Make your own free website on Tripod.com

Principal
Arriba
biografías
inventos
midis


magia


horoscopo

                

 

 

webmaster:
ofelia_trillo@hotmail.com



El Enigmatico Libro de los Muertos

libro de los muertos

tutankamon

 

 

Hermes Trismegisto, "el tres veces grande" autor de varias obras de las que solo se conservan fragmentos, y... que fragmentos... Su nombre siempre envuelto en muchos misterios. Los griegos habian adoptado al dios egipcio THOT en su panteon con el nombre de Hermes. Y según Clemente Alejandrino, Thot escribió cuarenta y dos libros, el ultimo de los cuales data probablemente de la XXVI Dinastia, pero solo se conservan pequeñas partes de estos trabajos.De todos los pueblos de la antigüedad, ninguno manifestó por el misterio de la muerte un interés tan apasionado y exclusivo como el egipcio. En la actualidad se poseen aproximadamente 190 fragmentos de los conjuros que los parientes del muerto colocaban en las tumbas.El rito mortuorio, en las primeras épocas privilegio de los reyes o altos funcionarios, pronto se trasladó a todas las capas sociales: todo ser normal ambicionaba poseer las "Palabras de potencia " es decir las formulas para llegar a ser y devenir un dios, para sobrevivir en la tumba.El Antiguo Egipto estaba fascinado por el Misterio de la Muerte. El Universo todo es un gran sarcofago, inmenso, cosmico. En el centro se encuentra Osiris, muerto y momificado, derrotado por las fuerzas del Mal. Solo los otros dioses actuan, veneran a Osiris, vengan a Osiris, pero son arrastrados por los peligros y a veces "mueren". Las diosas viven sollozando y lamentandose. Una atmosfera lugubre, funeral se extiende sobre " toda la vida egipcia "."El pais y la tierra, se llenarán de extranjeros y no solamente se descuidarán las cosas santas, sino lo que es aun más duro, la religión, la piedad y el culto a los dioses serán prescriptos y castigados por las leyes. Entonces esta tierra , santificada con tantas capillas y templos, quedará cubierta de tumbas y muertos.¿Oh Egipto, Egipto! No quedarán de sus religiones más que vagos relatos en los que la posteridad ya no creerá, y palabras grabadas en piedra que cuenten tu piedad. "

HERMES TRISMEGISTO.