Make your own free website on Tripod.com

Principal
Arriba
biografías
inventos
midis
magia
horoscopo

                

 

 

webmaster:
ofelia_trillo@hotmail.com



LOS PERROS ASESINOS

 

     
  "En episodios y temas que pertenecen estrictamente al ambito to policial, existen rnisterios que por sus características, a veces rodeadas de ribetes alucinantes, tendrían que haber sido debidamente esclarecidos o al menos explicados y, sin embargo, en el noventa por ciento, la opinión pública nunca tuvo la satisfacción de recibir' alguna' nformación oficial que despejara dudas y ahuyentara la sensación de miedo que determinado hecho dejó, como una impronta indeleble, en el ánimo de la población."
Así se expresaba un veterano investigador de la Policía Federal, cuando le fue requerida su opinión respecto de los misteriosos sucesos ocurridos a fines de febrero de 1997, dentro del predio de la Facultad de Agronomía de Buenos Aires, en el sector correspondiente a la Facultad de Veterinaria Fue cuando comenzaron a aparecer destrozadas a dentelladas y
con horribles mutilaciones, ovejas que habían sido prolijamente
seleccionadas para ensayos de fertilización 1 , in vitro con el propósito de lograr animales transgénicos.
Aquellos episodios movilizaron al periodismos de todo el país y crearon inquietud y zozobra, no solo entre los científicos de la Universidad de Buenos Aires sino entre los vecinos del barrio de Villa del Parque -en cuyo corazón están enclavadas las ochenta y tres hectáreas de ambas facultades-, por la simple razón de que los investigadores policiales aseguraban, teniendo en cuenta la modalidad sincronizada de esos ataques, que se trataba de una jauría de perros de gran tamaño dirigida por un misterioso personaje, de gran altura, ii---tuy robusto y de barba tipo "candado" -según la descripción de testigos oculares- que ingresaba después de la medianoche al predio de Agronomía y comandaba a los mastines hacia un oscuro objetivo fijado, con un silbato ultrasónico no perceptible por el oído humano. Las huellas encontradas en el escenario de los hechos confirmaron esta preocupante hipótesis.
El primer ataque, que causó sorpresa N, estupor, se registró en la niadrugada del 17 de febrero.A la mañana siguiente, los cuidadores encontraron ocho ovinos prácticamente destripados.
El segundo ataque -y pese a que va se habían adoptado ciertas previsiones como, por ejemplo, tres policías cumpliendo servicio adicional de guardía durante toda la noche- se concreto tres días después y el saldo fue mayor: doce ovejas muertas.
Hubo otras dos "visitas" nocturnas con un resultado no tnenos devastador. El 8 de marzo, el número de ovejas atacadas y muertas llegó a cuarenta y cinco; es decir, el total de los animales que habían sido operados y que esperaban imitar a la inglesa N, ya famosa Dolly
Independientemente de los testimonios brindados por vecinos ~que habían sido involuntarios testigos del paso del nisterioso y corpulento visitante, al frente de su no menos místeríosa jauría, por calles aledañas a los camos universitarios-, hubo un empleado de la facultad que se convirtió en el primer testigo directo. Fue en la madrugada del 28 de febrero. Uno de los cuidadores sintió alrededor de las 3 de -1,51 madrugada el desesperado balido de las ovejas y muchos ruidos, ruidos extraños.
Para ese entonces se había instalado sobre el área del corral un potente reflector que se podía encender desde la habitación donde el cuidador hacía la guardia. El hombre no vaciló en prender esa luz y salir, para saber qué era lo que estaba ocurriendo. Lo que vio lo paralizó: el misterioso personaje estaba acodado sobre uno de los hilos del alambrado que rodeaba el corral y miraba, extasiado, cómo cuatro enormes perros destrozaban a los pocos ovinos que quedaban.

