buen futuro aunque aún se estén pasando penalidades por algún asunto que nos ha herido o afectado el ánimo. Todos los autores convienen en interpretar este sueño, como un cambio en la situación y una mejoría en nuestra vida.

Coral:
Si sueñas que lo sacas del fondo del mar, se interpreta como el presagio de una ganancia extraordinaria pero que tendrá que conseguirse con riesgo y con esfuerzo de tu parte. Curiosamente, algunos autores indican que si en el sueño te ves regalando piedras de coral, o que te las dan a ti, simboliza que la mentira y la falsedad se instalará en esa relación.

Corazón:
En el lenguaje de los sueños, el corazón significa los sentimientos más profundos. Pero también muchos autores consideran que si soñamos con un corazón enfermo puede ser la intuición de una enfermedad que se está incubando, ya sea en nosotros o en la persona más querida por nosotros. Soñar con que entregamos nuestro corazón indica que estamos totalmente dispuestos a ofrecer nuestra vida por amor.

Cráneo:
Si en el sueño lo tienes entre las manos, se puede interpretar como una exageración de las propias penas, y valdría la pena que analizases tu tendencia a la teatralidad. Si te ves jugando con él, indica una gran fuerza interior, con la que puedes contar para superar los sufrimientos que te envuelven.

Cuerpo:
Ver en sueños nuestro cuerpo sucio puede ser presagio de problemas morales o negocios fraudulentos. Si nuestro cuerpo lo vemos engrandecido pero saludable indicará incremento de bienes y estimas, todo lo contrario que si en el sueño nos vemos muy enflaquecidos.

Curva:
No quieres aceptar los acontecimientos tal y como son y tratas de dar un giro a tu vida. El sueño simboliza algún tipo de rebeldía.

CONTINUA