Make your own free website on Tripod.com

Principal
Arriba
biografías
inventos

                

 

 


webmaster:
ofelia_trillo@hotmail.com

PLEGERIAS

 

 

 

 

Entre las oraciones que la gente usa en muchos casos y apuros en que se hallan, las hay que no son de ritual, ni por su forma ni por su intención a que se aplican, y precisamente son éstas las que constituyen el repertorio más acreditado de los individuos creyentes en la Magia.
Contra el dolor de muelas:
Santa Apolina que está sentada sobre una piedra. Santa Apolina ¿qué haces ahí? Aquí me trae mi dolor de muelas. Si es un gusano se    quitará; si es una gota se irá.
Contra el trueno:
Santa Bárbara, Santa Flor, la verdadera Cruz de Nuestro Señor.  Dondequiera que esta oración se diga, el rayo no caerá.
Contra las heridas:
Dios me bendice y me cura a mí, pobre criatura, de toda especie de herida, de cualquier clase que sea, para honra de Dios y de la Virgen María y del Señor San Cosme y el señor San Damián. Amén.
Contra las enfermedades oculares:
El Señor San Juan pasando por aquí encontró a tres vírgenes en su camino y les dijo: <<Vírgenes ¿qué hacéis ahí?>> <<Estamos curando.>> <<¡Oh, curad, vírgenes, curad este ojo!>>
Para contener las hemorragias nasales o epistaxis:
Jesucristo nació en Belén y padeció en Jerusalén. Su sangre se turbó y yo te mando, sangre, que te detengas por el poder de Dios, o por la ayuda de San Fiacro y de todos los santos, lo propio que el Jordán, en el que Juan bautizó a Nuestro Señor, se detuvo. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, amén.
Para pedir la lluvia:
¡Que llueva, que llueva, la virgen de la Cueva, los pajaritos cantan, las nubes se levantan, que sí, que no, que llueva un chaparrón!