Make your own free website on Tripod.com

Principal
Arriba
biografías
inventos
midis
magia
horoscopo

                

 

 

webmaster:
ofelia_trillo@hotmail.com



RUINAS DE ZIMBABWE

ZIMBABWE

circular sinsalida

zimbabwe2

 

RUINAS DE ZIMBABWE

 

En la actual República de Zimbabwe en el África sudoriental, la antigua Rhodesia, y muy cerca de la ciudad de Fort Victoria, existe un conjunto de ruinas descubiertas por casualidad en el año 1.868 por un cazador bóer llamado Adam Renders, aunque ya existían referencias a una ciudad perdida en esa zona cuyos orígenes se remontaban a tiempos remotos.Los nativos de la zona donde se encuentran estas ruinas desconocen por completo cualquier referencia a sus posibles constructores. No existe un nexo de unión entre los actuales pobladores y aquéllos quienes levantaron estas colosales construcciones. limitándose a denominarlas con el nombre de "Zimbabwe o Simbabue", que viene a significar "residencia real", aunque no hay quien falte en afirmar que el nombre está compuesto por dos palabras, "simba" y "mabgi", choza y piedras.No es hasta el año 1.871 que empiezan distintos investigadores a sentir un especial interés por estas enigmáticas ruinas, con el geólogo alemán Karl Mauch a la cabeza. La total ausencia de inscripciones en todo el recinto ha hecho imposible identificar al pueblo que erigió esta ciudad en el corazón de África. Centro minero fenicio, emplazamiento árabe, la mítica Ofir, donde se supone que estaban emplazadas las minas del Rey Salomón, o simplemente una ciudad de un pueblo africano desaparecido y que no dejó rastro. Todas estas teorías no han llgrado salir del campo de la especulación.El diseño, materiales, y técnica empleadas en la construcción de esta ciudad, señalan claramente que sus constructores disponían de unos conocimientos que la ciencia oficial no ha catalogado jamás en ningún pueblo del África primitiva.Son famosas sus torres cónicas de varios metros de altura, en forma de silos sin ventanas o cualquier otro tipo de abertura al exterior, muy parecidas a las que existen en la lejana Machu Pichu en Perú, conocidas con el nombre de "cámaras de los hombres voladores". Son sorprendentes los muros del Templo, que alcanzan un grosor medio de 4 a 5 metros, por no hablar de algunas de las torres cónicas a las que haciamos referencia anteriormente, que llegan a superar los 9 metros de ancho. Entre sus murallas se han encontrado valiosos objetos de procedencias geográficas muy distantes, desde porcelanas chinas a perlas de Arabia. Su extraño diseño de construcción contiene estilos que recuerdan también a puntos muy alejados, como sería el caso de algunos templos de la India y de Indochina.