Make your own free website on Tripod.com

Principal
Arriba
biografías
inventos
midis


magia


horoscopo

                

 

 

webmaster:
ofelia_trillo@hotmail.com



BOADICEA

 

 

BOADICEA

escultura

escultura

escultura

boadicea

fresco

En el primer siglo de nuestra era hubo una mujer que desafió el poder de Roma y
mantuvo en jaque a sus legiones durante dos largos años (60 y 61): Boadicea, reina
de los icenios, un pueblo británico de origen celta. Viuda del rey Prasutag, encabezó la rebelión de su pueblo contra los conquistadores cuando aquellos no sólo la ignoraron como heredera del trono sino que la despojaron de sus tierras y la azotaron en público. Al frente de cien mil soldados campesinos destruyó tres colonias romanas y por poco no expulsó a los invasores de las islas. Antes de cada batalla, Boadicea se paseaba en su carro delante de sus tropas arengando a sus guerreros con encendidas palabras de venganza. El ejército de Boadicea era más numeroso que el romano (en relación de 10 a 1) pero era indisciplinado v contaba con armas de calidad inférior. La lucha entre los icenios y los romanos era a muerte: no se tomaban prisioneros y se mataba hasta a los caballos y los animales de carga. 

LAs BATALLAs

Los icenios como todos los pueblos britanos, creían en las señales divinas que enviaban determinados animales antes de las batallas. Boadicea, antes de emprender su lucha, dirigió un discurso a sus hombres mientras dejó escapar de entre sus ropas a una liebre que se dirigió en la dirección que indicaba la victoria. Estimulados por ese pronóstico, se inició la marcha de los icenios quienes saquearon y, destruyeron las colonias romanas de Camulodunum, Londinium (Londres) y Verulamium. La aventura terminó cuando enfrentaron a los legionarios de Seutonio en una feroz batalla donde murieron 80.000 icenios y sólo 400 romanos. Se cree que Boadicea se suicidó junto a sus hijas.