Make your own free website on Tripod.com


biografías
inventos

 

 

 

 

La "Aya Huayra"

 

mito de los vientos

 

 

 

Uno de los mitos mas intrigantes a los que se puede acceder en la cultura incaica es el denominado "Mito de los Vientos" o el "Mito de la Huayra", que tambien es conocido por el nombre de "Aya Huayra". Su concepción puede costar de asimilar a mentalidades alejadas del pueblo inca y su cultura, pero esta ahi y ademas de ser de muy bella factura, tiene su factor de ser muy interesante.Mas o menos, viene reflejado de la siguiente manera resumida: El hombre que ha pasado sobre la tierra sagrada de sus ancestros con la intención de profanar el reposo de sus "huacas", tarde o temprano sera golpeado por un violento viento mortal que lo paralizara." A menudo un viento helado y mortal golpea y abate al hombre. Y este deja de existir por razon divina. Pero este viento puede volver y resucitar subitamente, y ser de nuevo un aire o viento fatal. Un viento que mata y matara de nuevo las veces que haga falta. Las Tumbas sagradas en las que viven los espiritus del pasado, que tienen el don de conocer la vida y la muerte, daran e insuflaran fuerzas a este viento mortal de castigo. Este castigo podra ser rapido o tardar, pero inexorablemente llegara para todo aquel que se haya atrevido a provocar las iras divinas"Comenzamos aqui por ver una relacion interesante entre el deseo de venganza de los espiritus y el medio que utilzan para transmitir la maldicion-castigo: el aire. Las cualidades de invisibilidad y de omnipresencia son de por si suficientes para conferirle el misterio necesario con toda su fuerza infernal y caotica.En la tradicion andina las afecciones atribuidas al viento son muchas y variadas, y asi podemos ver la torticolis, afecciones nerviosas, colicos, pulmonias, pleuresis y blenorragias entre otras mas. Y es que la "Tradicion Popular" tenia y tiene unas raices muy profundas. Por lo que por ejemplo se pensaba y se piensa que si alguien hacia sus necesidades al aire libre, o cerca de un rio o un manantial, o incluso por haber orinado contra el mismisimo aire, estaba expuesto a terribles enfermedades.Los cronistas españoles cuentan que existian en los cuatro caminos que salian de Cuzco dos oratorios o Huacas, destinados a la "Huayra". Uno de ellos estaba en el camino de Chinchaysuyu, se llamaba "Guaira" y se encontraba en la Puerta de Cajama. Alli se hacian sacrificios al viento a fin de que no fuera nefasto y se enterraban en un hoyo ya marcado y destinado a estos menesteres. El otro se encontraba en el Camino de Collasuyu, este era un emplazamiento diferente y estaba dentro de una especie de gruta, en donde el viento se refugiaba segun la Tradicion Popular, y claro esta tambien era lugar de sacrificios para que la furia del viento se aplacara.En la actualidad se considera que el viento tiene una incidencia enfocada en cuatro clases que afecta al indegena de los Andes. Estos cuatro "Huayra" son los siguientes:El "Shullo-huayra" que provoca afecciones cutaneas y urticarias. El "Husnu-huayra" que ocasiona dermatosis. El "Kecho-huayra" que es el causante del tetanos, paraplejias, lumbagos y afecciones nerviosas. Y por ultimo el "Aya-huayra" que sirve en bandeja la epilepsia.Contra estos "castigos" en todo el Imperio Incaico existia una "Sesion de Purificación" muy respetada que se llamaba "la citua" o "Coya Raimi" destinada a alejar las enfermedades de toda la población, y que se basaba en consumir "Yaguar Sanco", que era una especie de pasta hecha de sangre de un animal reputado por su valor totemico, y de varias clases de vegetales. Se tenia la conciencia de que esta comida era "Comida Divina" y que en el transcurso de este agape se comia la carne de su dios.