Make your own free website on Tripod.com

Principal
Arriba
 

                

 

 

webmaster:
ofelia_trillo@hotmail.com



HUELLA DE LOS SUEÑOS

 

 

 Sueños en la literatura

 Frases célebres

 Sueños hechos realidad

 

HUELLA DE LOS SUEÑOS

La Huella de Los Sueños

No sabemos adónde van los sueños cuando despertamos pero la fina lluvia de sensaciones vivenciadas mientras soñamos, dejan un eco en todo nuestro ser. En esta sección vamos a dedicarle especial atención a esa huella de los sueños, fuente de inspiración para los creadores y artistas, argumento para la filosofía y móvil consciente e inconsciente de muchas de nuestras acciones cotidianas.

 

FRIEDRICH von HARDENBERG "Novalis", (1772-1801).

Fragmento de su novela: "Enrique de Ofterdingen".

 "...Sean ellos lo que fueren, no hay duda que sus extrañas transformaciones y su naturaleza frágil y liviana, tiene que darnos que pensar. ¿No es cierto que todo sueño, aún el más confuso, es una visión extraordinaria que, incluso sin pensar que nos lo haya podido mandar Dios, podemos verla como una gran desgarrón que se abre en el misterioso velo que, con mil pliegues, cubre nuestro interior? En los libros más sabios se encuentran incontables historias de sueños que han tenido hombres dignos de crédito...Pero, aún dejando aparte estas historias, imaginad que por primera vez en vuestra vida tuvierais un sueño. ¿No es verdad que os maravillaríais y que no permitiríais que se discutiera lo extraordinario de un acontecimiento que para los demás es una cosa cotidiana? A mí el sueño se me antoja como algo que nos defiende de la monotonía y de la rutina de la vida; una libre expansión de la fantasía encadenada, que se divierte barajando las imágenes de la vida ordinaria e interrumpiendo la continua seriedad del hombre adulto con un divertido juego de niños. Seguro que sin sueños envejeceríamos antes. Por esto, aunque no los veamos como algo que nos llega directamente del Cielo, bien podemos ver el sueño como un don divino, como un amable compañero en nuestra peregrinación por la vida."

"Todos los hombres sueñan, pero no del mismo modo. Los que sueñan de noche en los polvorientos recovecos de su espíritu se despiertan al día siguiente para descubrir que todo era vanidad. Más los soñadores diurnos son peligrosos, porque pueden vivir su sueño con los ojos abiertos, a fin de hacerlo posible."
- Lawrence de Arabia

"Todas las cosas se parecen a su sueño"
- Efrain Huerta

"En este mundo de ensueño, cuando alguien cuenta lo que ha soñado, el relato también es solo un sueño"
- Proverbio chino

"Hay días extraños como si uno se despertara después de haber dormido durante años"
- Hugo Betti

"Dormir es necesario. Vivir, no."
- Adagio latino

"Estamos hechos del mismo tejido que nuestros sueños"
- W. Shakespeare

"Bien haya quien inventó el sueño, balanza y peso que iguala al pastor con el rey, al simple con el discreto"
- M. de Cervantes

"No escribo sobre las cosas que he visto, escribo sobre las cosas que he soñado"
- Lord Dunsany

"Dormir es un esfuerzo por desinteresarse"
- Henri Bergson

" ... Y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son"
- Calderón de la Barca

"¿Qué es la vida sino un sueño?"
- Lewis Carroll

"Confiad en los sueños porque en ellos se esconde la puerta de la eternidad"
- K. Gibrán

"Es un remedio (el sueño)que se obtiene sin nada a cambio, sin médicos ni brujería"
- Goethe

"Y si la noche ya no tiene nada que decirte, puedes ir a deshacer la cadena de la tumba"
- Danustza Bytniewski

