Make your own free website on Tripod.com

Principal
Arriba
 

                

 

 

webmaster:
ofelia_trillo@hotmail.com



GUERREROS DE ARCILLA

ir a muralla china

 

Como ha sucedido varias veces en la historia, fue el azar el que intervino para revelar uno de. los hallazgos arquoelógicos más importantes del-sigló XX: los Guerreros de Terracotá.En 1974, unos agricultores que estaban cavando un pozo en las cercanías de Xi'an (capital de la provincia de Shaanxí, al sudoeste de la actual capital Beijing), descubrieron un extraordinario ejército de soldados de terracota que estaban enterrados en un lugar próximo a la tumba del primer emperador chino. Eran figuras de tamaño natural y se sabe que fueron hechas con arcilla de la región. No hay dos caras iguales, cada una es un retrato personal y cada cuerpo se hizo por separado, lo que habla del extraordinario homenaje que las dinastías de esa época le brindaban a sus súbditos y a sí mismos. Al primer emperador, Qin Shihuang, cuyo mausoleo aún sin excavar se encuentra debajo de una colina a dos Icilómetros del lugar, se le adjudica esta obra monumental. Segán los documentos históricos, el mismo mausoleo estaba lleno de modelos de palacios y una China en miniatura. EI,hallazgo de ese recinto de Qin Shihuang y los fosos en donde fueron enterrados los soldados de terracota confirmó la extraordinaria riqueza de esa civilización del siglo 3 Antes de Cristo aunque también la megalomanía del hombre que tenía las riendas del Imperio. Mientras se investiga la forma de excavar ese mausoleo sin dafiar los objetos, los expertos trabajaron arduamente en rescatar ese ejército de maravilla que había permanecido enterrado por 1.200 años.Los viajeros pueden visitar el foso 1, el más grande, en el que los soldados están de pie (hay otros que están arrodillados), en formación militar de orden de infan. tería, mirando hacia el este. Llevan armadura pero no casco. Hay otros sin annadura que son los soldados de infantería. Ahora se sabe que también llevaban armas de bronce y que probablemente fueron saqueadas por tropas rebeldes.
El foso 2 contiene una unidad de caballería y carros de guerra; el 3 detenta 68 guerreros y numerosas armas de bronce. Los arqueólogos comprobaron que las estatuas tienen las piernas macizas pero los torsos son huecos. Las manos y las cabezas se afiadieron más tarde, y los detalles individuales como las barbas y las orejas fueron los últimos en esculpirse, antes de pintarlas de vivos colores. Se ignora por qué se hizo un trabajo tan elaborado aun que una teoría dice que las diferentes caras, muchas de las cuales pertenecen a razas minoritarias, constituyen una celebración de la unificación de China. Lo cierto es que el hallazgo de los campesinos chinos de 26 años atrás resulta una muestra más -al igual que La Muralla China o La Ciudad Prohibida- de la aspiración a la eternidad de esas dinastías.





GUERREROS DE ARCILLA