Superando su sorpresa y su miedo, el cuidador intentó intervenir. "Si no queres terminar coi-no las ovejas tomátelas ahora mismo", advirtió el desconocido llevándose una especie de silbato a la boca. El cuidador no lo pensó dos veces y volvió a meterse dentro de la habitación desde donde, inútilmente, procuró comunicarse con otros cuidadores y con dos policías que cumplían tareas de vigilancia en otro corral.
El detallado informe que sobre lo ocurrido realizó al día siguíente en la sede de la Comisaría 47 permitió a los peritos conjeturar que los perros utilizados para ese exterminio eran de la raza Braco de Weimar o Weimaranner. El profesor a cargo de la cátedra de Reproducción de la Facultad, doctor Patricio Díaz Pumará, informó al periodismo que "posibIemente se trata de un hombre que entrena animales para caza mayor y menor o, en todo caso, para riñas entre perros".
Las autopsias practicadas a todos los animales sacrificados demostraron que los perros actuaban en forma sistemática. "Uno tomabaa a la oveja de la grupa  y la inmoviliza, mientras otro perro le arranca la yugular", fue -la., explicación. El titular de la cátedra de Nutrición de la Facultad, doctor José Luis Danelon que en ningún momento ocultó su preocupación y fastidio por lo ocurrido, señaló en una nota periodística que "no estamos ante la presencia de perros dogo o esquimales, y me inclino a suponer que se trata de perros europeos, muy bien entrenados para matar".
Por su parte, la ingeniera ana Fray -de la cátedra de Reproducción Ovina~ recordó que en ese predio se utilizaba a las ovejas para hacer todo tipo de investigaciones. "Las que mataron -agregó- estaban operadas quirúrgicamente; tenían una fistula en el rumen para hacer estudios sobre alimentación y reproducción. Esto que ha pasado configura para nosotros un gran daño moral y económico".

Ha pasado mucho tiempo. Las investigaciones, que fueron muchas, no prospcraron.A partir de la última oveja despedazada el caso de los perros asesinos" entró en un cono de sombras.Ya no hubo más matanzas. Tampoco más víctimas propiciatorias.A mediados de abril de 1997 pareció surgir una nueva línea de investigación al comprobarse, un poco tardíamente, que todos los ataques habían ocurrido en días de lluvia, de gran tormenta. Eso sugirió la posibilidad de un trasfondo de tipo ritual. ¿Ypor qué elejir las ovejas como blanco de tanto odio?, fue la pregunta obligada,
"Porque podríamos estar frente a un grupo fanático que Odia las clonaciones'', concluyo un investigador. El caso está cerrado. El misterio sigue abierto.


EN MARZO DE 1998,jusTo A UN AÑO DEL ULTIMO DE LOS MISTERIOSOS ATAQUES, 1 UNA SERIE DE RARISIMOS EPISODIOS TUVIERON COMO ESCENARIO AL JARDÍN ZOOLÓGICO DE LA PLATA EN HORAS DE LA NOCHE ALGUIEN, A TIROS DE ESCOPETA, DISIPARO CONTRA PATOS, GANSOS Y COSTOSAS ESPECIES DE FLAMENCOS. EN EL PRIMERO DE ESOS ATAQUES FUERON FUERON MUERTAS ONCE AVES; EN EL SEGUNDO, CINCO;Y EN EL ULTIMO REGISTRADO EL 31 DE MARZO, SIETE MÁS. CINCO FLAMENCOS QUEDARON GRAVEMENTE HERIDOS. Y VOLVIERON A PROYECTARSE LOS INTERROGANTES DI: SIEMPRE ¿QUIEN 0 QUIÉNES ¿POR ¿QUE ¿ACTO RITUAL ¿VEN ¿CONTRA ¿QUIEN ANTE LO OCURRIDO SE ADMITIO QUE. ERA IMPRESCINDIBLE LA NECESIDAD DE AUMENTAR LAS PREVENCIONES Y SE IMPLEMENTO UN SISTEMA DE GUARDIAS, CON POLICIAS A CABALLO Y CON PERROS ADIESTRADOS TANTO DENTRO C-OMO FUERA DEL PREDIO. HASTA EL MOMENTO LOS HECHOS NO FUERON ESCLARECIDOS.


ORIGEN DE DATOS :CRIMENES FAMOSOS POR ENRIQUE SDRECH