"Hago mis planes con los sueños de mis soldados dormidos"
- Gengis Khan

"El sueño de la razón produce monstruos"
- Anónimo

"¿Será verdad que cuando toca el sueño con sus dedos de rosa nuestros ojos, de la cárcel que habita huye el espíritu en vuelo presuroso?"
- G.A. Becquer

"El sueño no es más que una muerte breve; y la muerte sólo un sueño prolongado"
- Philip Fletcher

"... Y cayó al sueño del silencio, bajando a tierra funeral con sus raíces"
- Pablo Neruda

"Los sueños son la flor del pensamiento"
- Netzahuartcoytl

"Soy más grande que Dios, y más pequeño que una migaja de pan, que un electrón... ¡soy un sueño!"
- J.T.R.

"A menudo pensáis en la noche y habláis de ella como si fuera la estación del reposo pero, en verdad, la noche es la estación de la búsqueda y del encuentro"
- K. Gibrán

"Somos un poco más nosotros mismos durante el sueño"
- Thomas Browne

Robert Graves, pone en boca del protagonista de "Yo, Claudio", algunos comentarios sobre los sueños proféticos. No tengo mucha fe en los sueños. Atenodoro soñó en una ocasión que había un tesoro en la cueva de un tejón, en un bosque cercano a Roma. Encontró el lugar exacto, que nunca había visitado hasta entonces, y allí, en un talud, había un agujero que llevaba a la cueva. Buscó un par de campesinos que le ayudaron a cavar, hasta que llegaron a la madriguera en la que encontraron una vieja bolsa podrida que contenía seis monedas mohosas de cobre y una moneda falsa, que no alcanzaron para pagar a los campesinos por su trabajo. Y uno de mis arrendatarios, un tendero, soñó una vez que unas cuantas águilas volaban sobre su cabeza y que una de ellas se le posaba en el hombro. La consideró una señal de que un día sería emperador, pero lo único que le sucedió fue que un piquete de soldados de la guardia lo visitó a la mañana siguiente (tenían águilas en sus escudos) y el cabo lo arrestó por no sé qué delito que lo colocaba bajo jurisdicción militar."

 

La realidad de un sueño
- Oneida Lopez.

Hace algún tiempo soñé que iba sentada en el asiento trasero de un carro y delante, junto a un señor que era mi padre iba una hermanita menor. De pronto el señor murió de un ataque al corazón en plena marcha. Desde el asiento trasero me eché hacia delante lo más que pude y guié el carro para la orilla hasta que se fue parando lentamente, salvándome y salvando a la niña. Eso aconteció un sábado en la noche y mi esposo siempre acostumbraba llevarnos a nuestro hijo y a mí, los domingos, a tomar el desayuno a un restaurante. Tomamos el carro y mi esposo puso las noticias, cuando de pronto se escuchó: "Anoche una joven salvó a su hermanita y a ella misma tomando el timón desde el asiento de atrás, cuando su padre murió de repente de un ataque al corazón". Describieron la operación que ella hizo, tal como yo lo había soñado la noche anterior.

 

Una realidad ya soñada
- Ignacio Armero

Un día soñé que me encontraba en un aula al lado de la mesa del profesor y yo miraba a los que se encontraban sentados. Recuerdo en el sueño la disposición de todos los objetos de la sala perfectamente, pero por entonces yo no asistía a ningún tipo de clase ni tenia pensado ser profesor. Pero un par de años después decidí sacarme el carnet de conducir y me dirigí a una autoescuela en la que recibí clases. Un día rellenando unos test, los fui a entregar a la mesa del profesor y desde que me levante, tuve esa sensación de "deja-vü" que dicen los franceses como de haber vivido esa situación antes. En cuanto dejé los papeles y me giré hacia los que estaban sentados, el sueño aquel vino a mí y tomó significado.

Dos años antes había soñado con todo detalle ese momento en la autoescuela. Yo nunca había estado allí antes así que, ¿cómo es posible el lujo de detalles de mi sueño?