Make your own free website on Tripod.com

Principal
Arriba
biografías
inventos
midis


magia


horoscopo

                

 

 

webmaster:
ofelia_trillo@hotmail.com



ESPARTACO

 

 

ESPARTACO

coliseo

coliseo

espartaco

espartaco

gladiadores

coliseo

Entre los años 73 y 71 antes de Cristo, un esclavo de origen tracio (región ubicada en los Balcanes, a orillas del Mar Negro) puso en jaque a la poderosa Roma. Después de huir con otros setenta gladiadores que combatían en el circo de Capua para regocijo de un público Sediento de sangre, Espartaco encabezó una rebelión que llegó a reunir más de cien mil hombres. Saqueó ciudades y
venció varias veces a las legiones romanas demostrando ser un hábil estratega, hasta que finalmente fue vencido atravesado por decenas de lanzas.
Los gladiadoresres cotizo Espartaco, debían luchar en el circo contra leones- y otro tipo de animales, como toros y panteras. También debían combatir entre ellos , matarse unos a otros.
Después de una de sus victorias, los hombres de Espartaco obligaron a los romanos cautivos a lucbar corno gladiadores en la arena, mientras ellos miraban desde la tribuna,

HACIA LA LIBERTAD!

Las victorias de Espartaco iban corriendo de boca en boca entre los esclavos, quienes huían de sus amos para sumarse al ejército del tracio. Además de luchar por su libertad, lo esclavos tenían otro incentivo: Espartaco repatía los botines en partes iguales. Pero, ¿qué clase de ejército era aquél? Uno feroz y valiente, pero sumamente indisciplinado. Espartaco sufrió varía-, veces importantes deserciones, sobr todo de los esclavos galos, quienes querian atacar Rorna a toda costa pese a los consejos más sabios y moderados del tracio, que sabía de inutilidad de esa empresa.
el Coliseo romano, donde luchaban los gladiadores. En un escenario parecido pero en Capua (más al sur) peleaba Espartaco

EL FINAL

La acción combinada, primero de Craso y luego de Pompeyo (arriba), consiguió empujar a las tropas de Espartaco al sur de Italia. El plan del jefe de los esclavos era huir de Italia con sus hombres para recobrar la libertad, pero fue vencido finalmente en Apulia. Sesenta mil esclavos murieron -entre ellos Espartaco- y seis mil fueron crucificados.