Make your own free website on Tripod.com

Principal
Arriba
 

                

 

 

webmaster:
ofelia_trillo@hotmail.com



PODER DE RESURRECCION

 

Presenta "pinchas" y asegura que no está loco

José Suárez, "el pocero de Malaga" describe "cómo resucitar a los muertos^

UN HOMBRE EN MALAGA DICE QUE RESUCITA A LOS MUERTOS. JOSE SREZ «JOSELITO» EL HOMBRE CON PODER DE RESURRECCION NI MARTA, NI MARIA LE FUERON A BUSCAR, NO HABIA LAZARO PARA VOLVER A LA VIDA, HABIA PERIODISTAS -YA DE LOS SOBRINOS, YA DE LOS SENSACIONALISTAS-QUE BUSCABAN LAS PRUEBAS DE IA CORRIENTE DE RESURRECCION QUE POSEE «EL HOMBRE DE MALAGA...»

EN LA CALLE TERCIAS 8, DE CAMPANILLAS, EN MALAGA, VIVE JOSE SUAREZ, EL HOMBRE QUE DICE POSEER PODERES DE SANACION Y RESURRECCION «LA VERDAD ES QUE ME DA MIEDO HABLAR DE ESTAS COSAS, A LO MEJOR ME TOMAN POR LOCO, Y NO LO ESTOY...

«MI MADRE LLEVABA DOS HORAS MUERTA, LE DI MI CORRIENTE Y RESUCITO DICE JOSE SUAREZ...

LEVANTATE Y ANDA...

José Suárez, pocero de Málaga, es un hombre entrado en años. La cabeza totalmente blanca, el mentón fuerte, el rostro alargado y las manos grandes, los pulgares fuertes, pulgares que se mueven como los de un «DIGITOPUNTOR» chino, la nariz aguileña. Está allí, la gente le consulta, le quiere, le respeta... la gente de su región, de su pueblo... de su lugar. Lógicamente, la prensa investiga con reservas... Un diario de verdadera seriedad como el lo es EL PAIS, recoge sus confesiones en una publicación del día 29 de Agosto. «Yo puedo resucitar a los muertos-dice a este periódico José Suárez- La única medicina es que los enfermos recuperen «la corriente» que han perdido durante una enfermedad grave. Para el cuerpo sólo hay una cosa buena: recuperar la corriente de uno mismo, si esto se consigue, todo está solucionado». Asfde fácil es para el señor Suárez el misterio de la resurrección. Pero además de explicaciones y de cierto cariño popular de quienes le conocen y le tratan, José Suárez-Joselito-tiene sus testigos José Carrera Luque, un anciano como él, da fe de haber sido resucitado por su amigo Joselito cuando eran muchachos. El habia muerto al meterse al agua durante el proceso de digestión y su amigo, ante la presencia de otro camarada, le devolvió a la vida «pasándole» su célebre corriente...También^ José Suárez, dice haber. resucitado, ante familiares, a su propia madre, que luego regreso al Más Allá definitivamente, momentos despue's de practicada la resurrección por el arte natural de la corriente de Suárez. Suena a fábula, parece mitomanfa, pero, tal como lo afirma el periódico EL PAIS, si se habla con la gente que conoce y rodea al señor Suárez, todos dan la misma versión: Es un hombre buenísimo, querido por todos y están en su sano juicio. Don Joselito vive en la calle Tercias, en el número 8, Campanillas, Málaga. Allí' llegan día a día personas que le quieren y que creen ciegamente en él. A Joselito le da miedo hablar de estas cosas, ya que teme que le tomen por loco. Afirma haber curado a mucha gente con solo tocarle donde le dolía. Dice que ha curado a muchachos jóvenes que estaban lejos de sus casas con solo tocar una prenda de ellos^llevada a casa de Joselito por familiares de él o los enfermos. Con fuerte acento malagueño afirma que «Con coge una camisa o un pañuelo de un enfermo, aunque no les vea, les puedo sanar...les transmito mi corriente y se ponen güenos...» A pesar de hablar de resurrecciones logradas por él por medio de una corriente natural, José Suárez parece en todo momento coherente, la gente que le conoce y trata a diario dice que está siempre en sus cabales. Y hay testigos de resurrecciones y de curaciones En Brasil, hace algunos años, surgió también un personaje. No resucitaba, pero sí hacía curas, especialmente relacionadas con un problema de la vista, cataratas, por ejemplo. Se llamó Arigó y en tomo a su figura y al lugar donde se desarrollaban sus actividades, se organizó un verdadero emporio turístico y hotelero. En la fecha anunciada y prevista por él, el Zé Arigó, desencamó, muriendo en un accidente de tránsito en una carretera del Brasil. Arigó/ decía curar, guiado por los conocimientos que recibía de un médico alemán, fallecido, y que le llegaban por medio de un plano astral o una dimensión espacial. Lo de Zé Arigó fue todo un fenómeno por el que médicos, poifticos, parapsicólogos, religiosos, se preocuparon. Pero lo cierto es que mucha gente salió «VIENDO», salió sin cataratas, sin parálisis, sin tumores, sin sorderas, del encuentro con el célebre parapsíquico del Brasil. Quién es José Suárez? Un hombre deseoso de notoriedad? Un ingenuo? Un fabulador? O simplemente un hombre lleno de buenos deseos que trata de transmitir,..? Pero quedan los testigos...su amigo José Carreras, el resucitado, el vecindario, la gente que le visita día a día y confía en él... Algo hay de verdad en todo esto, además de los testigos por él presentados, y es que el señor José Suárez no se lucra con esta condición sigue trabajando duramente de poce-ro... Nos quedamos con las palabras que dice y repite...«Es una cuestión de corriente». Evidentemente, según Suárez, se trata de transmitir energía, reactivando la energía del otro cuerpo ya yerto... Cosas veredes»...en fin...será cuestión de esperar, de ver qué otros sucesos produce dentro de la extraña e inesplicable área de la resurrección el anciano pocero de Málaga. Nosotros, la oportunidad de estudiar Filosofía o solamente nos limitamos a dar la información... el tiempo de pruebas y la comunidad juzgue...

ORIGEN DE DATOS: "MAS ALLA DE MEDIANOCHE"